Más datos de su propagación

COVID-19 se propaga en el drenaje; implementa UNAM método de detección

Estudiando una pequeña muestra de personas contagiadas se pueden evitar brotes aislando puntos específicos

hospital
Los especialistas en sus investigaciones detectaron que dichos fragmentos se conservan en las heces, a pesar de que el virus del COVID-19 se destruyen con alcohol, gel antibacterial y jabón.Foto: Reuters.
Por:

Fragmentos genéticos del virus SARS-CoV-2 prevalecen en las heces fecales que se mueven a través del drenaje hasta llegar a las plantas de tratamiento, lo cual genera un aumento en el número de contagios en las zonas donde se ubican esas instalaciones.

Para ello, los ingenieros de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Germán Buitrón y Julián Carrillo, descubrieron un método que permitir conocer el incremento de la infección hasta 10 días antes de que los portadores manifiesten los primeros síntomas.

Cuando una persona está infectada por el SARS-CoV2 excreta los residuos genéticos del virus antes de enfermarse fuertemente y acudir al hospital para realizarse la prueba. Si se analiza la presencia del Covid en las aguas residuales de ciertas zonas, se podrá detectar de forma temprana a una comunidad enferma

Germán Buitrón

Este proyecto es muy útil, añadió, porque al detectar inmediatamente la presencia del virus, las autoridades correspondientes podrán tomar las decisiones correctas para el control de la pandemia.

"Por ejemplo, podrían aislar o confinar las colonias, fraccionamientos o hasta fábricas donde hayan observado el aumento del coronavirus, en vez de cerrar toda la ciudad o un estado. Tomarán decisiones mucho más asertivas. Se trata de una herramienta que funcionará como una alerta temprana, como la alerta sísmica".

COVID permanece en el drenaje

Los especialistas en sus investigaciones detectaron que dichos fragmentos se conservan en las heces, a pesar de que el virus del COVID-19 se destruyen con alcohol, gel antibacterial y jabón.

De acuerdo con Buitrón Méndez el costo con respecto al beneficio resulta muy económico: "Imaginemos una comunidad de 10 mil personas, para tener un monitoreo tendríamos que realizar 10 mil pruebas a cuatro mil pesos cada una, pero con este proyecto sólo necesitamos realizar tres pruebas para toda esta población, que resulta mucho más económico".

Expuso que al hacer este tipo de muestreos, que no dependen de la presencia de los pacientes en los hospitales, para consultar si su demarcación tiene índices elevados de este problema sanitario, la exposición de la población se reduce.

Otra ventaja es que, al ser un muestreo al azar, los pacientes asintomáticos, de manera indirecta, aportan a la pronta detección del SARS-CoV-2, refirió el investigador de la UNAM.

"Aunque se desconoce su grado de infectividad y si están viables o activos en las aguas residuales, cuando la pared o cápside del microorganismo se abre suelta material genético que prevalece en las aguas", apuntó.

Al material detectado es al que se le aplica una prueba PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa). En caso de que la detección sea positiva, después se procede a la cuantificación del nuevo coronavirus. "Después lo asociamos con el número de personas infectadas", finalizó Germán Buitrón.

KA