Con rechazo de la oposición

Diputados aprueban reforma que permite internar a personas adictas

El proyecto permite el internamiento de personas adictas en centros terapéuticos, pero “sólo con conocimiento y autorización del paciente", aseguran legisladores

camara-de-diputados
El proyecto de reforma a la Ley General de Salud fue rechazado por diputados de oposición.Foto: Cuartosocuro
Por:

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó una reforma a la Ley General de Salud, para regular el acceso y prestación de servicios de salud mental y adicciones, y que permite el internamiento de personas adictas en centros terapéuticos.

El proyecto fue rechazado por legisladores de oposición, quienes aseguraron que se confunde el consumo problemático de drogas con salud mental, pues coloca al primero como causa de trastornos mentales y pretende así justificar la posibilidad de que esos consumidores sean internados, quieran o no, para su tratamiento, con lo cual se violentarían sus Derechos Humanos.

“De avanzar esta pretensión, se violaría la Convención sobre derechos de personas con discapacidad y lo dispuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los cuales establecen que el consumo problemático no constituye una discapacidad, por lo que su internamiento forzado derivaría en una violación a la Constitución y otros convenios internacionales de la materia”, denunció la coordinadora del Partido de la Revolución Democrática, Verónica Juárez.

El proyecto, establece que se entenderá por adicción “el consumo repetido de varias sustancias psicoactivas hasta el punto en el que el consumidor se intoxica de forma continua, muestra deseo compulsivo de consumir y dificultad para interrumpir o modificar el consumo de la sustancia y se muestra decidido a obtener sustancias psicoactivas por cualquier medio”.

Al fundamentar la propuesta, la presidenta de la Comisión de Salud, Carmen Medel Palma, aseguró que el dictamen busca fortalecer la atención que reciben los pacientes de enfermedades mentales y adicciones de sustancia psicoactivas; “quienes necesitan tratamientos, que no sólo les ayuden con la atención de sus padecimientos, sino que esta sea respetuosa de su dignidad y sus derechos humanos”.

Reconoció que el proyecto permite el internamiento de personas adictas en centros terapéuticos, pero sostuvo que esto ocurrirá “sólo en caso de ser absolutamente necesario y con conocimiento y autorización del paciente, a quien en ningún momento se le debe de privar o limitar del goce de sus derechos humanos, sino respetar su dignidad humana”.

Por su parte, la diputada del PRI, Cynthia López, calificó de “incongruente” la iniciativa, porque por una parte están estigmatizando a las personas que consumen algún tipo de droga, y por otra, “son ustedes los promotores para que mañana los jóvenes en este país puedan fumarse 28 “churros” diarios, son ustedes los promotores del uso recreativo del cannabis”.

El dictamen, que quedó aprobado por 305 votos a favor de Morena y sus aliados, 158 en contra y 6 abstenciones, fue aprobado en lo general y en lo particular, y se turnó al Senado de la República para su discusión y en su caso aprobación.