Reprueba amenazas del CJNG

AMLO: Azucena Uresti no está sola, el Gobierno le dará protección

AMLO reprobó las amenazas que recibió Azucena Uresti por parte del CJNG y argumentó que ella "no está sola", ya que el Gobierno la va a proteger

AMLO defiende a Azucena Uresti
AMLO dijo que dio instrucciones para que se le brinde protección a Azucena Uresti ante el presunto amago de muerte lanzado por integrantes del Cártel Jalisco Nueva GeneraciónFoto: Cuartoscuro
Por:
  • Sergio Ramírez

El Presidente Andrés Manuel López Obrador reprobó las amenazas de muerte a la periodista Azucena Uresti, y afirmó que "no está sola", por lo cual ya recibió la protección del Gobierno Federal a través del mecanismo establecido por la Secretaría de Gobernación.

En un mensaje dirigido a la periodista y a los que ejercen esta profesión, AMLO dijo que dio instrucciones para que se le brindara protección ante el presunto amago de muerte lanzado por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) encabezado por Nemesio Oseguera Cervantes, "El Mencho".

"Repruebo completamente esas amenazas, no admitimos que se actúe de esa forma y vamos a proteger a Azucena y a todos los mexicanos, es nuestra responsabilidad, la protección de los mexicanos que no sean dañados, intimidados, que no sean amenazados por nadie".

Andrés Manuel López Obrador

AMLO reitera su solidaridad con la periodista Azucena Uresti

En conferencia de prensa mañanera en Palacio Nacional, el AMLO recordó que su Gobierno está combatiendo en los hechos la corrupción y la impunidad, "ya no hay, como era antes, protección para ningún grupo de la delincuencia de cuello blanco o de la delincuencia organizada", subrayó.

AMLO comentó que la autoridad ya no está al servicio de las mafias, de modo que "reitero mi solidaridad a esta periodista Azucena Uresti y a todos los periodistas con la garantía de que siempre nuestro Gobierno va a proteger a quienes llevan a cabo este oficio, quienes se dedican al noble oficio del periodismo".

Asimismo, añadió, habrá protección a todos los dirigentes sociales y los ciudadanos, ya que es responsabilidad del Gobierno cuidarlos y protegerlos frente a ese tipo de amenazas reprobables por parte de una organización criminal.