Martes 20.10.2020 - 12:38

Se sincera con sus fans

¿Cuáles son los 10 defectos que Yalitza Aparicio odia de sí misma? ella los revela

La nominada al Oscar compartió que odia ser sobreprotectora, tímida y distraída, entre otras cosas; señala que la gente debe de dejar de juzgar al prójimo

yalitza
Yalitza AparicioEspecial
Por:

Yalitza Aparicio se sinceró con sus seguidores y confesó cuáles son los aspectos que odia de sí misma.

Esto lo realizó en el video más reciente de su canal oficial de YouTube, en el cual aseguró que es muy sencillo señalar a los demás sin que uno se dé cuenta que eso que le molesta del otro es el reflejo de uno mismo.

“Es difícil voltear a vernos al espejo y reconocer nuestros defectos, pero el ejercicio es importante para crecer como personas y dejar de juzgar a los demás”, dijo la nominada al Oscar.

Estas son las cosas que Yalitza odia de sí misma:

Sobreprotectora: “debe llegar un punto en tu vida donde debes de entender que las personas deben de tomar su propio camino”

Apegada a las cosas: “soy muy aprehensiva, por lo tanto si hay algo que me regalaron de hace años o una prenda, lo guardo porque digo que en algún momento lo voy a usar y lleva años en el baúl”.

Perfeccionista: “en la vida no todo es perfecto, pero cuesta aprenderlo, las cosas se van dando poco a poco, vivir así no te hace disfrutar el momento”.

Detallista: “con las cosas que hago me encanta ver cada elemento que lo conforma y que quede a la perfección”

Inseguridad: “soy muy insegura, cada paso que doy me lleva a pararme un momento y decir ‘es lo correcto, no es lo correcto, qué voy a hacer’”

Tímida: “actualmente logro desenvolverme más con las personas, pero sí me cuesta, esto ha provocado que mi círculo de amistad sea muy reducido, odio no ser tan sociable.

Desorganizada: “cuando se trata de trabajo trato de que todo esté perfecto, así como soy en el trabajo quisiera ser en mi vida personal”.

Exigente con la puntualidad: “hay que ser flexibles y comprender la situación de las otras personas, surgen cosas en el camino que no están en tus manos”.

No poder darle tiempo a sus hobbies: “me encanta pintar, leer, escuchar a mis amigos, he estado tan sumergida en el trabajo que a ninguna de estas cosas les he prestado atención, llevo tiempo que no tomo un libro y estoy odiando de mí haber abandonado la lectura”.

Distraída: “puedo estar concentrada en la plática de una persona, pero si hay algo que me llama la atención enseguida volteo y es como que mi mente viaja a lo que estoy viendo y a lo que estoy imaginando”.