Empezarán con 20 de los 56 este año

INM acepta cambiar estaciones migratorias del país por albergues

Eunice Rendón dice a La Razón que se busca que sean estancias integrales; ONG quieren que no se repitan hechos como incendio en Juárez; impulsan QR para denunciar extorsión

Reunión de autoridades del INM con instancias internacionales y organizaciones sociales, el pasado 29 de junio.
Reunión de autoridades del INM con instancias internacionales y organizaciones sociales, el pasado 29 de junio.Foto: Especial
Por:
  • Jorge Butrón

El Instituto Nacional de Migración (INM) aceptó cambiar el modelo de estación migratoria a albergue, para mejorar la atención de los extranjeros que se trasladan por el país, además de la creación de una aplicación o QR para denunciar en tiempo real a los agentes que extorsionen a los migrantes.

En entrevista con La Razón, la activista Eunice Rendón explicó que, en seguimiento al decálogo que presentaron organizaciones civiles tras el incendio en el centro de retención en Ciudad Juárez, que provocó la muerte de 40 personas, se reunieron junto al INM y la ACNUR para cambiar el modelo y transitar a otros más integrales.

“Hablamos con Francisco Garduño –titular del INM– de las estaciones migratorias para que transiten a lugares más integrales, además de la detención, y lo que nos comenta es que nadie puede estar detenido más de 76 horas. Nos reuniremos con el visitador de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), para que nos diga, después de su inspección, qué se puede cambiar para mejorar”, indicó Rendón.

Dijo que este miércoles se llevó a cabo una nueva reunión para definir costos, cambios y fechas, así como un plan para trazar el inicio de las mejoras en las 56 estaciones migratorias que hay en México.

Hablamos de las estaciones migratorias para que transiten a lugares más integrales. Lo importante es que ya hay un acuerdo con el INM y que ya haya una apertura por parte de la dependencia para mejorar las condiciones

Eunice Rendón
Directora de Agenda Migrante

“El objetivo es empezar este mismo año con 20 estaciones y el recurso lo van a poner los del INM, me parece que la Amexcid (Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo) y cooperación internacional. Ellos ya hicieron una junta para ver lo de los recursos y nosotros sólo vamos a dar algunos lineamientos técnicos, junto con un grupo de expertos de la Organización Internacional para las Migraciones y la CNDH”, destacó.

Los lineamientos serán básicamente para prevenir incidentes o tratos no adecuados; por ejemplo, que no haya colchonetas flamables, que las cobijas no se incendien, entre otras.

Señaló que otro de los temas importantes a analizar son los protocolos, “para que nadie se lleve la llave” y no vuelva a ocurrir lo que pasó en Ciudad Juárez, pues se busca un mecanismo de no repetición.

“Lo importante es que ya hay un acuerdo con el INM y ya se tiene un análisis de los centros; por ello, es importante que ya haya una apertura por parte de la dependencia para mejorar las condiciones”, dijo.

Mencionó que tendrán una reunión con el personal de tecnología del INM para desarrollar el QR, para reportar cualquier tipo de extorsión hacia los migrantes por parte de los agentes de la dependencia.

“Que el instituto sepa en dónde y quiénes son los agentes que están cobrando. Esto es en tiempo real, para las sanciones”, indicó.

Lo anterior, responde a los señalamientos que han hecho organizaciones civiles como el Instituto de Mujeres para la Migración (Imumi), el Consejo Ciudadano del INM, Agenda Migrante y otras, las cuales han denunciado en diversas ocasiones los malos tratos a los que son expuestos los migrantes en su paso por México.

Han acusado en reiteradas ocasiones que los agentes del INM cobran a los extranjeros diversas cantidades para dejarlos pasar al territorio, aun cuando tienen documentos legales de tránsito.

Otro requerimiento es que la gente no esté más de tres días en esos lugares, debido a que los centros fungen como cárceles, sin derecho a la comunicación. La CNDH realizó un diagnóstico de la situación de los albergues, que hasta el momento no ha dado a conocer.