Un recorrido con mucho baile

Cali, la ciudad para disfrutar de la Ruta de la Salsa

Recientemente se inauguró este paseo en la metrópoli colombiana para reactivar el turismo; incluye visitas a museos y sitios famosos relacionados con esta modalidad musical

38-1
Bailarines, durante la inauguración de la ruta, en agosto.Foto: Secretaría de Cultura de Cali
Por:
  • Carlos Olivares Baró

Cali es sinónimo de salsa: se ha establecido una ecuación de igualdad: la ciudad colombiana más guapachosa del mundo. El tema “Cali pachanguero”, del grupo Niche: himno que se canta con la cintura en contoneo incitante. Cali, donde los trombones, trompetas, claves, tambores, piano, contrabajo y campanas definen una forma de vida hermanada en los ancestrales retumbos afrocaribeños. Vivir la salsa: bailarla: sentirla como un ardor ineludible que cada caleño cifra en sus andares.

La Secretaría de Turismode esa urbe, proclamada como la ‘Capital Mundial de la Salsa’, ha creado la Ruta de la Salsa, nombre del recorrido por plazas, sitios y espacios de la ‘tradición salsera’ de la región vallecaucana: cruzada turística por Barrio Obrero, abrigo del Museo de la Salsa y el Monumento al músico Piper Pimienta, quien le cantó a la belleza de la mujer caleña; Parque Alameda, escoltado por los bares de tradición sonera; y la Plazoleta Jairo Valera, fundador de Grupo Niche.

El espíritu caleño está untado de mambo, son, guaracha, bugalú, bolero, habanera y guaguancó: elementos que conforman la salsa. Delirio místico: comunión latente de los caleños. Bailar para vivir o vivir porque se puede bailar. Y para que los visitantes disfruten las dispensas de estas cadencias, las autoridades y el ayuntamiento local, con el objetivo de incentivar el sector turístico, afectado considerablemente por la pandemia, invitan a este tour suscrito con tinta de claves y bongó.

Así se viven las noches en La Topa Tolondra, en Cali.

“Damos a conocer lo que tenemos y empezamos a trabajar con agencias de viaje que pueden vender este producto; la ruta tiene a todos los habitantes de la ciudad en disposición de poner a bailar a todos los viajeros que arriben a Cali”, ha dicho la titular de Turismo de la ciudad colombiana, Estefanía Doglioni.

“Excelente iniciativa de mi gente. La cultura de la salsa se ha hecho internacional gracias a los músicos de Cali, profesionales activos que cada noche impregnan de alegría a los turistas norteamericanos, españoles, italianos y franceses, entre otros. Voy llegando de un viaje que hice a Cali para visitar a la familia. Puedo decirte que la ciudad está en su apogeo, en espera de los visitantes para hacerlos partícipes de esa ruta salsera”, expresó a La Razón, el pianista y compositor colombiano, residente en México, Palomo Alvear.

La Mala Maña recuerda a los antros subterráneos de Nueva York.

Atractivos

 Entre los principales lugares para visitar se encuentran:

Parque Eloy Alfaro. En el Barrio Obrero y vinculado a la historia de la salsa y el tango.

Museo de la Salsa del Barrio Obrero. Es el más antiguo de Latinoamérica y el mundo en su clase. Fundado hace 51 años, muestra documentos, imágenes, vestuario, discos y archivos que dan testimonio de la presencia de la salsa en Cali hasta llegar a ser reconocida como su Capital Mundial.

Plazoleta Jairo Varela. Lugar donde se reúnen los amantes de la salsa para compartir experiencias culturales, musicales, gastronómicas y disfrutar de la brisa caleña. Conocida también como ‘Plazoleta de la Caleñidad’, tiene un área de 15 mil metros cuadrados.

Zaperoco Bar. Centro de la ciudad, 25 años de trayectoria como custodio de la cultura salsera. En uno de sus muros principales hay fotografías de salseros famosos que han visitado el lugar: Roberto Roena, Ismael Miranda, Pedro Conga, Yuri Buenaventura, John Leguizamo, Margarita Rosa de Francisco, Eddie Martínez y Juana Acosta, entre otros. Se escucha salsa clásica, neoyorquina y puertorriqueña, desde Ismael Rivera, pasando por La Fania y hasta una timba cubana.

El Museo de la Salsa reúne documentos, vestuario, discos e imágenes.

Mala Maña. Centro de la ciudad. Ubicado en un sótano que recuerda las fiestas de los antros subterráneos en Nueva York. Cita frecuente de distintos actores de la salsa, entre artistas y músicos. En la pared central hay un mural de Ismael Rivera y Pacheco en un abrazo de camaradería.

 La Topa Tolondra. Noreste de la ciudad. Capacidad para albergar hasta a 700 personas. Sitio preferido de extranjeros, caleños, melómanos y bohemios. Se baila todos los días de lunes a domingo.

Carrera 10 con Calle 15. Crucero donde se pueden encontrar establecimientos dedicados a la venta de discos de vinilo con grabaciones consideradas joyas de la salsa caleña.

Carrera 10 con Calle 8. Establecimientos con ofertas de instrumentos musicales propios de las orquesta de salsa.

Calle 5 entre carrera 12 y carrera 15. Parque Alameda. Punto de bares, discotecas y antros nocturnos para gozar de la buena música y bailar a ritmo de salsa.

El Habanero. Discoteca tradicional para los ‘viajeros mayores de edad’: sitio de salsa, charanga, pachanga y boleros.

  • El dato: Para complementar degusta una marranita, un aborrajado o una chuleta valluna.
La Plazoleta Jairo Varela destaca por su escultura monumental de trompeta.