Discuten diputados 412 reservas; tras 12 horas de debate había 250 rechazadas

Avanza en Diputados reforma eléctrica en medio de críticas

Morena y aliados imponen mayoría; privan en sesión descalificaciones por “tonterías” y adjetivos de rateros, vendepatrias, corruptos...; se modifica despacho de energía para dar prioridad a la que produce la Comisión Federal de Electricidad y deja al final las renovables; oposición la bautiza como ”ley apagón” y presenta 412 reservas; al cierre de la edición habían discutido 300, todas rechazadas

3
Legisladores de Morena expresaron su apoyo a la reforma con pancartas en tribuna, ayer,Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Antonio López

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, que este martes, fue bautizada por la oposición como “Ley Apagón”. En lo particular, se presentaron 412 reservas, y tras 12 horas de debate, hasta las 23:30 horas, se habían discutido 250, todas ellas rechazadas.

En la votación en general se obtuvieron 304 sufragios a favor por parte de Morena, PT y PES, 179 en contra del PRI, PAN, PRD, MC y PVEM, y cuatro abstenciones.

Durante el debate, el priista Fernando Galindo advirtió que la iniciativa no presentaba el detalle de impacto en ingresos y egresos ni las afectaciones en el balance financiero de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“No consideran un posible aumento en el subsidio que el Gobierno tendrá que entregarle a la Comisión por el incremento en la generación y en los costos para ella, tampoco consideran el incremento de tarifas que tendrán que pagar las familias mexicanas por esta iniciativa”, denunció, mientras los legisladores de su bancada sostenían pancartas con la leyenda “México sin apagones”.

En respuesta, el petista Gerardo Fernández Noroña llamó a los legisladores de oposición “farsantes”, y señaló que con la anterior reforma energética el kilowatt/hora (kw/h) pasó de costar 1.39 a 1.88 en 2017; “un aumento de 33 por ciento, ahí está la mentira en la baja de las tarifas”.

A nombre de la bancada perredista, Frida Esparza presentó una moción suspensiva que fue desechada, y reclamó que “como siempre en esta legislatura se hacen cambios sin escuchar a nadie, ni a los grupos parlamentarios, ni a los ciudadanos, ni a los expertos. La reforma no va a dar los resultados que prometen, no va a fortalecer a CFE ni a rescatar la soberanía energética, no va a mejorar las tarifas, ni va a mejorar el sistema ni evitar los apagones”.

Mmientras, los diputados del sol azteca mostraron pancartas con leyendas como: “la 4T igual a energía sucia y cara” y “reforma contra el patrimonio de la nación y el bolsillo de los hogares”.

Del PAN, Justino Eugenio Arriaga fustigó: “hoy, ustedes, diputadas y diputados de Morena, van a asestar un golpe devastador al futuro de México. Le están dando un golpe mortal a la salud de las y los mexicanos; es gravísimo lo que está aquí sucediendo”, al tiempo que diputados de su bancada sujetaban pancartas con la leyenda “Ley Apagón”.

Zulma Espinosa Mata, del PVEM, dijo que si bien se debe garantizar que la CFE siga siendo una pieza clave para el desarrollo nacional, “no puede hacerse en detrimento de las energías renovables”, mientras que Jacobo David Cheja, de MC, insistió en que la política energética de la actual administración será para “transformar lo sucio a los sucísimo, esa es una transformación de cuarta”.

Tras esas declaraciones, la morenista Dolores Padierna explicó que la iniciativa presidencial permitirá cambiar las reglas de ingreso de electricidad a la red pública, “empezando por las hidroeléctricas, porque tienen beneficio ambiental y son energías limpias”.

Mientras los morenistas levantaron pancartas que decían “a las y los legisladores de Morena nos paga el pueblo, no Iberdrola”, el diputado guinda Manuel Rodríguez González agregó que “es falso” que se tenga la intención de impedir la libre competencia”, y que los cambios planteados “de ninguna manera implican la concesión de un trato preferencial en detrimento de los competidores privados del mercado eléctrico mayorista, que en 2020 tuvieron una participación de 60.6 por ciento y así continuarán”.

Aseguró que el objeto de la iniciativa es clara y categórica: “detener la sangría financiera de la CFE por los subsidios a los generadores privados, cuya factura es transferida a los contribuyentes y consumidores finales”.

Los cambios

El proyecto contempla modificaciones mínimas a la propuesta del Ejecutivo federal y no hay ninguno de fondo: destaca la adición de un segundo artículo transitorio para que “todas las disposiciones que se opongan a lo dispuesto de este decreto, quedarán derogadas”.

Además de un agregado al artículo cuarto transitorio que mantiene la posibilidad de que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) revoque permisos de autoabastecimiento otorgados o tramitados al amparo de la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, “siempre y cuando haya sido obtenidos mediante fraude a la ley”.

“En su caso, los permisionarios podrán tramitar un permiso de generación, conforme a lo previsto en la Ley de la Industria Eléctrica”, señala el dictamen.

Asimismo, en el quinto transitorio se agrega que los Contratos de Compromiso de Capacidad de Generación y Compraventa de Energía suscritos con productores independientes, al amparo de la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, deberán ser revisados a fin de garantizar su legalidad y el cumplimiento del requisito de rentabilidad para el Gobierno Federal establecido en los artículos 74, fracción IV, de la Constitución, 32 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y 18 de la Ley General de Deuda Pública.

IP llama a reconsiderar; atenta contra inversiones

La Cámara de la Industria de la Transformación (Caintra) Nuevo León hizo un llamado a los legisladores a reevaluar las condiciones actuales del sector energético, con el fin de reconsiderar la aprobación en lo general de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica.

El organismo dijo que dicha iniciativa merma la facilidad con la que los negocios mexicanos compiten en el extranjero, al tener acceso a menos energías eficientes y de bajo impacto ambiental para demostrar una menor huella ecológica.

“La iniciativa va en sentido contrario a los esfuerzos que muchos sectores y países desarrollan para mejorar la calidad del aire y combatir el cambio climático. Atenta contra la libre competencia, al priorizar la CFE sin considerar parámetros de eficiencia y costos de producción y complica las inversiones nacionales y extranjeras en los sectores de alto consumo de energía”, indicó.

Caintra reiteró que el enfoque de la reforma debería resolver un problema de inversión pública en la infraestructura de las redes de transmisión y no en destinar esfuerzos y recursos hacia algo que actualmente funciona, como lo es la generación eléctrica tanto el sector público como privado.

  • El dato: Un grupo de 50 ciudadanos de la organización Usuarios Organizados por la defensa de la Industria Eléctrica, se manifestó afuera de la Cámara para apoyar la reforma de AMLO.