Exigen justicia tras “calvario”

Acusan extravío de cuerpo de enfermera que falleció por COVID

En Zacatecas familia señala que al tratar de identificarla se dieron cuenta que no era ella; denuncian que les intentaron entregar unas cenizas sin identificar

Traslado féretros
Personal de servicios funerarios traslada el cuerpo de un paciente que falleció por COVID-19.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • La Razón Online

Familiares de una enfermera que falleció por COVID-19 en Zacatecas denunciaron que en el hospital intercambiaron los cuerpos y el de Yessenia no ha sido localizado.

Con el hashtag #JusticiaParaYessi relatar el "calvario" que han sufrido tras la muerte de la empleada del sector salud, quien perdió la batalla contra el coronavirus el pasado 26 de julio.

A la fecha no les han entregado el cuerpo, pues cuando “un familiar acudió a reconocerme se llevó la sorpresa de que mi cuerpo estaba desaparecido”, así explicaron en una cuenta de Facebook con el nombre de la víctima; incluso algunos medios señalan que en el anfiteatro había tres cuerpos de mujeres, pero ninguno era el de Yessenia.

Señalaron que pese a que se identificó que no era el cuerpo de la enfermera y no les volvieron a pedir que identificaran otro, en el hospital presuntamente les quisieron entregar unas cenizas, pese a que ellos no autorizaron la cremación de su familiar. Una de las versiones apunta a que este proceso fue autorizado por otra familia pensando que la víctima era su pariente.

Mi familia está viviendo un gran calvario, no saben dónde estoy, soy como una hija perdida. Mi familia quiere justicia, ¿a quién le van a llorar?

Asimismo,  cuestionan la falta de control ante la pandemia, pues posiblemente el cuerpo de su hermana, a quien recuerdan como una mujer dedicada a su labor, o sus cenizas fueron entregados a otra familia, mientras que el cuerpo de ese familiar continúa en las instalaciones del sector salud; por ello, hicieron pública la situación para evidenciar un caso de negligencia en los protocolos aplicados para la entrega de cadáveres.

En menos de un día que lleva la publicación, ésta ya ha sido compartida más de dos mil veces.

En tanto, decenas de personas les han expresado su pésame y consternación por el hecho que califican en su mayoría como irresponsable, pues además se trata de un empleado; incluso algunos relataron que han enfrentado situaciones similares durante o previo a la pandemia.

srv