Más de 60% en una semana

Invierno eleva cifra de intoxicados en el norte

Pasan de 25 a 41 en siete días en Chihuahua; la mayoría, en riesgo de muerte por gases de calentadores para soportar fríos extremos; la entidad encabeza el ranking nacional de casos

8
La escena nevada en la capital de Chihuahua, el pasado 31 de diciembre, con la entrada del frente frío número 24 a la entidad.Foto: Cuartoscuro
Por:

En una semana, las intoxicaciones por monóxido de carbono (CO) que liberan calentadores eléctricos o de gas para soportar el frío se dispararon en Chihuahua, la entidad que históricamente lidera los registros nacionales de este fenómeno invernal.

Los casos de intoxicación pasaron de 25, para la segunda semana epidemiológica del año, a 41 en la tercera, de acuerdo con el informe semanal de vigilancia Epidemiológica de Temperaturas Extremas de la Secretaría de Salud federal.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en ese estado ha hecho constantes llamados a la población para mantenerse alerta con los calentadores de sus hogares y evitar que esta situación los lleve a la muerte.

En la última semana de 2020, Chihuahua registró 19 casos de intoxicación. Comparativamente, para la misma semana epidemiológica de 2019, la entidad sumó 41 casos y para 2018 fueron 54. Desde ese año lidera la lista nacional.

Éste es un problema constante en los estados del norte del país, como Chihuahua y Sonora —donde suman 15 casos en lo que va del año—, que afrontan climas fríos extremos en la temporada invernal y que a la fecha concentran 75.7 por ciento de los casos del país. Otra entidad donde ha habido intoxicaciones constantes es Puebla, que hasta la fecha suma 14 incidentes reportados.

Gráfico

En semanas recientes, dos personas en Monterrey, Nuevo León perdieron la vida tras intoxicarse con CO por dejar encendido el calentador. Y, el 12 de enero medios locales informaron el deceso de un hombre bajo las mismas circunstancias en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Miguel Canul Caamal, médico toxicólogo, explicó a La Razón que el envenenamiento por CO es muy común en zonas donde se usan herramientas rudimentarias o de mala calidad para cocinar o calentar el hogar, así como en lugares con chimeneas que no tienen un buen escape, principalmente en las entidades que padecen de bajas temperaturas.

“El aumento de los casos es anual dependiendo de la época del año. En otoño e invierno es cuando más se dan, sobre todo en esos estados donde es común que baje mucho la temperatura, en el norte, que en las últimas semanas tuvieron un descenso muy importante, ahí está el aumento de casos”, explicó.

El experto consideró que se tiene que tomar en cuenta que los síntomas de intoxicación pueden ser leves —dolor de cabeza, mareos, náuseas o vómitos— o severos —desorientación, somnolencia, convulsiones, arritmias o desmayos—, por lo que llamó a mantenerse alerta y acudir al médico para prevenir la muerte.

El especialista también recomendó verificar de manera anual que los calentadores y estufas funcionen, “más en esta temporada”, y revisar periódicamente el color de la llama de los aparatos. 

“Hay personas que tienen el bóiler dentro del baño, hay que estar pendientes de la llama, o la de la estufa, habitualmente debe ser azul, cuando cambia a color naranja o amarillo quiere decir que la combustión es incompleta y ahí es cuando hay más riesgo”, dijo.