Miércoles 21.04.2021 - 22:39

Exige no dar trato a agricultores como delincuentes

Corral: Chihuahua no es conspirador

Gobernador pide diálogo con respeto; insiste en que la muerte de Jessica en protestas no fue un error; desde julio pidió a AMLO frenar huachicoleo del agua en Río Conchos, dice

Corral
El mandatario estatal, ayer, al comparecer en el Congreso local de Chihuahua.Foto: Especial
Por:
  • Jorge Chaparro

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, demandó al Gobierno federal que se siente a negociar con los agricultores de la entidad, pero que éstos “no sean presentados en calidad de delincuentes”.

“Vamos a ir a cualquier mesa de negociación que se abra o se establezca los productores y el Gobierno de Chihuahua juntos. Queremos un diálogo con dignidad, no queremos que nuestros agricultores sean sentados en la mesa de negociación en calidad de delincuentes, ni el Gobierno del estado acusado de conspiración”, dijo al comparecer ante el Congreso local.

Ahí, el mandatario señaló que “a lo largo de este conflicto acredité durante muchos meses que buscamos jugar un papel de intermediación y de interlocución efectiva, tratando de conciliar a las partes. Cuando vimos como escaló la narrativa de descalificación del Gobierno de la república, no tuvimos ninguna duda en hacer valer nuestra voz en favor de las y los productores de Chihuahua”.

Fijo que lo primero que se propuso fue atajar ese discurso del Ejecutivo federal que pretendía convertir al problema del agua en Chihuahua en “una lucha entre potentados, acaparadores o terratenientes, y lo que es peor, atajar las insinuaciones calumniosas que trataron una y otra vez de vincular a los agricultores con la delincuencia organizada”.

Acusó que ese discurso polarizó a los agricultores y a la sociedad chihuahuense en contra del Gobierno de la República.

Insistió en que pretender generalizar, como lo hacían los funcionarios federales, “de llamar a todos huachicoleros, a todos que se roban el agua, que están defendiendo intereses indebidos ilegítimos”.

Queremos un diálogo con dignidad, no queremos que nuestros agricultores sean sentados en la mesa de negociación en calidad de delincuentes, ni el Gobierno del Estado acusado de conspiración

Javier Corral, Gobernador de Chihuahua

Corral insistió en que el Gobierno federal puede emitir represalias económicas contra los agricultores, o el Gobierno estatal, pero no los doblegará: “Nos pueden recortar recursos, disminuir asignaciones, lo que no vamos y nunca vamos a permitir es que se ofenda la dignidad de las y los chihuahuenses, porque ese es nuestro principal valor”.

Agregó que la muerte de Jéssica Silva y las heridas de bala que recibió su esposo, Jaime Torres, no fueron producto de un accidente, sino de una mala actuación de los agentes de la Guardia Nacional.

“No hay duda para el Ministerio Público de Chihuahua, sobre la forma en que acontecieron los hechos: ni accidente, ni acción para repeler agresión alguna, que no hubo, tampoco hay una confusión, hay una mala actuación de agentes”, dijo el Ejecutivo estatal ante diputados.

Aseguró que “se hizo un trabajo muy exhaustivo, está en manos de la Fiscalía General de la República, prácticamente, pasar a ejercer la acción penal persecutoria. Nos empeñamos en que se haga justicia a Jessica Silva”.

Ante las dudas de los legisladores sobre una posible alteración de las evidencias para evitar que se enjuicie a los involucrados, Corral rechazó esa posibilidad porque, dijo, ni el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, ni el delegado estatal, Ernesto Badillo, serían capaces de cometer un acto de esa naturaleza.

Aseguró que confía porque “de ambos puedo asegurar que no se prestarían a alterar en modo alguno nuestras investigaciones, porque tenemos conocimiento de su actuación a lo largo del tiempo que los hemos tratado. Lo que sí digo es que seguirá la acción penal, el ejercicio de la acción penal, por parte de la Fiscalía General de la República”.