Durante una conferencia en el CEN del PAN en la CDMX

No se puede dialogar con narcodictaduras en Cumbre de las Américas: Andrés Pastrana

El expresidente de Colombia comentó que el narcotráfico es el peor enemigo de la democracia; acuso que el jefe del Cártel de los Soles es Nicolás Maduro

Andrés Pastrana, expresidente de Colombia.
Andrés Pastrana, expresidente de Colombia.Foto: Especial.
Por:
  • Jorge Butrón

El expresidente de Colombia, Andrés Pastrana aseguró que no está de acuerdo que se dialogue con un narcodictador en la próxima Cumbre de las Américas, como lo es Nicolás Maduro o con Daniel Ortega, que expulsó a la Organización de Estados Americanos (OEA) de su país, pues se oponen a las luchas a favor de la democracia.

Durante una conferencia en el CEN del PAN en la Ciudad de México aseguró que en Venezuela hay una narcodictadura, por lo que no se puede entablar un diálogo con personajes que no respetan la democracia.

“En Venezuela hay una narcodictadura, los hijos o parientes de la primera dama de ese país viven en Nueva York en una cárcel acusados de narcotráfico; el jefe del Cártel de los Soles es Nicolás Maduro, eso es una narcodictadura. El peor daño que se hace a Colombia hoy es que están interviniendo Cuba, Rusia y Venezuela en su política interna, por ello he venido denunciando ese pacto para desestabilizar Colombia, lo que se traduce en un posible fraude”, explicó.

El exmandatario colombiano señaló que contrario a lo que los dictadores defienden, ellos lo hacen a favor de la libertad de expresión, el medio ambiente y la democracia, sin embargo, criticó que en esos países no se privilegia el bienestar de las personas, “pues he visto niños chupando un hueso de pollo porque no tienen que comer”, indicó.

Además, comentó que el narcotráfico es el peor enemigo de la democracia, ya que en su testimonio, es la única persona que sobrevivió a un secuestro de Pablo Escobar, aparte que en su país el delito es manejado por los cárteles mexicanos, y solo hay un cartel de las FARC que les provee.

“Hay presidentes que vienen hablando de legalizar la droga, pero quién la va a comprar y dónde la van a vender. La guerra contra las drogas no se ha perdido, cuando llegué al gobierno teníamos 180 mil hectáreas y dejamos 40 mil, pero la siguiente administración dejó 200 mil hectáreas de cocaína”, aseveró.

Por ello insistió que la droga corrompe la política y las instituciones, aparte de acabar con los jóvenes.

lemm.