Inicia expropiación de predio en Tijuana

Inicia Bonilla expropiación de club; no hay dueño claro

Gobernador de BC publica decreto para que la entidad se pueda hacer de 50.43 ha; el Club Campestre se ubica en el fraccionamiento Agua Caliente; hay incertidumbre sobre propiedad

club-campestre
Este martes el gobernador del estado Jaime Bonilla dio el primer paso del proceso de expropiación que establece la ley al publicar el decreto para iniciar el trámite correspondiente con el Club Campestre.Foto: Imagen de la cuenta de Twitter @bibianabelsasso
Por:
  • Sergio Ramírez

El gobierno de Baja California indemnizará con 1,220 millones de pesos al propietario del Club Campestre que acredite la posesión legal del predio, luego de que se cumplan los 15 días hábiles que tiene para impugnar ante las instancias judiciales respectivas la expropiación decretada por el mandatario Jaime Bonilla.

Así lo informó Amador Rodríguez Lozano, secretario general de Gobierno, tras adelantar que en ese predio se instalará un lago, un anfiteatro donde se presenten diversas obras al aire libre, un centro cultural, canchas deportivas de fútbol y tenis, así como una pista de tartán, en beneficio de un millón 200 mil personas.

En entrevista con La Razón detalló que en este momento existe incertidumbre respecto a quiénes son los dueños, ya que en los documentos oficiales aparecen tres propietarios, entre ellos el general Abelardo L. Rodríguez, así como Alfonso García González, quien fue el último gobernador del territorio de Baja California.

"Habrá que dilucidar entre ellos para ver quién es el propietario, para que el gobierno les de en un periodo de dos años la indemnización que se calcula que será en 1220 millones de pesos", señaló el funcionario del gobierno bajacaliforniano.

Recordó que este martes el gobernador del estado Jaime Bonilla dio el primer paso del proceso de expropiación que establece la ley al publicar el decreto para iniciar el trámite correspondiente con el Club Campestre, y que ha confirmado la jurisprudencia de la Suprema Corte.

Habrá que dilucidar entre ellos para ver quién es el propietario, para que el gobierno les dé, en un periodo de dos años, la indemnización, que se calcula que será en mil 220 millones de pesos

Amador Rodríguez Lozano, Secretario general de Gobierno de BC

"Es un estudio técnico en el cual hay que analizar una serie de circunstancias, de tratados internacionales, Constitución del Estado, Constitución de la República, jurisprudencia, cuestiones de deslinde, de catastro, de la ubicación del terreno, la determinación de los servicios públicos, todo lo que está alrededor, cuántas colonias hay, todo lo que está ahí", indicó.

Rodríguez Lozano expuso que con esta declaratoria del gobernador se abre un periodo de audiencia pública para quienes se sientan afectados o estén contra de la expropiación del Club Campestre, y que crea que tiene razones para que este proceso no se de.

"Nosotros lo calificaremos, y si procede ahí se queda, ya no avanza la expropiación, si no procede como creemos que no procederá, entonces el gobernador en 15 días hábiles emitirá un decreto de expropiación que ya será propiamente el decreto de expropiación.

"Y a partir de ahí las autoridades ocuparán las instalaciones del Club Campestre e iniciarán el proyecto interactivo que el gobernador ha diseñado para la gente de Tijuana", comentó a este diario.

De acuerdo con el decreto se busca habilitar un parque urbano para la interacción social, debido a la necesidad de áreas verdes para la población de la entidad, por ello, el Club Campestre es la mejor opción, pues se encuentra en la zona centro de Tijuana, además de contar con 50.43 hectáreas.

Bonilla publicó en la edición especial del Periódico Oficial la necesidad de que para el año 2040 se tengan por lo menos 80 hectáreas de áreas verdes para la comunidad, y el Club Campestre cumple con más de la mitad.

El predio se ubica en el Boulevard y Fraccionamiento Agua Caliente de Tijuana, el cual es considerado altamente urbanizado.

Al respecto, Amador Rodríguez refirió que el proyecto beneficiaría a los habitantes de las colonias fundadoras de Tijuana como la Libertad, Postal, Independencia, Guerrero, La Villa, Hidalgo, cuyos habitantes no tienen un espacio para el esparcimiento y el ocio, la recreación y el deporte.

“La inversión es poca, todavía no está considerada, porque realmente se pretende hacer un lago ahí para que la gente de Tijuana pueda ir a pasar un fin de semana con su familia”, expuso el secretario de Gobierno.

Recordó que el predio fue adquirido en 1926 por el general Abelardo L. Rodríguez; “era un terreno mucho más grande, ahí construye el famoso Casino de Agua Caliente, pero viene Lázaro Cárdenas y se lo expropia, se ampara y lo gana.

“Pero (Manuel) Ávila Camacho se lo vuelve a expropiar, pero ahora sólo la parte de abajo, donde está ahora el Centro Educativo Agua Caliente, y se queda para el general Abelardo L. Rodríguez la parte del club de golf, a lo mejor lo negoció”, manifestó.

Rodríguez Lozano apuntó que el general siempre se ostentó como dueño y hay documentos que lo acreditan, porque así está un contrato de la familia Argüello con Abelardo Rodríguez, quien fue fanático del golf.

“Él apoya a un grupo de empresarios de Tijuana y les presta la tierra, las instalaciones del club para que lo utilicen, pero no les da la propiedad, sino un contrato de usufructo.

“Pero cuando se muere el general Rodríguez y el copropietario Alfonso García, ven propicio algunos socios del club campestre para hacer una serie de artimañas y apoderarse de este terreno que no era de ellos, y de manera ilegal hacen una prescripción, que, por cierto, lo hicieron muy mal”, recordó.

El proyecto
El plan para contar con un parque urbano en la zona contempla:
  • ​Instalar un lago.
  • Edificar un anfiteatro para obras al aire libre.
  • Un centro cultural.
  • Canchas deportivas de fútbol y tenis.
  • Una pista de tartán.