Acusa riqueza ilegal

Denuncia UIF ante la FGR a la Luz del Mundo

Unidad de Inteligencia Financiera informó que ya presentó ante la Fiscalía General de la Republica denuncias correspondientes contra dicha iglesia, por la probable comisión de delitos, como es el desvío de recursos

9
Uno de los templos de la Luz del MundoFoto: Archivo.
Por:
  • Jorge Chaparro

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) denunció ante la FGR a la iglesia La Luz del Mundo por violar su perfil de Organización Sin Fines de Lucro (OSFL) y realizar actividades como recibir cantidades muy elevadas de recursos y destinarlos al pago de tarjetas de crédito, vehículos de lujo y blindajes, lo que no corresponde con el perfil de una organización religiosa.

La Luz del Mundo no sólo utilizó, aparentemente, al sistema financiero nacional, sino que realizó transferencias al extranjero por cantidades significativas de dinero a personas físicas y morales en países clasificados como paraísos fiscales.

Por ello, presentó diversas denuncias contra la organización religiosas que operan bajo el sistema de OSFL, pues bajo esta denominación ocultó actividades que no tienen nada que ver con el culto religioso que declararon para obtener el registro fiscal y recibir donativos.

De acuerdo con la UIF esta iglesia ha generado riqueza de manera presuntamente ilegal, al cometer delitos fiscales y realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita, dijo la dependencia en un comunicado de prensa.

Las señales de alerta detectadas por la UIF iniciaron cuando se descubrió que la Iglesia La Luz del Mundo ejecutaron, a través del sistema financiero nacional, operaciones que representaban una ganancia económica, lo que chocaba con sus declaraciones de Organización Sin Fines de Lucro.

Las operaciones consistían en realizar inversiones financieras con los donativos que recibían con la finalidad de que el banco también les pagara intereses, inversiones que no fueron declaradas ante la Secretaría de Hacienda y también hubo omisión al no enterar que los réditos que ofrecían esas instituciones eran gravables o deducibles para efecto del pago de Impuestos.

Además, dijo la UIF, las transferencias financieras que realizó fueron por altos montos, y estaban dirigidas a personas físicas y morales que no tienen relación con las actividades que presuntamente realizan las organizaciones religiosas.

Otra parte de los recursos que obtienen por supuestos donativos, fueron empleados para la compra de inmuebles y para adquirir acciones de empresas, así como el cobro de los intereses devengados por esas inversiones.