Avizoran  falta de medicamentos hasta marzo de 2022

Farmacéuticas ven venir “nubarrón de desabasto” por fechas de licitaciones

Advierten empresas retraso en procesos para adquisición de fármacos; quienes ganen contratos se llevan 3 meses en fabricarlos y entregarlos, explican; recuerdan que la UNOPS antes no pudo con el paquete; sobre medicinas ya adquiridas, el Presidente afirma que van a “entrar todos” a distribuirlas

3
Farmacéuticas ven venir “nubarrón de desabasto” por fechas de licitaciones.Foto: Especial
Por:
  • Roberto Cortez

Representantes de la industria farmacéutica consultados por La Razón advirtieron que el retraso de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés) para presentar la licitación pública de la compra de medicamentos, provocará que haya desabasto al menos los tres primeros meses de 2022.

Como adelantó este diario en su edición de ayer, el organismo informó que el próximo lunes presentará de manera conjunta con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), la Licitación Pública Internacional para la compra de medicamentos y material de curación para el próximo año.

“Esto, en el marco del acuerdo suscrito el 31 de julio con el Gobierno de México, a través del Insabi”, detalló ayer la UNOPS, fecha que, a decir de empresarios del ramo farmacéutico, repercutirá en la escasez.

Juan de Villafranca, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf), refirió que el panorama de 2022 prevé un “nubarrón de desabasto”, pues hasta ahora, a casi un mes de que concluya el año, no se han visto medidas concretas para solucionarlo.

El lunes vamos a tener una reunión para ver cómo termina de resolverse el abasto, eso ya se logró, ya se compraron, ahora es la distribución. Se compró medicina y se hizo un contrato con algunas empresas de distribuidores y no se distribuyeron los medicamentos

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México

“Para 2022 veo el nubarrón del desabasto. Ahorita no hemos visto todavía que haya medidas muy concretas que puedan solucionar todo. Yo lo que diría es que la industria está en la mejor disposición de ser parte de la solución”, indicó.

Apuntó que la UNOPS había trabajado en proyectos muy pequeños en Honduras o en Guatemala, de 200 millones de dólares, donde no había una industria como la que se tiene en México.

“Ellos cobraron nada más por este servicio 139 millones de dólares, que es mucho dinero nada más por hacer la gestión”, comentó el empresario, quien acotó que el tema de distribución es uno de los grandes pendientes.

Por separado, Rafael Gual Cosío, director general de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), consideró que el Presidente López Obrador ha expresado su preocupación por el tema, pero la fabricación de los medicamentos supone planeación, pues nadie compra materias primas y se pone a elaborarlos para tenerlos en bodegas, para ver si alguien se los compra.

“Los medicamentos tienen caducidad, igual que las materias primas con que se fabrican. Se necesitan dos meses para que se tengan en tiempo y forma; entonces, difícilmente, con estos tiempos se podrán tener medicamentos por lo menos en los próximos tres meses”, dijo.

Los medicamentos tienen caducidad, igual que las materias primas. Se necesitan 2 meses para que se tengan en tiempo y forma; entonces, difícilmente, con estos tiempos se podrán tener por lo menos en los próximos 3 meses

Rafael Gual Cosío, Director general de Canifarma

Arturo Morales Portas, presidente de la Amelaf, coincidió en que “las medicinas se tardan tres meses en fabricarse; entonces, todas las empresas que ganen contratos van a llevarse tres meses en elaborarlos, vamos a estar entregando por ahí de febrero o marzo”.

Consideró que no era necesario contratar a la UNOPS para llevar a cabo las compras de medicamentos, pues el Sector Salud cuenta con expertos en ese tema que pudieron garantizar el abasto.

“Definitivamente no pudo con el paquete. No tiene el equipo en México para hacer una compra de esa dimensión. No imaginaba la complejidad de comprar los medicamentos del Gobierno mexicano”, opinó Morales Portas.

