Explosivo se entregó por medio de repartidores

Adeudo millonario motivó bomba en Salamanca, dice FGJE

Detienen a dos autores materiales e intelectuales del homicidio; detonaron regalo explosivo a 12 km de distancia; eran exsocios de restaurantero que murió

Las personas detenidas fueron identificadas como Georgina “N” y Eduardo “N”.
Las personas detenidas fueron identificadas como Georgina “N” y Eduardo “N”.Foto: Especial
Por:
  • La Razón Online

El artefacto explosivo que provocó la muerte al empresario restaurantero Mauricio Romero y a uno de sus socios afuera de su restaurante en Salamanca, fue creado de manera artesanal, detonado a distancia y tuvo como móvil una presunta deuda “millonaria”, indicó ayer el Gobierno de Guanajuato.

La Fiscalía General del Estado confirmó la detención de dos personas por su presunta responsabilidad como autores materiales e intelectuales del hecho que conmocionó a trabajadores del sector restaurantero del estado.

En rueda de prensa este jueves, el fiscal Carlos Zamarripa detalló que los detenidos fueron identificados como Georgina “N” y Eduardo “N”, quienes conocían a Mauricio Romero, dueño del restaurante Barra 1604, y quien perdió la vida en el ataque.

De acuerdo con las indagatorias, la relación entre el dueño del restaurante y los dos responsables “se alteró” por negociaciones comerciales y adeudos millonarios.

“Existió una sociedad entre ellos, no podemos decir si formal, pero tenían una relación comercial para llevar a cabo el inicio del negocio de un restaurante”, detalló el fiscal, quien relató que los implicados viajaron con el paquete a bordo de un taxi, desde Cortázar hasta el municipio de Salamanca, distantes entre sí unos 40 kilómetros.

Posteriormente, Georgina “N”, desde un domicilio en la avenida Constituyentes, a unos 12 kilómetros de donde fue el ataque, solicitó vía mensaje de WhatsApp el servicio de envío del artefacto explosivo, el cual iba embalado en una caja de madera.

La mujer entregó la caja a los repartidores, quienes hicieron la entrega en motocicleta, y les solicitó “específicamente” hacer la entrega al dueño del restaurante y “tener cuidado” con el paquete.

Las investigaciones determinaron que el explosivo fue elaborado de manera artesanal y fue accionado de manera remota, cuando llegó a manos de la víctima, provocando la muerte inmediata de dos hombres y lesiones en las personas que se encontraban cerca, incluido al repartidor, cuyo teléfono fue una pieza indispensable para la investigación.

El fiscal detalló que, aunque el dispositivo móvil quedó fue dañado por la explosión, se lograron recuperar los mensajes que permitieron dar con quien había solicitado la entrega.

El fiscal guanajuatense descartó que el atentado tenga relación con el crimen organizado, pues explicó que los implicados no tenían antecedentes penales, además de tratarse de un ataque directo contra el restaurantero.

Más temprano, al informar que ya había detenidos por este hecho, el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, reiteró que se trató de un acto dirigido y resaltó que las indagatorias condujeron a los responsables del hecho en menos de 72 horas.

Durante un evento público, el mandatario estatal aseguró que una de las prioridades de su Gobierno es prevenir los delitos y garantizar la seguridad de los guanajuatenses.

“Es complicado a veces evitar estos lamentables acontecimientos; vamos a tratar de prevenirlos, pero una vez que suceden, tenemos que actuar con la fuerza de contundencia que demanda la ciudadanía”, advirtió.

KEFS