Temen pérdida de avances

Comisionado ve riesgo “en enterrar la verdad”

Abel Barrera considera que si no se fortalece la búsqueda es posible que no se cubran expectativas de familiares; indica que se requiere experiencia y conocimiento especializado

Abel Barrera Hernández, el pasado 20 de septiembre.
Abel Barrera Hernández, el pasado 20 de septiembre.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Jorge Butrón

Abel Barrera Hernández, quien es uno de los cuatro comisionados del Mecanismo de Esclarecimiento Histórico de las Violaciones Graves a los Derechos Humanos en México de 1965 a 1990, afirmó que el desmantelamiento de esta área y de la Comisión Nacional de Búsqueda en general es preocupante, porque puede generar un retroceso en el trabajo que se ha hecho para encontrar la verdad.

En entrevista con La Razón, Barrera Hernández señaló: “Es preocupante, porque se había conseguido darle mucha consistencia al trabajo, sobre todo en el tema de las investigaciones, las búsquedas, así como la vinculación con los colectivos y los sobrevivientes”.

A pregunta de si se corre el riesgo de enterrar la verdad con estos despidos, el también activista respondió: “Se corre el riesgo, ya que se debe fortalecer la búsqueda, pero si no se hace con más personal, equipo y presencias en terreno o trabajos de investigación, sí se puede estancar; sobre todo hay un riesgo de que no se cubran las expectativas de los colectivos o familiares”.

El comisionado consideró que más que desmantelar a la Comisión Nacional de Búsqueda es necesario reforzarla, ya que ha despertado muchas expectativas para la localización de familiares desaparecidos, por ello, “los que se quedaron han planteado que se pueda resolver este vacío que se deja y que no se descuide lo que ya se ha hecho, para que no haya retroceso y sí un impulso en las búsquedas y a llegar a la verdad de diferentes casos”.

El también fundador del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan indicó que se requiere de cierta experiencia en estos temas y de un conocimiento especializado.

Añadió que dejar a unas cuantas personas como encargadas de las investigaciones de crímenes graves “es un asunto que preocupa, por ello, esperamos que se pueda reparar esta falla, porque desconocemos los motivos y vemos muy urgente que se pueda contar con personas expertas que lleguen a ayudar”.

Sobre la inconformidad de los colectivos por la poca experiencia que tiene la nueva titular de la CNB, Teresa Guadalupe Reyes Sahagún, detalló que un punto de referencia que se debe tomar en cuenta por parte de las autoridades: “Si algo exigen se debe valorar su cuestionamiento, ya que hablan desde su lucha, su sentir, su testimonio y su experiencia”.

En poco más de dos años de creación del Mecanismo de Esclarecimiento Histórico de las Violaciones Graves a los Derechos Humanos en México durante 1965 a 1990, se tiene como resultado la exhumación de los restos humanos de siete personas víctimas de la Guerra Sucia en el municipio de Ajuchitlán del Progreso, Guerrero, así como el descubrimiento de una fosa clandestina en el Panteón Dolores de la Ciudad de México.

De acuerdo con la apreciación del actual Gobierno, en el pasado el Estado desplegó una violencia contrainsurgente que estigmatizó la protesta social y que incluyó detenciones arbitrarias, prisión política, tortura, desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales y masacres.

Por ello, promovió la revisión de casos como las matanzas del 2 de octubre de 1968 y 10 de junio de 1971 y la represión de luchas por tierras y movimientos estudiantiles, entre otros fenómenos.

El Mecanismo fue creado el 6 de octubre del 2021 para que realizara investigación relacionada con violaciones graves de derechos humanos entre 1965 y 1990.