Deben tomar la oferta o volver a hacer examen

Abren más plazas a médicos residentes, pero la única opción es Cuba

Salud amplía espacios para especialización; pasan de 9,480 en 2019 a 18,929 en 2020; ofrece ir a Canadá, EU, Argentina, Australia, pero sólo sale convocatoria para la isla; doctores acusan que plazas en el país están limitadas; hay un lugar en el Hospital General y 100 solicitantes, dicen; buscan amparo para no ir a La Habana ni perder su lugar

MÉXICO
Aspirantes a una especialziación médica.Foto: Cuartoscuro.
Por:

Mauricio aprobó el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM) 2020 que le permitiría realizar una especialidad en un hospital de México, sin embargo y pese a que en noviembre el Gobierno federal incrementó en 100 por ciento el número de plazas, ya no hay; ahora, sus únicas opciones son tomar una beca para estudiar en Cuba o perder su lugar.

El ENARM es una prueba que se realiza todos los años para que los médicos generales puedan estudiar una especialidad en un nosocomio del país. El año pasado, por primera vez en la historia del examen, se abrieron plazas para estudiar en el extranjero, esto como parte del aumento del número de lugares disponibles.

El 5 de noviembre el Gobierno federal anunció que los médicos tendrían la posibilidad de realizar su residencia en países como Canadá, Estados Unidos, Argentina, Australia y Cuba, pero sólo salió la beca de este último país.

Los médicos hicieron el examen en noviembre y los resultados se publicaron hasta fin de mes. Un mes después se enteraron de que las becas al extranjero sólo serían para Cuba. Unos no alcanzaron plaza en México en la primera vuelta y sólo les quedó la opción de estudiar fuera.

Se supone que uno al momento de pasar el examen tiene una plaza segura y nosotros, al menos este año, no ha sido el caso. Es un examen que cuesta, no nos lo regalan

Mauricio N, Médico aspirante a especialista

“Al parecer sólo queda una plaza (de anatomía patológica) en el Hospital General de México, somos más de cien, y las cien que quedan (están) en Cuba”, señaló Mauricio a La Razón, quien pidió cambiar su nombre.

“La solución que nos da la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud (CIFRHS) es volver a hacer el examen si no queremos la plaza en Cuba”, manifestó. Por ello está pensando en volver a presentar la prueba en otra especialidad este año, aunque existe el riesgo de no tener un lugar.

En total se abrieron mil plazas en Cuba para las especialidades de anatomía patológica; geriatría; medicina intensiva y emergencias; medicina física y rehabilitación y psiquiatría. El apoyo consiste de nueve mil a 14 mil 500 dólares anuales por los tres o cuatro años de duración de cada una.

El Gobierno federal anunció el incremento del número de plazas debido al déficit de médicos especialistas. Se pasó de nueve mil 480 en 2019 a 18 mil 929 lugares en 2020.

Por este motivo al menos 13 médicos están promoviendo un amparo colectivo para que respeten su plaza en el país, ya que no estaba en sus planes aplicar para la beca a Cuba del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Solamente 150 aspirantes (de mil) están aplicando para ir a Cuba, queda una vuelta más (para obtener una plaza). Nadie la tiene como primera opción

Ángel Gutiérrez, Médico y abogado del consorcio Lex Artis Médica

Al respecto Ángel Gutiérrez, médico y abogado del consorcio Lex Artis Médica, que lleva este amparo, indicó que la problemática es que estudiar en el extranjero era opcional, pero ahora ha quedado como la única alternativa para decenas de médicos.

En tanto hay otros 42 médicos interesados en unirse a otro amparo colectivo para no perder su lugar, señaló.

“Solamente 150 aspirantes (de mil) están aplicando para ir a Cuba, queda una vuelta más (para obtener una plaza). Nadie la tiene como primera opción”, dijo. Es decir que el resto de los médicos pueden perder su lugar si no viajan al extranjero.

El abogado expuso que Servicios Médicos Cubanos, el intermediario de Conacyt con aquel país, tiene una serie de requisitos que dificultan la estancia de los médicos. Por ejemplo, no van a aceptar a personas con VIH, enfermedades contagiosas, enfermedades mentales, físicas e incluso mujeres embarazadas.

“Especifica que si durante la estancia en territorio cubano alguna de las personas extranjeras sufren estas condiciones serán deportadas inmediatamente”, declaró.

Además criticó que, por ejemplo, en la especialidad de rehabilitación sólo se abrieron 100 plazas en México, mientras que hay 300 en Cuba. Es decir, la mayoría de los aspirantes no tuvo oportunidad de quedarse en México.

De acuerdo con la convocatoria de Conacyt, los aspirantes tienen hasta el viernes 12 de febrero para enviar su solicitud, de modo que deben estar en Cuba para el 1 de marzo.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell confirmó que los médicos que decidan no irse al extranjero deberán presentar el examen nuevamente.

En conferencia de prensa indicó que se tiene una sola postulación para Cuba, cuando hay mil lugares para los aspirantes que aprobaron el ENARM.

“Se supone que uno al momento de pasar el examen tiene una plaza segura y nosotros, al menos este año, no ha sido el caso. Es un examen que cuesta, no nos lo regalan”, lamentó Mauricio.

  • El dato: Las especialidades incluyen: anatomía patológica, geriatría, medicina física, psiquiatría, epidemiología y medicina intensiva.