Es el mandatario más legítimo en los últimos 100 años, afirma

AMLO es un gran hombre, pero está rodeado de "pirrurris": Bonilla

Pide respaldar las acciones del Presidente: “gente que nunca estuvo en el movimiento ya se siente gobernador o alcalde”, reprocha; “pacto Fiscal está bien, también gobernadores tenemos que ponernos las pilas”; en conflicto de caseta, “denuncia cobarde” de Jiménez Espriú, señala

Jaime Bonilla
El gobernador de BC, Jaime Bonilla, en entrevista con La Razón, el pasado 16 de julio.Foto: Eduardo Cabrera
Por:

El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, reconoció que la 4T atraviesa por un momento difícil, porque Morena no ha cristalizado como partido y ha tenido una rebatinga por posiciones entre muchos que ni siquiera iniciaron el movimiento, pero que ahora ya se sienten gobernadores o alcaldes, sin saber de qué se trata la Cuarta Transformación.

En entrevista con La Razón, consideró que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, es el mandatario más legítimo en los últimos 100 años, aunque está rodeado de pirruris.

También se refirió a la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), la cual criticó porque, dijo, está convertida en un coto de poder, lo que puede provocar su extinción.

Sobre el semáforo epidemiológico aseguró que no le afecta si es semanal o quincenal, pues su administración elabora un reporte todos los días porque no está esperando que el Gobierno federal le avise a él; “yo mismo lo estoy haciendo”, no nada más es culpa de la Federación.

Haciendo un corte caja, ¿cómo van y cuáles son los compromisos que va a cumplir o alcanzar a cumplir?

Obviamente mi proyecto de gobierno era por cinco años y estaba basado en 100 puntos que llamábamos nosotros 100 para estar al 100, y ésos eran los temas torales. Eso no quiere decir que eran los únicos que iba a abordar, eran los que la sociedad estaba pidiendo y me reclamaba, ¿verdad? Hemos cumplido ya 70 de los 100. Hay unos que definitivamente no vamos a poder cumplir, como la carretera Escénica. Va a ser imposible terminarla, son 600 kilómetros y pico, no me alcanza el presupuesto. Sin embargo, de los 34 mil millones de pesos que heredamos como deuda, un estado quebrado, ya pagamos cinco mil millones. Estamos en 28 mil y medio (millones) de deuda y creo que voy a alcanzar a cumplir cuando menos unos 92 o 93 (compromisos), porque como dijo Vince Lombardi, no he perdido el juego, lo que pasa es que se me acabó el tiempo.

Jaime Bonilla
Balance de compromisos

EL DATO: Luego de que el tribunal confirmara que su gestión será sólo de dos años el mandatario estatal aseveró que la decisión no altera su gestión ni
su ritmo de trabajo

¿Qué tan cuesta arriba ha sido gobernar después de 30 años de administraciones panistas?

A los panistas les ganamos, pero no los acabamos, entonces ahí están agazapados abajo de piedras y esperando que nos equivoquemos o que cometamos (un error) para luego salir. Pero no tienen cara, 30 años de robo, destrozaron el estado, no hubo obra, se incrementó la pobreza tremendamente, ha habido pobres en todas partes, pero en Baja California nunca ha habido hambruna hasta estos últimos años. Entonces, no había desarrollo, no había trabajo, no había salud, no había progreso, porque una cosa es que haya crecido y otra cosa es que se haya desarrollado. El transporte, el agua, la salud, la infraestructura y la obra que queremos hacer para mí es esencial, y si son dos años o si son dos meses yo de todas maneras voy a seguir trabajando al mismo ritmo. Yo no he descansado un día desde que tomé posesión.

En la pandemia, ¿cómo se asesoró el gobierno de Baja California contra el Covid-19?

Nosotros tomamos medidas muy dramáticas al principio. Empezamos a hablar con el Gobierno federal y preguntar cuál iba a ser la coordinación que íbamos a tener con la Secretaría de Salud (Ssa): ‘necesitamos estar de acuerdo nosotros, porque lo que pasa en México a mí me va a pegar primero porque soy frontera y luego les va a pegar a ustedes (Federación)’. Nosotros empezamos a detectar eso y puse a trabajar a la Secretaría de Salud en protocolos, y primero que todo el Presidente determina un proceso que vino a sacudir con el decreto del 1 de abril, en el que dice que solamente a tantas empresas que son esenciales (se les permitirá funcionar). Llevó dos días, hubo dos cambios: uno el 31 de marzo y otro el día 1 de abril. Se hicieron esos dos componentes de los protocolos y no cerré las (actividades) no esenciales y esenciales, las cerré todas y dije: ‘ahora voy a empezar a ver cuáles son las realmente esenciales’. Por ejemplo, Tijuana es sui géneris, es una frontera completamente diferente, tienes a la economía más fuerte del mundo, o sea, el estado más rico del país, ahí en California, Tijuana y San Diego. Entonces esa economía no la puedes parar y tampoco puedes cerrar la línea. Ahorita por ejemplo han estado cerrando para los que tienen solamente visa, eso le ha afectado tremendamente a San Diego. ‘Mejor cierra los comercios porque es mucho comercio, de Tijuana van muchos a consumir allá’.

