Disponible en Netflix

“Freaks: eres de los nuestros”: otra genérica película de superhéroes

El filme sigue los pasos de una chica cuyas habilidades extraordinarias se han mantenido inhibidas durante años; le falta originalidad y contundencia

freaks-youre-one-of-us
Imagen promocional de la películaEspecial
Por:
  • Jesús Chavarría .

“Freaks: eres de los nuestros”, producción alemana recién estrenada por Netflix, nos lleva a seguir los pasos de una chica cuyas habilidades extraordinarias se han mantenido inhibidas para que pueda integrarse a la sociedad y supuestamente no represente ningún peligro, hasta que un día, gracias a un peculiar indigente, hace conciencia de tal circunstancia y decide cambiarlo todo.

Resulta tan evidente la intención de la producción de ofrecer un acercamiento alternativo al concepto del superhéroe, como su reticencia a correr cualquier tipo de riesgos, lo cual redunda no sólo en una enorme falta de originalidad, sino también de contundencia. Salvo por su inicio, que llega ser algo intrigante, al apostar por una mezcla de cierta sordidez y desencanto, con la nostalgia de las referencias musicales de finales del siglo pasado.

Poco o nada puede ofrecer “Freak: eres de los nuestros” más allá de secuencias de tensión mínima y algunos momentos simpáticos, estos últimos cortesía de quien habrá de convertirse en el antagonista. Los convencionalismos son aquí la constante a la hora de resolver cada una de las situaciones que resultan del choque de las implicaciones que acompañan los superpoderes, con la vida marital y el estatus laboral, dentro de un relato que podría haber sido interesarte, pero que nunca logra despegar del todo.

Aún así, se pueden rescatar algunos apuntes, como el hecho de que la protagonista pase sus días entre un trabajo sin futuro y la vida como esposa y madre, un rol poco usual en este tipo de propuestas, además del discurso acerca de la clasificación clínica como una forma de estigmatización y control social, que acompaña la conspiración incluida.

Tampoco se puede ignorar la solvencia de la ejecución, a pesar de lo limitado de los recursos, y el espíritu de cine independiente que lo impulsa todo, amén del innegable compromiso que lucen los actores en sus interpretaciones.

Son estos elementos precisamente, los que le permiten a “Freaks: eres de los nuestros”, de Félix Binder —“Club der roten Bänder” (2019)—, salvarse de la quema y evitar el humor involuntario, pero por desgracia no le alcanzan para convertirse al menos en una curiosidad, quedándose solo como un producto más de mero entretenimiento.