La prioridad será apoyar a la gente de escasos recursos, dice

"Buscamos ser aliados de inversionistas"

El aspirante a la gubernatura de Sinaloa señala que acelerará las exportaciones a EU con carreteras; va por instalar molinos para detonar la agroindustria

Rubén Rocha Moya, candidato al gobierno de Sinaloa, en imagen de archivo.
Rubén Rocha Moya, candidato al gobierno de Sinaloa, en imagen de archivo.Foto: Especial
Por:
  • José Gerardo Mejía

Ante el reto de disminuir los índices de marginación y pobreza en Sinaloa, el candidato de Morena y el Partido Sinaloense (PAS) a la gubernatura de Sinaloa, Rubén Rocha Moya (RRM), se comprometió a retomar y reforzar programas federales para apoyar con recursos desde el inicio de su Gobierno.

En entrevista con La Razón dijo que para combatir el crimen organizado y garantizar la seguridad pública de la ciudadanía, se apegará a los lineamientos de la Estrategia Nacional de Seguridad, con la depuración de las policías locales como prioridad.

Consideró que, a partir de noviembre, mes en el que asumirá el cargo en caso de ganar las elecciones del próximo 6 de junio, comenzará a gobernar en una etapa post pandemia en México, que permitirá tener días con medidas más flexibles para reactivar la economía y dar certidumbre a la inversión.

P: ¿Cuál es el principal reto, o los principales retos en Sinaloa?

RRM: Es la marginación y pobreza en la que están distintos sectores vinculados a la producción; esto, a pesar de que somos el granero de México y tenemos una importante producción pesquera, por lo que los apoyos llegarán directamente a quienes más lo necesitan, a los pescadores, a los campesinos, a todos los que busquen aportar con su trabajo hay que impulsarlos. Aquí hay un alto índice de marginación, tenemos un alto índice de pobreza —los municipios más pobres de Sinaloa son Badiraguato y Cosalá, con un 43 por ciento—, y lo que tenemos que hacer como acción principal es particularmente enfocarnos a ayudar a la gente que tiene dificultades todos los días para saber qué va a comer y vincularnos a los procesos de producción que hay en la entidad, para que trabajen con menos carencias. En Sinaloa habrá un Gobierno de la 4T en el que se promoverá el rescate a los sectores abandonados por los gobiernos priistas y panistas, como una prioridad de lo que será mi gobierno.

P: ¿Cómo garantizar estos apoyos habiendo sectores que viven con niveles altos de pobreza?

RRM: Hay que consolidar y garantizar el ingreso a partir de resolver la comercialización, con certeza, para seguir incrementando la producción, porque gran parte de nuestra producción es comercializada hacia Estados Unidos, entonces hay que hacer que se vaya lo más rápido posible con inversión en infraestructura carretera y abatir los costos de producción. Además, está el problema de la pérdida del estatus sanitario, que impide a los ganaderos de Sinaloa vender a mejor precio, porque lo hacen a mitad del precio que los productores de Sonora, y pues eso no puede ser, estando tan cerca ambas entidades.

Deben echarse a andar estrategias que garanticen el abasto de medicinas; la pandemia ha puesto a la salud como prioridad. A la par, se debe ampliar la cobertura educativa y dignificar el trabajo docente

P: ¿Y en cuanto al tema industrial?

RRM: El estado de Sinaloa está estancado en el tema industrial, no hay un valor agregado en estos esfuerzos, por lo que hay que promover la inversión y detonar, de acuerdo a las características de la entidad, la agroindustria a fin de poder instalar molinos aquí y no tener que recurrir a otras opciones de producción. En sí buscamos ser aliados de los inversionistas y proteger su inversión con apoyos, a fin de echar a andar una serie de medidas de reactivación que detonen nuestra economía. Vamos a consolidar un gobierno que tendrá como sello ser incluyente, por lo que vamos a simplificar los trámites para otorgar créditos y apoyos a mujeres emprendedoras; esto como parte de una estrategia integral hacia las y los empresarios, para tener menos burocracias y más oportunidades de consolidar sus negocios.

