Proponen facilitar bancarización de remesas

Desinflan la Ley Banxico con cuentas para migrantes y Banco del Bienestar

Proponen acercar bancarización para recepción de remesas; también crear un consejo para acompañar a paisanos en procesos de cambio de divisas y envíos

cuartoscuro_785306_digital
Luis Niño de Rivera, presidente de la ABMFoto: Cuartoscuro
Por:

Al participar en el Parlamento Abierto respecto a la minuta que reforma la Ley del Banco de México (Banxico), el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, planteó la apertura de cuentas bancarias por parte de migrantes para depositar sus dólares, con un límite de 300 dólares al día y mil 500 dólares al mes, para aprovechar el uso de las herramientas tecnológicas y transferir los recursos sin necesidad de estar en el país.

De acuerdo con el líder banquero, las remesas electrónicas del año pasado llegaron a 40 mil millones de dólares, de los cuales, cinco mil 600 millones ingresaron en efectivo a los bolsillos de los migrantes.

Explicó que un número no menor de migrantes tiene posibilidad de cambiarlo en el mercado formal a tipos de cambio competitivos, y acuden a pagar en promedio 10 por ciento por debajo de ese tipo de cambio.

Añadió que, de siete mil 700 millones de dólares en efectivo que ingresaron a nuestro país vía migrantes y la industria del turismo, 20 por ciento ( mil 600 millones de dólares) fue cambiado por pesos a tipos de cambio inferiores a los que se obtienen en el mercado formal.

Por ello, propuso integrar a los connacionales que radican en otros países a la bancarización, mediante la apertura remota de cuentas, que podrían abrirse con la matrícula consular.

En el mismo sentido se pronunció el titular de la Unidad de Banca, Valores y Ahorro (UBVA), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Jorge Meléndez Barrón, quien propuso realizar las transferencias a través del Banco del Bienestar, cuyas sucursales se están creando en todo el país.

Gráfico

“Esta vía tendrá un impacto más directo sobre las condiciones que reciben los migrantes por sus remesas, que el esperar a que los bancos comerciales lleguen con sus servicios a esos poblados si el Banco de México asume la obligación de comprar los dólares que algunos bancos no puedan exportar”, aseveró al participar, en representación del titular de la SHCP, Arturo Herrera, en el parlamento abierto.

Por su parte, el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, abundó en que una de las propuestas es crear un consejo con todas las instituciones y autoridades del sector, el cual rastree la ruta de las remesas y acompañe a los migrantes en el proceso de cambio de divisas.

Además, advirtió al Congreso de una posible depreciación del peso si avanza la reforma que pretende oblicar al banco central a comprar dólares que el sector privado no pueda repatriar.

“Podría afectar el cumplimiento de los objetivos del Banco de México y su capacidad para hacer o recibir pagos en nombre del Gobierno federal, así como generar y mantener acuerdos internacionales, que son centrales para la liquidez en divisas, aumentando con ello el riesgo de depreciación de nuestra moneda nacional y limitando la actuación de las autoridades para mitigar los potenciales episodios de inestabilidad”, declaró al participar en un parlamento abierto sobre el tema.

Ante diputados, senadores y otros actores involucrados, Díaz de León señaló que la reforma aprobada en diciembre por la Cámara alta pone en riesgo la calificación crediticia de nuestro país.

“Los inconvenientes y riesgos que la iniciativa plantea podrían afectar la percepción de riesgos soberano en detrimento de la calificación crediticia del país, lo cual ocasionaría un aumento de los costos de financiamiento para toda la economía en su conjunto”, declaró.

El funcionario informó que las remesas que recibe México del exterior crecieron 60 por ciento entre 2011 y 2019, y de enero a noviembre de 2020 representaron 36 mil 946 millones de dólares, que equivalen al 3.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB); sin embargo, recordó que la mayor parte no son recibidas en efectivo, sino en transferencias electrónicas.

“En los últimos 10 años, sólo 1.6 por ciento del total de remesas se han recibido en efectivo y en especie, y de enero a noviembre de 2020 representó 0.6 por ciento”, expresó.

Agregó que aunado a ello, el total de remesas captadas en efectivo va a la baja, al pasar de 24 mil 775 millones de dólares en 2017 a siete mil 497 millones de dólares en 2019, mientras que en 2020 fue de seis mil 273 millones de dólares.

  • El dato: El autor de la iniciativa, el senador Ricardo Monreal, argumentó que ésta beneficiará a las familias de migrantes, que reciben hasta 30% menos del valor de sus dólares cuando los cambian.