PRI busca erradicar esta práctica

Añorve propone prohibir la venta de niñas por usos y costumbres

Manuel Añorve propone iniciativa para garantizar que usos y costumbres no socaven sus derechos; pactan unas 300 mil uniones infantiles, afirma el senador

Manuel Añorve Baños
Manuel Añorve Baños, vicecoordinador del PRI en el Senado.Foto: Especial.
Por:
  • Magali Juárez

El vicecoordinador del PRI en el Senado, Manuel Añorve, propuso una iniciativa para prohibir la venta de niñas para matrimonio, bajo la justificación de que se trata de usos y costumbres.

La propuesta del priista plantea la modificación al artículo 41 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para “garantizar que los usos y costumbres de las comunidades indígenas, así como los de toda la sociedad, no socaven, limiten o violen los derechos humanos de las mujeres”.

El senador por Guerrero apuntó que México es uno de los países con la tasa más alta de matrimonio infantil en el mundo, ya que cerca de 300 mil niñas y niños son obligados a contraer matrimonio y la mayoría de ellos son vendidos.

En el caso de las mujeres indígenas, 68 por ciento contrajo matrimonio entre los 9 y los 19 años.

Lamentablemente, con estimaciones de 300 mil niñas vendidas, Guerrero ocupa el deshonroso primer lugar a nivel nacional en matrimonios infantiles forzados, alegándose los usos y costumbres como justificación

Manuel Añorve Baños, vicecoordinador del PRI en el Senado

Por ello, el priista puntualizó que “ya no podemos seguir solapando esta realidad, minimizando el sufrimiento de cientos de miles de niñas que han sido arrancadas de su niñez y entregadas a las garras del abuso, la humillación y el abandono”.

Las reformas que plantea Añorve a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, establece como una obligación de la Federación el garantizar que los usos y costumbres de toda comunidad, no atenten contra los derechos humanos de las mujeres y no sirvan como excusa para venderlas al mejor postor, para que contraigan matrimonio.

No se busca restringir el libre desarrollo de las comunidades indígenas, ni coartar el derecho constitucional de toda comunidad a poder autodeterminarse, de acuerdo a sus usos y costumbres; lo único que se quiere lograr, con esta reforma, es que la Federación asuma su responsabilidad de garantizar el respeto irrestricto de los derechos humanos de toda persona, por sobre todas las cosas

Manuel Añorve Baños, vicecoordinador del PRI en el Senado

Sin embargo, la propuesta planteada por el senador Manuel Añorve, que fue publicada en la Gaceta Parlamentaria, insiste en que es necesario “erradicar cualquier práctica, basada en tradiciones, usos o costumbres, que tenga como resultado final la venta de niñas para contraer matrimonios forzados o cualquier otra actividad denigrante o ilícita”.

RFH