Filme se estrena hoy

Free Guy, una aventura dentro del universo gamer

La cinta protagonizada por Ryan Reynolds está inspirada en Grand Theft Auto y Fortnite; es una sátira de la sociedad actual

20
Ryan Reynolds, dando vida a Guy en la película.Foto: Disney Company
Por:
  • Adriana Góchez .

La película Free Guy: tomando el control, a través del mundo gamer, hace una sátira de las sociedades ultraviolentas, afirmó a La Razón Ethan Tobman, diseñador de producción del filme protagonizado por Ryan Reynolds.

El largometraje, que llega hoy a los cines de México, aborda la historia de Guy (Ryan Reynolds), un cajero de banco que descubre que en realidad es un jugador secundario de un videojuego de mundo abierto y decide transformarse en héroe.

“Los videojuegos que nos inspiraron son Grand Theft Auto, que es, al mismo tiempo, desenfrenado y violento, tiene esta ciudad hiperrealista; Red Dead Redemption, el cual es muy cinematográfico; y Fortnite, que es interactivo y multiplataforma, puedes cambiar de armas y hacer acrobacias de formas muy interesantes.

“Jugamos con la idea de que los videojuegos son hiperviolentos, porque lo son, pero también con este aspecto de que las sociedades se vuelven ultraviolentas. Las cajitas felices en los restaurantes de comida rápida en Free City, traen granadas y rifles automáticos para acompañar. Todos podemos identificarnos con la idea de que somos engranes en una máquina y es ahí donde creo nos reflejamos en un nivel más humano”, compartió Tobman.

Jugamos con la idea de que los videojuegos son hiperviolentos, porque lo son, pero también con este aspecto de que las sociedades se vuelven ultraviolentas; hacemos una sátira de esto

Ethan Tobman, Diseñador de producción

En Free Guy: tomando el control, dirigida por Shawn Levy, los sucesos se desarrollan en dos mundos: el real y el que se encuentra dentro del videojuego. Para crear estas atmósferas, el rodaje se realizó en Boston y después se concibió todo lo que en el filme ocurre desde la ficción.

“Una cosa muy importante desde el principio fue crear dos mundos diferentes. El que es fuera del videojuego, que es sucio y húmedo, llueve y es muy gris. Y el que está dentro de Free City, el cual es simétrico, está saturado de colores pastel, todo está limpio y nunca llueve. No hay nada sucio ahí. Así evitamos la confusión entre mundos y nos divertimos saltando de uno a otro con gran variedad visual”, detalló.

Tobman señaló que también la cinta está inspirada en el filme The Truman Show: historia de una vida, en la que el personaje principal está dentro de un programa de telerrealidad sin saberlo.

“Está inspirada en The Truman Show y sin duda también en Being There. Creo que Ryan Reynolds, al comienzo del rodaje, dijo que este personaje era su Chauncey Gardiner, que desarrolla empatía y un gran éxito. Sin embargo, creo que lo diferente de nuestra película es que es un concepto muy elaborado, pero los momentos pequeños, entre nuestros protagonistas, son increíblemente humanos”, aseguró.

UN ACTOR TODOTERRENO

En el largometraje, Ryan Reynolds, además de ponerle un toque de humor a la historia, hizo las escenas de acción, no requirió dobles.

“Las secuencias de acción las hizo él, porque podía realizarlo. Aprende muy rápido. Para muchas de las escenas de pelea, prácticamente ya venía ensayado. Trabajaba con Jodie Comer (Millie), ensayaba con los dobles y el equipo de acrobacias”, detalló en entrevista Chris O’ Hara, stunt coordinator del largometraje.

  • El dato: En el largometraje aparecen en cameos Imane “Pokimane” Anys, Lannan “LazarBeam” Eacott y Seán William “Jacksepticeye” McLoughlin.