P: En Sinaloa, ¿cuáles son las demandas principales en materia de salud?

RRM: Hay que ampliar a la brevedad la infraestructura, respaldar al personal médico, porque en muchos casos desempeñan su labor de manera muy precaria, e incrementar su número; hay que atenderlos y respaldarlos como un acto de justicia, además de que hay un problema en cuanto a los recursos humanos, deben echarse a andar estrategias que garanticen el abasto de medicinas, porque la pandemia nos ha puesto a la salud como una prioridad, y a la par se debe ampliar la cobertura en materia educativa y dignificar el trabajo de los docentes. Otro tema vital para el desarrollo de la entidad para dignificar el trabajo de los docentes, e impulsar también un plan integral de servicios que eviten tener ciudades que se inundan, que carecen de drenaje.

P: Siendo la pandemia una de las prioridades que se deben combatir, ¿con qué acciones arrancará su Gobierno en caso de resultar ganador de las elecciones del 6 de junio próximo?

RRM: Aspiro a comenzar a gobernar en la post pandemia, con la certeza de que en noviembre próximo, mes en el que se dará el cambio de Gobierno, en México ya estaremos con medidas más ligeras de prevención para entrar a la nueva normalidad, aunque siempre considerando que las acciones de prevención seguirán siendo fundamentales para detener los contagios y los decesos.

Hay que promover la inversión y detonar, de acuerdo a las características de la entidad, la agroindustria. Buscamos ser aliados de los inversionistas y proteger su inversión, a fin de echar a andar medidas de reactivación

P: En cuanto a la seguridad, ¿cuál será la estrategia?

RRM: La estrategia nacional de seguridad del Gobierno federal está cimentada sobre dos ejes: uno es la prevención y el otro, es el uso de la fuerza pública para efecto de perseguir y abatir los delitos, y en Sinaloa se seguirán esos dos ejes estratégicos. Eso está sembrando la posibilidad de ir abatiendo ese interés que a veces les da a los jóvenes o que a veces, se deslumbran por irse al crimen organizado, y estoy seguro que no los vamos a dejar en el desamparo, habremos de apoyarlos con distintas acciones, entre éstas están las becas. Además, vamos a fortalecer estos apoyos a través de la ampliación de otros programas sociales federales, como Sembrando Vida y Construyendo el futuro, y a la par, buscaremos esas alternativas que generen más empleos. A esto hay que agregar la coordinación permanente que se impulsará con la Guardia Nacional para poder capacitar y depurar las policías del estado y también trabajaremos de manera conjunta para combatir aquellos delitos del ámbito federal.

P: A 48 días de las elecciones y en medio de la pandemia, ¿será el abstencionismo el enemigo a vencer?

RRM: Yo creo que sí, porque aún hay mucho temor frente al virus, se habla de muchos riesgos, y a veces también hay tumultos en distintas actividades, por lo que estamos tratando de convencer a los electores, a la ciudadanía, de que las autoridades electorales locales y federales han promovido una serie de protocolos para que haya las mejores condiciones para acudir a sufragar, sin la posibilidad de contagio y sin duda sé que podemos convencerlos de ejercer su derecho a elegir.

P: Está por sostener un debate con sus adversarios políticos, ¿qué opinión tiene de ellos?

RRM: Me merecen el mayor de los respetos; esperando que el debate servirá para confrontar propuestas, porque nosotros creemos que entre la ciudadanía hay un importante grupo de indecisos a los que debemos de convencer, y en mi caso, esto lo haré con base en mi trayectoria, en la que, a pesar de haber ocupado distintos cargos en la administración pública, yo vivo y he vivido en la medianía, con la honestidad como hoja de vida, y sé que es mi carta para obtener el triunfo.

P: El foco entonces está en aquellos indecisos que acudirán a las urnas…

RRM: Sé que vamos adelante y con una considerable ventaja en las encuestas que se han levantado, pero nadie puede o debe caer en falsos triunfalismos, tampoco nadie debe estar cantando victoria antes de tiempo, esto se resolverá en las urnas, así es en una democracia.