Buscan solución a conflicto

En disputa por violación a T-MEC ven dos tonos en respuesta mexicana

El Presidente afirma que no cederá y rechaza transgredir tratado; alista postura el día del desfile militar; subsecretaria de Economía prevé solución “mutuamente satisfactoria”

El Presidente realizó su conferencia de prensa matutina en Puerto Vallarta, Jalisco, ayer.
El Presidente realizó su conferencia de prensa matutina en Puerto Vallarta, Jalisco, ayer.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Jorge Chaparro

El Presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que la queja de Estados Unidos y Canadá sobre la política energética de nuestro país, en el marco del T-MEC, se originó por lo que calificó como “legado de traición a México” y advirtió que será hasta el 16 de septiembre cuando informe al pueblo de México sobre la situación que se vive.

“Yo voy a aprovechar para informar el día 16 de septiembre, el día de nuestra Independencia, sobre este asunto, no vamos a informar antes, ese día. Y ¿por qué el 16 y no el 15? Porque el 15 es el Grito. Y la verdad que ese acontecimiento histórico se dio en la madrugada del día 16. Y ya tenemos pensado que vamos a convocar al pueblo la noche del Grito en el Zócalo y al día siguiente

vamos a llevar a cabo el desfile militar conmemorativo y ahí vamos a fijar nuestra postura sobre este asunto. Pero no vamos a ceder, porque es un asunto de principios, tiene que ver con nuestra soberanía”, manifestó.

El mandatario insistió en que no hay ninguna violación al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y se trata de procedimientos normales dentro de las relaciones comerciales internacionales.

“Y no hay ninguna violación al tratado. Además, son procedimientos que están establecidos, es una consulta para establecer comunicación, aclarar cosas, que va a llevar 75 días y luego, si no se está de acuerdo, se va a un panel internacional”, señaló.

López Obrador lamentó lo que calificó como actitud de “traidores a la patria” que defienden intereses extranjeros.

Lo que me llama mucho la atención, no sé a ustedes, es que haya tanto traidor a la patria en nuestro país, que en vez de defender a México defienden los intereses de países y de empresas extranjeras

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México

“Y lo que me llama mucho la atención, no sé a ustedes, es que haya tanto traidor a la patria en nuestro país, que en vez de defender a México defienden los intereses de países y de empresas extranjeras”, expresó el Presidente.

Recordó que durante la negociación del T-MEC con Estados Unidos y Canadá hubo reclamos de los estadounidenses porque se les estaba dando un trato discriminatorio, pues se había negociado la participación de empresas canadienses en el sector petrolero.

“Por eso también el razonamiento del gobierno de Estados Unidos era de que por qué con ellos no, si ya se habían suscrito acuerdos, incluso con Canadá, y lo estaban considerando como un hecho discriminatorio que nosotros no queríamos con ellos tener el mismo acuerdo”, recordó.

Por ello, mandó llamar a Jesús Seade, jefe negociador del T-MEC del equipo de transición del gobierno electo en 2018 y actual embajador en China, para que informe sobre las posibles violaciones al acuerdo comercial por parte de México que se negó a ceder en materia de soberanía sobre los hidrocarburos.

“Cuando Jesús Seade me informa de que hay esta propuesta, le pido que venga a México y se analiza el capítulo que ya habían aceptado las autoridades mexicanas en ese entonces, de manera especial el secretario Videgaray y Guajardo, y nosotros dijimos que no estábamos de acuerdo”, detalló.

Resaltó que esa acción le permitió modificar los términos del acuerdo y poner a salvo el tema del petróleo.

El martes pasado, el gobierno de Estados Unidos solicitó consultas sobre solución de disputas con México en el marco del T-MEC, bajo el argumento de que las políticas energéticas de nuestro país son discriminatorias y “perjudican” a sus empresas.

La solicitud, anunciada por la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés), que encabeza Katherine Tai, supone la disputa más grave entre Washington y Ciudad de México desde que entró en vigor el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Más tarde, Canadá, el otro socio del TMEC, adelantó que solicitaría su propia consulta sobre solución de disputas por las políticas energéticas mexicanas argumentando que son “inconsistentes” con el pacto regional.

Los gobiernos de los tres países tienen un periodo de 75 días para solucionar la controversia. En caso de no llegar a un acuerdo mutuamente satisfactorio, Estados Unidos y Canadá podrá solicitar el establecimiento de un panel para que decida sobre este asunto.

México busca “satisfacción mutua” en solución a conflicto

Las secretarías de Economía (SE) y de Relaciones Exteriores (SRE) confían en que México logrará una solución satisfactoria para las partes respecto a las consultas sobre solución de disputas solicitadas por Estados Unidos y Canadá en el marco del T-MEC por políticas energéticas de nuestro país.

La subsecretaria de Comercio Exterior de la SE, Luz María de la Mora, dijo que espera una “solución mutuamente satisfactoria” en las conversaciones solicitadas por Estados Unidos y Canadá sobre lo que afirman son incumplimientos mexicanos en materia de energía de un pacto comercial regional.

“Queremos aprovechar esta fase de consulta (...) para ver cómo podemos llegar a una solución mutuamente satisfactoria a través de un diálogo abierto, franco y constructivo, que nos permita pues superar esta diferencia”, dijo De la Mora en entrevista con Reuters.

Aunque De la Mora dijo que el Gobierno de México buscará argumentar que sus políticas energéticas no violan el acuerdo comercial, su tono conciliador sobre la búsqueda de una solución que beneficie a todas las partes contrasta con el desafiante empuje del Presidente López Obrador contra

las quejas.

Al preguntársele si las políticas energéticas de López Obrador estaban asustando a los inversionistas, De la Mora señaló los recientes anuncios de inversiones en México por parte de la empresa estadounidense Sempra Energy y la canadien-

se TC Energy.

Argumentó que el mecanismo de solución de controversias del T-MEC da certidumbre a los inversionistas en caso de que surjan diferencias, como ahora.

Por su parte, el titular de la SRE, Marcelo Ebrard, dijo estar optimista de que México saldrá bien librado de las consultas que han solicitado Estados Unidos y Canadá para revisar la política energética de nuestro país bajo el tratado comercial entre los tres países.

“Pero no veo yo, a esta fecha, ningún elemento para suponer que las decisiones que se han tomado estén en contradicción con los contenidos del Tratado de Libre Comercio, de manera que sería yo optimista; no digo que vaya a ser fácil, pero vamos a salir adelante con resolución y con consistencia”, agregó.

Durante una gira de trabajo por Chiapas, el canciller señaló que este tipo de consultas son habituales entre socios comerciales y no deben sobre-

dimensionarse.

“Bueno, las consultas que se están planteando son habituales cuando hay diferencias entre socios comerciales, hay quien se asusta o exagera cuando hay una consulta; una consulta es para decir yo, país, creo que tú estás tomando medidas que me perjudican y entonces yo tengo que argumentar porque creo que no es así”, explicó.

Recordó que México tiene firmados diferentes tratados comerciales de todo tipo y si bien son instrumentos legales que obligan a los países a respetar las medidas acordadas, si no ha habido violación a lo establecido, tampoco debe haber preocupación.

“Cuando haya una diferencia no será el poder sino los argumentos, porque imagínense si no tuviéramos los paneles, nos imponen aranceles imagínense en todo, lo que ellos quie-

ran”, finalizó.