Investigaciones de delitos del pasado

CNDH pide no equiparar a víctimas de violaciones del pasado con muertes de soldados

CNDH ve preocupante que se pretenda igualar a las víctimas de violaciones en el pasado, con soldados que las cometieron; busca apoyar el esclarecimiento de los hechos acaecidos entre 1965 y 1990

Sede de la CNDH.
Sede de la CNDH.Foto: Especial
Por:
  • Jorge Butrón

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) expresó su preocupación sobre que se pretenda equiparar a las víctimas de violaciones en el pasado, con los soldados que las cometieron, luego de que el miércoles se mencionó que también les rendirán un homenaje.

De modo alguno pueden tener el mismo tratamiento de quienes sufrieron vejaciones, detenciones arbitrarias, violaciones graves, ejecuciones extrajudiciales, desaparición forzada, tortura, etc. Desde nuestro punto de vista, un acto de reconocimiento de estos hechos honraría a las Fuerzas Armadas, reafirmaría su esencia popular y reforzaría su compromiso con la transformación que vive actualmente el país, y ellas mismas

Posicionamiento de la CNDH

Este miércoles, el Gobierno federal anunció la apertura de los archivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), referentes al período 1965-1990, que comprende la llamada Guerra Sucia, con el objetivo de que se investiguen hechos o desapariciones del pasado y se esclarezca la verdad.

Por ello, la CNDH reiteró que procuran apoyar una lucha que data desde hace al menos 35 años, como son la demandas y denuncias ciudadanas. En ese contexto, el organismo autónomo aportó el plan para la intervención del Campo Militar No. 1 y la apertura de archivos, por lo que está comprometida en su cumplimiento.

“Este Organismo Nacional reitera la necesidad de que las autoridades del Estado tomen las medidas necesarias para el pleno esclarecimiento de los hechos acaecidos entre 1965 y 1990, construyendo una relación cercana y empática con las víctimas y colectivos de víctimas, donde se adopten decisiones realmente por consenso porque solo así, mediante el consenso y la unidad de acciones, podremos vencer inercias y resistencias naturales a todo proceso de justicia y de verdad”, destaca la misiva.

El órgano autónomo precisó que la garantía de no repetición es la única manera en sanar las heridas del pasado, así como de comenzar una reconciliación nacional.

MAEP