CNDH lanza exhorto a Ackerman

Por dichos contra periodistas, llama a no estigmatizar al gremio; advierten que han documentado la violencia sufrida por comunicadores

7colcuartoscuro_726851_impreso
El académico John Ackerman, durante una conferencia, en octubre pasado.Foto: Cuartoscuro / Rogelio Morales
Por:

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exhortó al académico de la UNAM John Ackerman a no estigmatizar a periodistas y conducirse con respeto hacia los integrantes del gremio, pues sus expresiones pueden contribuir a agravar las condiciones en las que desarrollan su trabajo.

Esto, luego de que el pasado 26 de junio, luego del atentado contra el secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, el docente en la Facultad de Derecho compartió un video de los agresores con el mensaje “Los sicarios del narco son la contracara del sicariato mediático. Buscan desestabilizar a toda costa”.

La CNDH señaló que sabe “de sobra” la violencia sufrida por los comunicadores, por lo que advirtió que se debe evitar el descrédito al gremio.

“La violencia, impunidad y falta de condiciones de seguridad en diversas regiones del país, es parte del complejo panorama que ellos (los periodistas) enfrentan, pero también lo es la estigmatización y el descrédito, factores que inciden en la materialización de todo tipo de agresiones, desde las amenazas hasta el homicidio contra los periodistas”, aseveró.

EL DATO: La comisión recordó que en mayo pasado avaló el nombramiento del académico como parte del Comité Técnico para evaluar a los candidatos a consejeros del Instituto Nacional Electoral.

A través de un comunicado, detalló que desde 2000 y hasta el mes de mayo pasado han sido asesinados 159 periodistas y trabajadores de los medios de comunicación, por lo que existe un clamor de justicia y garantía de no repetición.

Por ello, expresó su preocupación por la ausencia de acciones y estrategias coordinadas para garantizar la vida, seguridad e integridad personal de periodistas, así como por la falta de efectividad, eficiencia y vigencia de los mecanismos públicos del Estado mexicano para su protección.

“En tiempos como los actuales lo que más se requiere es que las instituciones funcionen como siempre debieron funcionar. Pasar de un Estado de Derecho declarativo, a uno de hecho”, aseveró.