Ecoturismo obligado

Etúcuaro, la cuna del mezcal michoacano y paraíso de la aventura

Etúcuaro, la cuna del mezcal michoacano, ofrece una gran aventura centrada en el ecoturismo y la tradición; no te pierdas su famosa Ruta del Mezcal

mezcal 6
Don Max es uno de los maestros mezcaleros de Etúcuaro, la cuna del mezcal michoacanoRaúl Campos
Por:
  • Raúl Campos

A hora y media al sur de Morelia se encuentra el paraíso para los amantes de la aventura y la buena bebida: Etúcuaro, la cuna del mezcal Michoacano, el mejor lugar del estado para degustar de las variantes artesanales de este destilado de agave y emprender una odisea ecoturistica sin igual.

La localidad de Etúcuaro yace entre los valles montañosos del municipio de Madero; su clima subtropical es idóneo para el crecimiento de diversas variedades de agave, como el Chino, Espadín, Alto y Azul, mismos que conforman la materia prima utilizado por los cerca de 240 productores de mezcal de la región: tan sólo aquí se produce, el 70 por ciento del mezcal del estado, y en su mayoría en pequeñas vinatas: talleres familiares que le imprimen su sello propio a sus bebida.

Etúcuaro cuenta con su Ruta del Mezcal, una iniciativa de la Unión de Mezcaleros de Michoacán a través de la cual el público puede conocer tanto los sembradíos de agave como el proceso artesanal, paso a paso, de la elaboración de la bebida, misma que en 2012 obtuvo la denominación de origen.

Para llegar a la Tirolesa Mezcalera hay que escalar una peñaRaúl Campos

El inicio obligado para el recorrido es la Tirolesa Mezcalera, la más larga del estado con un kilómetro de extensión, que va desde lo más alto de la peña al inicio de la comunidad hasta el casco de la exHacienda de Etúcuaro. Tan sólo subir al lugar de lanzamiento es una aventura en sí mismo, y el lanzamiento ofrece una vista maravillosa del lugar y las diversas variedades de agave.

El puente colgante de la Ruta Mezcalera de Etúcuaro, MichoacánRaúl Campos

El tour extremo continúa con un puente colgante con 90 metros de altura bajo el cual desemboca una cascada cuyo cauce desemboca en el valle. Por si fuera poco, al cruzarlo se encuentra un mirador que ofrece una panorámica singular donde la vegetación llega hasta donde alcanza la vista.

El mirador permite ver a Etúcuaro, la cuna del mezcal michoacano, en todo su esplendorRaúl Campos

Don Max y su mezcal

El recorrido de la Ruta del Mezcal también incluye la visita a una de las vinatas de algún maestro mezcalero de Etúcuaro. La Razón tuvo la oportunidad de visitar la de don Max Ayala, quien lleva 35 años produciendo su marca “Don Maxx”, un ensamble de agave chino y espadín.

Gracias a este taller mi familia tiene trabajo, tiene todo: mi hijo también es mezcalero y ahí traigo a mi nieto ayudándome”, contó.

Don Max jima un agave chinoRaúl Campos

Para hacer su mezcal, don Max y sus peones jiman los magueyes para extraer la piña del suelo; éstas después son cocidas durante cinco días bajo tierra con cerca de 500 kilos de leña. Tras ello se muelen y se ponen a fermentar en contenedores de mil 100 litros otros cinco días y el líquido resultante se pasa a alambiques de cobre, en los que se destilan dos veces.

Yo hago mi mezcal lo mejor que puedo, siempre buscando que tenga buen gusto en el paladar y que amarre bien duro, y para que eso pase hay que saber hacerlo”, celebró don Max.

Los distintos mezcales artesanales producidos por los maestros mezcaleros de Etúcuaro, MichoacánRaúl Campos

Para realizar un tour por la Ruta del Mezcal y vivir la experiencia, reserva tu lugar en la página de la Tirolesa Mezcalera, o a través de Ecoturismo Morelia, al 443 377 7783 y en ecoturismor.com.mx.