Jaime Bonilla
El gobernador explica como enfrentó la pandemia en el estado de BC.
Datos biográficos Jaime BonillaGráfico: La Razón

Ante el tema del semáforo epidemiológico, ¿cuál es su postura?

Estamos en rojo y mientras no se erradique por completo (el Covid), porque una cosa es Tijuana y otra Mexicali y Ensenada —son los tres municipios con más población—, yo tengo que cuidar muy bien; (lo tenemos que hacer) todos los gobernadores, por eso digo que es mucha responsabilidad de nosotros. Si está en rojo o está en verde, yo tengo que cuidar. 

Y si está en rojo lo que estoy haciendo es que poco a poco estamos abriendo comercios, pero con un protocolo muy estricto. El semáforo no es tanto problema, es la actitud del gobernador, de cómo va a tratar el semáforo

Jaime Bonilla,
​titular del Ejecutivo estatal

Porque a mí me puedes poner en verde, pero puedo no estar de acuerdo y no voy a permitir que se abran esos comercios o que me propicien un contagio. El Gobierno federal nos recomienda, nos da una guía, pero somos nosotros (los gobernadores) los responsables de la salud, la seguridad y la educación.

¿Semanal o quincenal?

No me afecta, si fuera diario o fuera al mes, yo mido, yo todos los días hago un reporte y todos los días veo los números (de contagios y decesos). O sea, no estoy esperando que México me avise a mí, yo mismo lo estoy haciendo, porque ésa es mi responsabilidad.

¿Cómo se resolverá el diferendo de la caseta y el tema del secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú?

Yo espero que el señor Presidente me cumpla como siempre lo ha hecho y me lo ha demostrado, que le cumpla a Baja California. Yo hice una declaración pública, le pedí al amigo de Baja California, que es el Presidente, que le cumpliera el compromiso y que dejaran de afectar en la economía (…) Yo espero que la Guardia Nacional recule y que se quite de ahí, es ofensivo tenerla en una caseta de cobro con 80 elementos, 70 patrullas y tres tanquetas con metralletas, es verdaderamente ridículo lo que hizo el secretario de Comunicaciones. Él ni conoce Baja California y si va, va de visita de doctor y ni siquiera ve las necesidades que tenemos ahorita; por ejemplo, la imperiosa necesidad de la otra garita de cruce de la frontera, que es la garita dos; ni siquiera se toma el tiempo para ver que eso es una prioridad del Presidente, él me lo pidió a mí cuando yo fui senador, que teníamos que apoyar para que se hiciera eso, pero no encuentro eco en la Secretaría de Comunicaciones.

¿Entonces no habla usted con él?

Nunca ha hablado, nunca me ha llamado. Lo que sí, es que me denunció a mí y al fiscal (Juan Guillermo Ruiz Hernández) por haber decretado que era libre. Ahí sí salió corriendo a denunciar, porque dijo que cundía el pánico, porque quien sabe qué iba a pasar con los demás estados; lo hizo de una manera muy cobarde.

En cuanto a los gobernadores, el tema del federalismo y las propuestas de Pacto Fiscal ¿qué propone?

