404 Not Found

404 Not Found


nginx

Viernes 4.12.2020 - 04:47

Símbolo de la contracultura

John Lennon: 80 años del exBeatle pacifista y rebelde

Fue autor de algunas de las piezas melódicas más celebradas y recordadas del siglo XX; ponderó la paz, la libertad sexual y el amor libre

LENNON 1
John Lennon este 9 de octubre cumpliría 80 años.Gerardo Núñez/La Razón
Por:

John Winston Lennon (Liverpool, 9 de octubre de 1940-Nueva York, 8 de diciembre de 1980): músico, multiinstrumentista, escritor, dibujante, pacifista, actor, vocalista y compositor británico de rock, miembro de la banda británica The Beatles, en la que tocaba la guitarra rítmica, cantaba y componía gran parte de las letras, junto a Paul McCartney. Fue autor de algunas de las piezas melódicas más celebradas y recordadas del siglo XX. Manifestó en muchas de las canciones que rubricó, una explícita posición contra la guerra, las injusticias sociales y a favor de la paz.

Nacido en Liverpool durante un bombardeo de punición de la Fuerza Aérea nazi: la batalla de Bretaña había culminado recientemente, pero la guerra con Alemania estaba lejos de su fin. El viernes 9 de octubre, el intérprete de “Woman” cumpliría 80 años de edad.

Los primeros años de existencia de John fueron embarazosos. Su padre trabajaba fuera de la ciudad en prolongada estancia en un barco: no tuvo presencia en la formación infantil del hijo. Cuando John cumplió cinco años, su madre revirtió casarse con un hombre que no deseaba criar a un hijastro: el niño fue puesto al cuidado de una tía, de quien John recordaría siempre que le compró una armónica. Alumno bullicioso, era a menudo díscolo en las clases; ridiculizaba a los profesores, muchos se negaban a aceptarlo como estudiante. En los años iniciales de la adolescencia se hizo, nadie sabe cómo, de una guitarra: pasaba horas pulsando las cuerdas. “John, la guitarra está muy bien, pero nunca te ganarás la vida con ella”, le advertía la tía reiteradamente.

Apasionado por la música, antes de The Beatles fundó The Quarrymen y John & The Silver Beetles, en las que estuvo acompañado por amigos escolares. En 1957, mientras tocaba para una banda que había formado para la escuela, conoció a Paul McCartney: simpatía inmediata la cual deriva en una suerte de ‘sociedad espiritual’ para componer canciones.

EL INICIO DE LA BEATLEMANÍA

Inicio de una aventura histórica: Paul se une a la banda, más tarde lo hacen George Harrison (guitarra) y Ringo Starr (baterista), en sustitución de Pete Best. El nombre del grupo tiene varias mudanzas: de John The Silver Beetles a John Silver The Beatles y posteriormente —uniendo el anterior de Beetles (‘escarabajos’) con la palabra beat (‘ritmo, pulso’), germina el nombre con el que pasarían a la historia, The Beatles. Lennon y McCartney comienzan a escribir canciones en dupla. A los 18 años de edad, Lennon escribe su primer tema, “Hello, Little Girl”, el cual llega al Top 10 del Reino Unido cuando fue lanzada por The Fourmost, cinco años después.

“Love me do”, año 1962: inicio del éxito en Inglaterra. 1963: primer fonograma del cuarteto: Please, please me. Más tarde, en ese mismo año: Whith The Beatles, álbum que conquista el mercado estadounidense. Éxito tras éxito la agrupación se impone con varios ‘números uno’ en la radio. Lennon y Paul McCartney: espíritu creativo del grupo por la cantidad de composiciones de alta calidad que crean. Entre las placas que grabaron destacan Help (1965), Revolver (1966), Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967), Abbey Road (1969). Viajes por todo el orbe con popularidad sorprendente y enorme influencia no sólo en la música popular sino también en el comportamiento de la juventud.

SÍMBOLO DE LA CONTRACULTURA SESENTERA

Con el edicto "Make love Not War", su postura iconoclasta, adhesión a una cierta anarquía no violenta, la preocupación por el medio ambiente y el rechazo a la concepción mercantil y materialista de la vida, The Beatles —bajo el liderazgo de Lennon— con sus estrafalarias actitudes, música "sicodélica" y extraña forma de vestir protestan a su manera contra el establishment, los convencionalismos sociales, la violencia, la guerra, la discriminación de las minorías, la lujuria consumista, el lujo y los falsos valores de la sociedad capitalista.

