Bombardea AMLO ley de aguas... y en el DF la privatizo

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

El líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien llamó a tomar la tribuna de la Cámara de Diputados para evitar que se apruebe la ley general de aguas ,que considera permitir que la Iniciativa Privada opere procesos para el suministro, entregó, cuando era jefe de gobierno, concesiones por cinco años a cuatro empresas privadas para que operaran el servicio de agua potable.

Además, las facultó para instalar infraestructura de drenaje y alcantarillado y, en su caso, de convenir a los intereses del Gobierno del Distrito Federal (GDF), el tratamiento de aguas residuales de desarrollo de infraestructura, instalación de conexiones, rehabilitación de la tubería, protección al acuífero y reparación de fugas de agua.

Una de las tareas que desarrollan las empresas es medir el consumo de agua y emitir recibos. Incluso les dio la facultad de usar el logotipo del gobierno capitalino.

Las concesiones no las entregó el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, sino la entonces secretaria del Medio Ambiente, Claudia Sheinbaum, actual candidata del Morena a jefa delegacional en Tlalpan.

Se trata de: Proactiva Media Ambiente SAPSA, S.A. de C.V., Industrias del Agua de la Ciudad de México S.A. de C.V., Tecnología y Servicios del Agua, S.A. de C.V., y Agua de México, S.A. de C.V.

Los títulos de concesiones fueron otorgados desde 1993 y tuvieron vigencia hasta el 1 de mayo de 2004, fecha en que López Obrador encabezaba la administración capitalina, y los contratos.

El 29 de abril de 2009 se modificó el documento y prorrogó la concesión por un periodo de 17 meses. Se renovó nuevamente el 29 de septiembre de 2010, el 30 de junio de 2011 y una vez más en 2014. Dichas empresas operan en las 16 delegaciones del DF.

El ex candidato presidencial y su partido político afirman que con la ley general de aguas que se trabaja en la Cámara de Diputados, se busca privatizar el servicio del líquido, aunque se busca que la IP participe de la misma forma en la que se hizo durante su gestión en el GDF.

“Voy hablar con los legisladores de Morena para que, de ser necesario, tomen la tribuna y hagan una huelga, y no permitan la privatización del agua”, indicó López Obrador el fin de semana.

Los títulos renovados por AMLO indican que el Gabinete Permanente de Desarrollo Sustentable acordó por consenso “la autorización de la expedición de la declaratoria de necesidad para otorgar concesiones”, en actividades relacionadas con la prestación de este servicio.

Frenan PRD, PT y MC aprobación del dictamen

La Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados, difirió la discusión de la Ley General de Aguas que estaba programada para votarse hoy en el pleno, esto, para que los partidos de izquierda aclaren sus dudas sobre dicha ley.

El presidente de la Jucopo, el priista Manlio Fabio Beltrones, recalcó que en ninguno de los artículos del dictamen establece algún tipo de privatización, por el contrario, sostuvo que la ley moderniza este rubro y permite cumplir con la reforma avalada en 2012, para que se garantice el agua a toda la población.

“No hay un solo elemento que le permita a cualquiera de quienes han expresado su libre opinión, para señalar que es una iniciativa privatizadora del agua. En el contexto específico de lo que señala el artículo 102 de la misma ley, con su simple lectura le quedaría claro a cualquiera que no tenga lento aprendizaje al respecto”, indicó Beltrones.

Sin embargo, dijo que la discusión se diferirá el tiempo que sea necesario, además pidió “se deje atrás la desinformación que han hecho que algunos políticos en campaña, hoy quieran tomarlo como bandera para confundir a los demás”.

A su vez, el Consejo Consultivo del Agua, se manifestó a favor del dictamen, pues en la actual legislación no se precisan los tipos de uso del agua, además promoverá esquemas de gestión del recurso para garantizar que la sociedad cuente de manera sostenida con líquido en cantidad y calidad.

Previo al anuncio, la diputada perredista Aleida Alavez sostuvo que el dictamen “es ignominioso e impuesto” desde las comisiones que la elaboraron y “más que hacer valer, el derecho humano al agua, trasgrede”.

Reconoció que ningún artículo indica, de manera textual, la posibilidad de privatizar el agua potable; sin embargo, afirmó que las comisiones que lo dictaminaron “son tramposas hasta para redactar”.

Afirmó que siete de sus artículos disponen “a que los niveles de gobierno, en sus ámbitos de competencia, inviten a la iniciativa privada a diferentes áreas de operación y distribución del líquido”.