Estreno del FICUNAM

"Destello bravío": un retrato de la resistencia y el emparamiento femenino  

"Destello bravío", de la cineasta española Ainhoa Rodríguez, llega a México como parte del FICUNAM; con actores no profesionales, retrata la lucha de un pueblo perdido en el tiempo contra el mundo global

destello
Fotograma de "Destello Bravío", película de Ainhoa Rodríguez que estrena en el FICUNAMEspecial
Por:
  • Raúl Campos

La cineasta y docente Ainhoa Rodríguez vivió durante nueve meses en el poblado de Tierra de Barros, en España, forjando una relación de confianza e intimidad con sus habitantes, para así conocer sus historias, malestares y anhelos. Todo eso lo condensó en “Destino bravío”, su ópera prima, con la cual hace un retrato de cómo los habitantes de un poblado rural y aislado en el tiempo se enfrentan con la globalización, al mismo tiempo que se aferran a su estilo de vida y buscan un sentido a la existencia.

Estrenado en el Festival Internacional de Cine de Róterdam, “Destino bravío” llega a México como parte del Festival Internacional de Cine de la UNAM (FICUNAM) y puede ser visto desde este 26 de marzo, durante 36 horas, por la plataforma Cinépolis Klic.

En entrevista con La Razón, Ainhoa Rodríguez detalló cómo fue su proceso de trabajo con los pobladores de Tierra de Barros, lugar al que llegó sin conocer a nadie y en el que impartió un laboratorio cinematográfico en el cual sacó a la mayoría de los protagonistas de su película, todos actores no profesionales. Además, compartió cómo el proceso de trabajo con sus actrices suscitó un empoderamiento en ellas y habló de la importancia de retratar la sexualidad de la mujer madura.

Ainhoa RodríguezEspecial

¿Por qué quisiste trabajar con actores no profesionales? Tenía muchísimas ganas de hacer mi primer largometraje con no actrices, porque ya había trabajado con gente así y me parece algo muy estimulante, donde la materia prima es auténtica; además, la película es un regresar a mis orígenes y una búsqueda de identidad en un mundo globalizado, con perspectiva personal.

¿En qué sentido los actores no profesionales son más auténticos? Son muy auténticos, especialmente cuando son personas mayores, pues tienen una cierta ingenuidad ante lo fílmico, por lo que se prestan al juego de mezclar su vida personal con el de la creación. Eso no te pasa con los profesionales, porque son conscientes de lo que están haciendo.

Fotograma de "Destello bravío"Especial

¿Es complicado trabajar de esta manera? Implica dedicarles mucho tiempo y cariño para que comprendan lo que se va a hacer, además de adecuar el personaje a sus características, hasta que les quede como un guante.

¿Qué tanto de los personajes originales que escribiste hay en película y cuánto son los actores en sí? Fui construyendo el guion viviendo en el pueblo, Tierra de Barros en Extremadura; conociendo a los personajes que lo iban a representar. La mayoría están creados con base a las vidas que me encontré, por lo cual con el trabajo no sabes dónde se van marcando los límites, dónde inicia lo real y la ficción. Incluso de los mismos castings surgían elementos que tomé.

¿Por qué quisiste hablar acerca de la resistencia de lo tradicional ante lo global? Los personajes de la película son los habitantes de un pueblo de la españa rural que está suspendido en el tiempo; la gente joven se va a estudiar y trabajar fuera, los niños no nacen ahí y sólo se van quedando las personas de edad avanzada; es ver cómo ellos se enfrentan al cambio y se aferran a la vida como la conocen. Es doloroso ver cómo la vida que tú conoces está sucumbiendo ante la globalización.

“Destello bravío” reivindica una mirada personal, desde lo local, que se suma a los relatos homogéneos del cine industrial que nos devora y nos influye. Por ejemplo, cuando le pregunté a las mujeres su película preferida, una de las que salió más veces fue “Pretty Woman”; o sea, ¿qué tiene que ver su mundo con Julia Roberts interpretando a una prostituta siendo rescatada por un millonario?

Ese tipo de cine industrial llega a todos lados y por eso es importante hacer filmes desde una trinchera personal y local, porque es la forma de no perder nuestra alma, cultura e identidad.

¿Cómo fue el proceso de trabajo con los actores? En los castings lo que hacía era preguntarles sobre su vida y de ello iba sacando las partes que me iban interesando; las historias que más me marcaron las rescaté para meterlas en el guion.

En ese pueblo no conocía a nadie cuando llegué, y la forma de introducirme en él fue hacer un laboratorio de mujer y miradas narrativas con un grupo de mujeres; gran parte de ese grupo forma parte de la película.

Póster de "Destello bravío"Especial

Desde el primer día que ensayamos vi que todas tenían este interés de la búsqueda de su propio espacio sexual y su placer. Todo se hizo en un espacio de confianza y generosidad por parte de ellas, y es increíble que señoras mayores que no se atrevían ni a hablar en público se entregaron de esta manera a la cámara.

Uno de los temas principales de la película es la visibilización del deseo y placer femenino, como fuerza poderosa, tanto en el relato fílmico como socialmente; aquello que los medios de comunicación y el cine no abordan y por ende es invisibilizado. La sexualidad de una mujer en la edad madura y la vejez es un temazo que se tiene que tratar.

¿Dirías que participar en el proyecto empoderó a tus actrices? Sí, lo he visto delante de mis ojos: son mujeres que no bailaban en una plaza pública y que iban calladitas, pero que ahora han logrado exteriorizar y reivindicar el autoplacer, y esa es una cosa que ha salido de ellas… una liberación en conjunto

¿El público mexiano se sentirá identificado con “Destello bravío”? Lo que retrata sucede en muchas comunidades del país La película trata temas universales, como la búsqueda de identidad, la globalización, la pérdida del universo tradicional, las herencias patriarcales y la necesidad de encontrarle un sentido a la vida; cosas que ocurren en cualquier sitio, desde Nueva York hasta Madrid. Y con el público mexicano, por las conexiones culturales que tenemos, sé que van a sentirse muy conectados con la cinta, tendrán una comprensión a nivel emocional muy interesante.