Ponderaron la paz, la vuelta a la naturaleza, la defensa del medio ambiente, la austeridad, la libertad sexual, el amor libre y la emancipación femenina. Los festivales populares de música se extendieron por todas partes. Aún se recuerda el impactante concierto de los Beatles en la calle Groffefreiheit del barrio St. Pauli de Hamburgo en abril de 1962. En todos esos actos, John Lennon juega un papel protagónico.

Los protagonistas y ejecutores de esas contraculturas —beats, beatniks, yippies, hippies, punks, zippies y otros grupos radicales— aparecieron como expresión de rechazo de los jóvenes contra la sociedad de consumo, el adoctrinamiento, convencionalismos, mojigatería y tabúes sociales. Años después, con la desclasificación de documentos, se supo que John Lennon había estado en los objetivos de la CIA por sus acciones contestatarias y su vínculo con la "nueva izquierda norteamericana” de aquellos años. Tanto los Beatles como a los Hippies se identificaron por el lenguaje, la indumentaria y el afán ruidoso de mantener y profundizar sus diferencias con la cultura oficial. Proclamaron el derecho de cada persona a llevar la vida a su manera, la independencia y rechazo de las apariencias y ostentaciones de la sociedad burguesa y la prioridad y trasposición de los valores espirituales.

80 años del nacimiento de LennonGerardo Núñez/La Razón

UN ACTIVISTA QUE MOLESTÓ A NIXON

Lennon manifestó un carácter revolucionario y una imaginación irónica en su música, el cine, la literatura y el dibujo. Sus declaraciones y entrevistas no gustaban al gobierno estadounidense. Hombre polémico en un activismo constante a favor de la paz. En 1971 se mudó a Manhattan, donde su oposición a la guerra de Vietnam dio lugar a numerosos intentos por parte del gobierno de Richard Nixon de expulsarlo del país; mientras, sus canciones eran acogidas como himnos por el movimiento contra la guerra y la contracultura.

Demostró un carácter rebelde y un ingenio mordaz en su música, el cine, la literatura y el dibujo, así como en sus declaraciones en conferencias de prensa y entrevistas. Además, la controversia lo persiguió debido a su constante activismo por la paz junto a su esposa Yoko Ono. En 1971 se mudó a Manhattan, donde su oposición a la guerra de Vietnam dio lugar a numerosos intentos por parte del gobierno de Richard Nixon de expulsarlo del país; mientras, sus canciones fueron adoptadas como himnos en los espacios de la contracultura y los movimientos contra la guerra.

SU CARRERA EN SOLITARIO

Cuando The Beatles se desintegra a finales de los años 60, Lennon inicia una carrera en solitario en la que grabó John Lennon/Plastic Ono Band (1970) e Imagine (1971), y da a conocer canciones como “Give Peace a Chance” e “Imagine”. Expresión de sus ideas liberales y pacifistas. Después de contraer matrimonio con Yoko Ono en 1969, cambió su nombre al de John Ono Lennon. Se retiró de los escenarios musicales en 1975 para dedicarle más tiempo a su pequeño hijo Sean.

Álbumes icónicos.Gerardo Núñez/La Razón

En 1980, Lennon saca a la venta su tan esperado regreso, Double Fantasy. Fue tal el éxito que retornó a los estudios para grabar un segundo álbum: Milk and Honey. Sin embargo, la faena y la vida de Lennon se verían interrumpidos por azares funestos: el 8 de diciembre de 1980 lo aborda un joven, Mark Chapman, afuera del lujoso edificio de apartamentos en Nueva York donde vivía, quien le pidió firmara una copia del álbum. Sin prestar atención al admirador, que traía bajo el brazo un ejemplar de  El  Guardian en el trigal, la exitosa novela de Salinger: Lennon siguió en su rutina. Fue alcanzado luego por la espalda por cuatro de las ocho balas disparadas por el fanático.

Terminaba así la vida de uno de los músicos más influyentes de la música popular del Siglo XX, elevado por sus seguidores a la categoría de mito, y al que en años posteriores se homenajeó en cientos de tributos. Hoy tendría 80 años: sabe Dios cuántas cosas más nos habría dado. Cuántas canciones más, cuánto amor más. ¿Cuántas melodías más desplegadas sobre las estaciones? Sabe Dios.

¿Dónde se encuentran sus restos?Gerardo Núñez/La Razón

AG