Lunes 3.08.2020 - 18:14

Guerrero logra reconversión hospitalaria para enfrentar la pandemia

En tres etapas se consiguió aumentar 419 camas para la atención de pacientes con COVID-19

WhatsApp Image 2020-07-16 at 18.44.34 (1)
La reconversión hospitalaria en Guerrero, vital para dar atención oportuna a pacientes COVID-19
Por:

El secretario de Finanzas y Administración del gobierno del Guerrero, Tulio Samuel Pérez Calvo, consideró que la reconversión de camas en los centros hospitalarios del estado ha sido fundamental para enfrentar de una mejor manera la pandemia por COVID-19, y que el reto primordial es encontrar la colaboración de la ciudadanía para frenarla.

Agregó que la disponibilidad de camas pacientes COVID, se hizo de manera paulatina ya que en los hospitales del estado se contaba con ellas, y gracias a la coordinación de los gobiernos estatal y federal, en la primera etapa se tuvieron 141, en la segunda aumentó a 218 y en la tercera se incrementaron 60 más, hasta llegar a las 419 que se tienen hasta la fecha, además de las que disponen para este fin las secretarías de la Defensas Nacional y Marina Armada de México.

Cabe destacar, que el esfuerzo humano y presupuestal de la administración del gobernador Astudillo Flores, quien desde el inicio puso en marcha una estrategia de prevención y atención, logrando que la entidad caminara en una ruta en la reconversión hospitalaria, misma que derivó que Guerrero destacara como ejemplo a nivel nacional, de cómo evitar el contagio de COVID-19.

En Guerrero los hospitales que se reconvirtieron para brindar atención a la población contagiada por COVID-19, cuentan a la fecha con 419 camas Covid y se ubican en zonas estratégicas como Coyuca de Catalán, Iguala, Taxco, Chilpancingo, Tlapa y Ometepec; en Acapulco los nosocomios de Renacimiento y El Quemado, además de la Unidad COVID19 en Iguala, y las instalaciones del CRIG Guerrero

Ahora, con una mejor infraestructura y con el apoyo de recursos humanos, medicamentos y equipos, y la estrecha coordinación de los gobiernos federal y estatal, Guerrero enfrenta el reto de hacer que la población participe con responsabilidad para no retroceder en sus cifras y en el color naranja del semáforo de riesgo, manteniendo una tendencia favorable en cuanto al rubro de ocupación hospitalaria, trabajando también para no saturar los centros hospitalarios.