También por el veto a Nicaragua y Venezuela

Ahora Cuba cuestiona la Cumbre de Biden: es “limitada y excluyente”

Canciller Bruno Rodríguez asegura que EU le quita su derecho de discutir temas de importancia para la región; el Presidente reitera que “el que no quiera ir, está en su derecho”; Monreal ve relación bilateral en riesgo con amago de AMLO de no acudir al encuentro

Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, en una imagen de archivo.
Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, en una imagen de archivo.Foto: Especial
Por:
  • Jorge Butrón

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, criticó ayer a Estados Unidos por no escuchar las voces que cuestionan que su país junto con Nicaragua y Venezuela sean excluidos de la IX Cumbre de las Américas.

A través de sus redes sociales, Díaz-Canel además abogó porque Estados Unidos cambie una política de odio por una más incluyente, ya que eso es lo que ahora se requiere en el continente.

“Mejor que ser reo de la política de odio, Estados Unidos debería escuchar a los no pocos que, en América Latina, lo convocan a ser sede de una cumbre inclusiva. La época nueva que desea el continente no admite la exclusión”, manifestó el presidente cubano.

A los señalamientos de Díaz-Canel se sumó su ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez, quien señaló que Washington convoca una cumbre limitada y excluyente debido a que su gobierno está sometido a presiones de sectores extremos.

“El gobierno de Estados Unidos, sometido a presiones de sectores extremos, convoca a una Cumbre limitada y excluyente en Los Ángeles. Excluye a Cuba de discusiones sobre temas que, como el migratorio, ocupan un lugar importante en la relación bilateral y regional”, aseguró a través de las redes sociales.

Estados Unidos ha manifestado que no invitarán a este evento regional a las naciones que no respetan la democracia, lo que ha generado críticas de distintos países del hemisferio.

Cuba asistió a las dos ediciones anteriores de la Cumbre, que se realizaron e Perú, en 2018, y en Panamá, en 2015.

Hasta ahora, los mandatarios de México, Bolivia y del Caribe han condicionado su asistencia al evento si no incluye a todos los países del continente.

Al ser cuestionado sobre si haría un llamado a otros países a sumarse a su postura, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que esa es decisión de cada quien. “Pero es decisión de cada quien, o sea, independiente, soberana, cada quien tiene que decidir”, agregó.

Apuntó que su Gobierno no va a actuar de manera protagónica llamando a otros gobiernos para que no asistan ni para que si asistan. “Sencillamente ya fijamos nuestra postura y que cada quien asuma lo que considere más adecuado. Pero ojalá y sí nos encontremos todos, es América”, insistió.

Momentos antes, López Obrador señaló que en definitiva no asistirá si se excluye a algunos países y en su lugar irá una representación. “Si no se puede cambiar y se excluye a algunos países, de todas maneras, iría una representación del Gobierno de México, pero yo en definitiva no asistiría”, enfatizó.

Tras comentar que es como la “quinta llamada” para que Estados Unidos cambie su política, López Obrador dijo que si lo hace se inaugurará una nueva etapa en la región. “Yo pienso que, si se invita a todos, va inaugurarse una etapa nueva en las relaciones de América y se le va deber al Presidente (Joe) Biden y nosotros vamos a reconocerlo y si no se puede cambiar, esta es como la quinta llamada”, comentó.

El mandatario comentó que esperaba una respuesta favorable a su solicitud de que se invite a todos los países al evento, tras destacar el potencial económico con que cuenta la región. “Espero que haya una respuesta favorable para que todos participemos, quien no quiera ir, pues se está en su derecho, pero que no se excluya a nadie, somos de un continente de que tiene muchas cosas en común, mucho potencial en lo económico, para que se convierta, ya lo es, pero por falta de unidad, no hemos hecho valer la fuerza económica comercial que tiene América en consideración de otras regiones”.

  • El dato: La IX Cumbre de las Américas se celebrará del 6 al 10 de junio en la ciudad de Los Ángeles, California, en Estados Unidos, y hasta ahora no se ha dado a conocer de manera oficial la lista de los países invitados.

Monreal ve riesgo en relación bilateral por “desaire”

El coordinador de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal, afirmó que la postura del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien amagó con no acudir a la Cumbre de las Américas si Estados Unidos no invita a Cuba, Nicaragua y Venezuela, es una postura “digna y firme”, pero con riesgos para la relación con Estados Unidos.

“El Presidente López Obrador fijó hace unos días una posición desde mi punto de vista firme y digna, aunque con riesgos en nuestra relación internacional”, dijo ante estudiantes de la UNAM.

Estimó que la inasistencia del Ejecutivo sería “grave”, dado que será la primera cumbre convocada por su homólogo estadounidense, Joe Biden, y el acto podría resultar un “desaire”.

Esto, dijo, porque Estados Unidos no tenía contemplado invitar a esos países, bajo el argumento de que sólo asistirán países democráticos, pero el diferendo con aquel país se mantiene, pues al amago del mandatario mexicano se han sumado países como Bolivia, Argentina, Honduras, Chile y Brasil.

Además, estimó que el gobierno estadounidense no cederá, dado que cambiar de opinión para invitar a los países excluidos representaría “una debilidad o imposición de agenda y creo que no va a ser fácil; esperemos que no tenga repercusiones en nuestra relación”, comentó.

“Es muy grave, porque es una cumbre, la primera que convoca Biden y puede resultar un desaire, conociendo la política tradicional norteamericana y, dado que México encabezó el diferendo, es un asunto que debemos cuidar para no correr riesgos y alterar nuestra relación”. agregó