Señala incongruencias y pifias en mensajes

Cienfuegos: ridículos, agentes de la DEA

Extitular de la Defensa declara que la agencia evitó ver que mensajes fueron escritos por los narcos; señala incongruencias y errores ortográficos.

Salvador Cienfuegos dando una conferencia, foto de archivo.
Salvador Cienfuegos dando una conferencia, foto de archivo.Foto: Especial
Por:
  • Jorge Chaparro

El general Salvador Cienfuegos acusó que los especialistas de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) cayeron en el ridículo al dar por buenas conversaciones que hasta el propio narcotraficante Juan Francisco Patrón puso en duda.

“Es francamente ridículo que hayan dado crédito a que efectivamente tales mensajes habían sido míos”, declaró a la Fiscalía General de la República (FGR) el pasado 9 de enero.

En esas conversaciones Patrón, líder de una célula del Cártel de los Beltrán Leyva, identificado como El H2 o Spartacus por la DEA, envía cientos de mensajes a un narcomenudista de Las Vegas, Daniel Silva Garate, a quien las autoridades estadounidenses identifican como El H9 o Samantha.

Los supuestos mensajes del extitular del Ejército están plagados de errores ortográficos: “hijo en verdad si usted no se arrima a GDL para que lo traigan a conocerme ya no lo invita re(sic) por que (sic) ya son muchos pretextos yo lo seguiré queriendo igual pero si no ay(sic) confianza que quiere que hagamos yo boy (sic) hacer (sic) cosas muy grandes” habría escrito el general.

.Gráfico: La Razón de México

Cienfuegos Zepeda aseveró que los agentes de la DEA se deben preguntar “¿cómo es que un sujeto como El H2, del que de la simple lectura de sus mensajes se puede advertir que su educación es escasa, por no decir nula, se empezó a dar cuenta que estaba siendo engañado por El H9, al grado de manifestar que iba a empezar a matar gente porque le dolía la cabeza de pensar que el contacto al que le había entregado tanto dinero no se trataba del secretario de la Defensa Nacional?”.

Agregó que en esas conversaciones, obtenidas por autoridades del país vecino, “se advierte una burda maniobra para entregar diez millones de pesos, dado que el motivo que expresa raya en la estupidez, como el hecho de que se va a llevar a cabo un golpe de Estado para deponer al Presidente de la República; incluso, hace mención de un levantamiento en armas y hasta una revolución”.

El exsecretario de la Defensa en la administración de Enrique Peña Nieto recordó que “es de sobra conocida la lealtad hacia las instituciones y hacia la institución presidencial, no sólo de mi persona, sino de la totalidad de los integrantes de las Fuerzas Armadas”.

También comentó que uno de estos narcotraficantes se refiere a él en una descripción como un hombre “chaparrito y blanco”, lo que dijo es completamente falso, pues contrasta con su altura y tez morena.

Cienfuegos Zepeda insistió en que los expertos de la DEA no quisieron o evitaron ver que los mensajes en realidad habían sido elaborados por el propio H9 para obtener cantidades millonarias de dinero engañando a su socio El H2.

El general rechazó haber ordenado o prohibido en particular que no se ejecutaran operaciones contra determinados delincuentes o grupos criminales: “esa facultad no me correspondía, ni en esa entidad, ni en ninguna otra del país”.