Explicó que, por sus dimensiones, el Gobierno de México es uno de los compradores más grandes de medicinas en el mundo, que ni en Estados Unidos existe, porque ahí el mercado está muy dividido, ya que puede comprar un grupo de hospitales de California, uno en Texas o un sistema de salud de un estado.

Definitivamente, (la UNOPS) no pudo con el paquete. No tiene el equipo en México para hacer una compra de esa dimensión. No imaginaba la complejidad de comprar los medicamentos del Gobierno mexicano

Arturo Morales Portas, Presidente de la Amelaf

“El Ejército quizá tenga la capacidad, pero es un tema muy delicado. No es fácil distribuir medicamentos: es una parte logística porque se tiene que consolidar en un lado, en una bodega, y se tienen que repartir en los diferentes lugares”, explicó.

El jueves se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la licitación de 564 claves de medicamentos del Insabi, en la que no participó la UNOPS. En julio pasado, el Gobierno de México reconoció que compró más medicamentos y materiales de curación, en menos tiempo y a menor precio, que con el apoyo del organismo internacional, al que pagó 45 mil 422 millones de pesos y que incumplió con 47.7 por ciento de las dos mil 34 claves solicitadas.

“Al final de cuentas, el Gobierno tuvo que salir a comprar los medicamentos sin licitación, mediante adjudicaciones directas, en un proceso muy poco transparente que digamos. Por eso es importante que esta vez haya publicado su licitación, aunque con el tiempo muy apretado”, apuntó Gual Cosío.

“Sin embargo, hay un tema muy importante que no se ha resuelto: los operadores logísticos de distribución de los medicamentos. Los que fueron nombrados no han tenido la capacidad de recibir los productos, ya no digas de distribuirlos. Es lo que va a privar para el próximo año, no sabemos también si van a ser los mismos operadores logísticos”, concluyó.

Para 2022 veo el nubarrón del desabasto. Ahorita no hemos visto todavía que haya medidas muy concretas que puedan solucionar todo. Yo lo que diría es que la industria está en la mejor disposición de ser parte de la solución

Juan de Villafranca, Director ejecutivo de la Amelaf

Van a entrar todos a distribución: AMLO

El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que para resolver el problema del desabasto de medicamentos participará todo el Gobierno federal, y garantizó que los medicamentos llegarán a los pueblos más apartados del país o se cambiará el nombre.

“Ahora vamos a que, entre todos, así como se distribuían las vacunas, vamos a distribuir los medicamentos hasta los pueblos más apartados, no van a faltar, me dejo de llamar Andrés Manuel. Todos, todos, todos vamos a entrar”, afirmó.

En conferencia, el mandatario dio a conocer que persisten problemas en la distribución de estos insumos.

“Entonces, nos ha costado bastante, pero ahí vamos y todos. Así como enfrentamos la pandemia y se distribuyeron las vacunas, así ahora el plan —el lunes vamos a tener una reunión— es cómo terminar de resolver el abasto. Ya se logró, ya se compró la medicina, pero ahora es la distribución, porque resulta que se compró la medicina y se hizo contrato con algunas empresas distribuidoras y, no sé si por ineficiencia o mala fe, no distribuyeron los medicamentos”, aseveró.

El mandatario sostuvo que se avanza en el abasto de medicamentos, con la compra en el extranjero, luego de terminar con una mafia de 10 comercializadoras, que todavía está presionando, pues, acusó, siguen en campaña contra la administración federal.

“Me da mucha tristeza porque están apoyando a mamás, papás que tienen niñas, niños con cáncer, pero están manteniendo esas organizaciones para que nosotros demos marcha atrás y volvamos al mismo sistema de compra de medicamentos a estos corruptos. Pues no, ya estamos comprando todos los medicamentos, y no van a faltar medicamentos para niñas, niños con cáncer, estamos trabajando en ese propósito”, aseguró.

  • El dato: El martes la excomisionada del IFAI, Elena Pérez-Jaén, denunció ante supervisión interna de la ONU a la UNOPS, por el desabasto de medicamentos e insumos en México.