El Pacto Fiscal está bien y también el pacto federal. El tema es que nosotros como gobernadores nos tenemos que poner las pilas. Hay muchas maneras en que el gobierno estatal puede generar recursos, pero sistemáticamente se han hecho muy dependientes del Gobierno federal. Yo lo digo por Baja California, que es un estado muy rico, que tiene muchas facultades de generar, muchas posibilidades. A mí la Federación me ha dado el apoyo para generar impuestos que no se pagaban antes, por ejemplo, impuestos a los casinos. el estado de Baja California es el que más casinos tiene en el país y se cobraba uno por ciento nada más de sus utilidades, gracias a que Jorge Hank tenía control del mismo gobierno, que era como el vicegobernador, y entonces, nada más los casinos de él se abrían, no pagaba impuestos y no dejaba que nadie (lo hiciera); como dicen en el beisbol, ni pichaba ni cachaba ni dejaba batear. Eso se acabó. Yo hablé con Hank y le dije ‘se va a permitir tu competencia, aquí no hay monopolios, y vas a pagar impuestos y vas a pagar el agua y el drenaje’, porque tampoco lo pagaba. Pagó 32 millones (de pesos), antes, le corté el agua. Yo soy un gobernador que ve parejo a todo el mundo, no importa de qué partido sea, ahorita tenemos un tema muy grave en Tecate de una alcaldesa (Zulema Adams) que nos ha causado problemas, la corrupción no tiene géneros, no importa, ¿a poco Rosario Robles es la madre Teresa?, hay una gran diferencia entre las dos.

Jaime Bonilla
El gobernador habla de su experiencia con los casinos de la localidad.

¿Cuál es su expectativa de la reunión que sostuvieron los mandatarios estatales de la 4T?

Nosotros creemos que no está bien representado nuestro partido en la Conago, a pesar de que somos siete gobernadores. Como está el esquema para la rotación de las presidencias, no nos va a tocar en seis años una, porque ya se estableció un mecanismo de a quién le toca y luego a quién. O sea, se repartieron los ocho años y a nosotros, bueno, a mí menos, pero a los que les toca en cuatro o cinco años... Es muy interesante saber cómo es que se elige el presidente de la Conago, y ése fue mi argumento ahora que estuvieron en La Paz: ‘bueno ¿cuándo le toca a Morena?’. Yo creo que del siglo.

Pero, ¿es importante la Conago o está desdibujada?

Es importante como una plataforma donde tú tienes expresiones y haces representaciones ante la comunidad, más que nada ante el Gobierno federal, que toma decisiones que son realmente definitivas. (Aquí) las toma un grupo de gente que tiene un nivel, pero que realmente no es una autoridad. Es importante cuando es democrática, cuando le das la oportunidad a todos, pero cuando es un coto de poder y nada más algunos lo controlan y determinan quién y cuándo, y ya no es ni por tus facultades ni por tu representación ni por tus habilidades --simple y sencillamente no eres del partido y nos vamos a repartir nosotros todo eso-- y es donde tristemente termina la existencia de muchas organizaciones.

¿En qué estado ve usted a la Cuarta Transformación?

Estamos pasando por un momento muy difícil porque el partido no ha cristalizado. De llegar a ser el partido que está en el poder, era para que se solidificara completamente y fuera muy concreto. Ha tenido una rebatinga por posiciones más que por participación, por crear y por construir. 

Ahorita mucha gente que nunca estuvo en el movimiento ya se siente con derecho de audiencia, mínimo. Se sienten ya gobernadores o alcaldes, y en realidad es triste porque no saben de qué se trata realmente la Cuarta Transformación

Jaime Bonilla,
gobernador de Baja California 

Y se tiene que entender siguiendo al señor Presidente de México y todas sus acciones. Hay veces que a la gente no le cae bien la situación. El statu quo quiere que se permanezca, (pero) no puede quedarse, necesitamos nosotros hacer cambios. Y México va a pasar por una situación, está de por sí pasando por una situación económica difícil, globalmente está difícil, pero el Covid va a llevar al traste a muchos países. Pero yo veo el liderazgo del señor Presidente con el pueblo, porque es el que lo apoya, no los poderes fácticos ni los grupos, que por más rico que sea un grupo, no es más que el mismo voto de la persona más humilde. Al final de cuentas, lo que importa es cuánta gente te está respaldando porque que el señor Presidente es el más legítimo que hemos tenido en 100 años.

En noviembre de 2021 cuando acabe su gestión, ¿dónde se ve Jaime Bonilla, en el gabinete?

En mi empresa. Me regreso a mis medios de comunicación, mis televisoras, mis estaciones de radio y a dedicar más tiempo a la familia. Bueno, tuve el honor de que al principio me invitó el señor Presidente y por razones muy personales no vine a la Ciudad de México. Yo no soy una persona que está haciendo cuentas o changuitos, yo tengo mis empresas, que por cierto, necesitan mucha atención. Este proyecto lo empecé con él con la idea de que fuera Presidente, no de que yo fuera gobernador, senador o diputado (...) me da mucho gusto y me da mucha satisfacción y a mi familia también. Lo quiero mucho, le tenemos mucho respeto, siento que es un gran hombre, que tiene mucho que dar al país, desgraciadamente está rodeado de pirrurris... para que se asiente en actas.