Afiliados a la seguridad social

Quedan en el limbo 20 millones con cambio al Insabi; no saben ni que existe

El instituto asegura que no se requiere afiliación; usuarios afirman que no tienen conocimiento de quién ni cómo se pueden atender ahí

Con el Insabi, 20 millones se quedaron sin acceso a la salud
Con el Insabi, 20 millones se quedaron sin acceso a la saludFoto: Especial
Por:
  • Lucero Méndez

A año y medio de haber entrado en operaciones, la afiliación en el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) se desplomó un 38 por ciento, respecto al Seguro Popular.

Cifras del Gobierno federal indican que en diciembre de 2018 hubo una afiliación histórica al Seguro Popular de 53 millones 530 mil 359 personas pero para 2021, ya con el Insabi implementado, los registros de usuarios disminuyeron a 32 millones 842 mil 765 registradas, según el reporte del Inegi actualizado en marzo de 2021.

De acuerdo con los nuevos lineamientos, más 20 millones de personas que ya no cuentan con el Seguro Popular, no han solicitado atención en el nuevo sistema de salud, ya que de haberlo hecho, se habría generado un registro en automático para integrar el expediente del solicitante.

La Razón consultó con la oficina de prensa del Insabi, que vía WhatsApp respondió brevemente que “para Insabi no se requiere afiliación así que ese dato no es correcto”; sin embargo, el Inegi tiene registrados a más de 32 millones de afiliados, es decir, los que ya solicitaron los servicios de Salud. Además, en su respuesta por WhatsApp, se aclaró que “no han autorizado entrevistas hasta el momento”.

“La suma de los afiliados en las distintas instituciones de Salud, puede ser mayor al total por aquella población incorporada en más de una institución”, aclara el Inegi en su página oficial.

Cuando arrancó en enero de 2020, el Insabi destacó en su página oficial que las personas sin seguridad social solamente tendrían que acudir a su centro de salud más cercano y presentar: CURP, acta de nacimiento o credencial del Instituto Nacional Electoral.

.Gráfico: La Razón de México

“Con lo anterior, se llevará un registro de los beneficiarios para el control de atención y el otorgamiento de medicamentos”, destacó en su página oficial.

Andrés Castañeda, coordinador de Salud y Bienestar de Nosotrxs, organización que pugna porque las instituciones de salud garanticen el acceso a los servicios de salud consideró que el aumento de personas que carecen de servicio de salud puede obedecer a una falta de claridad en el proceso de registro ante el Insabi,

“El Seguro Popular daba un papelito que daba tu constancia de afiliación, ahora, hay menos claridad de quién se puede atender. El Insabi puede decir que quizá existe un desconocimiento de las personas, pero al final ese desconocimiento es una barrera clara en el acceso porque anteriormente había 15 millones de personas, (según el Coneval) que se sentían con el derecho de utilizar los servicios de salud y que hoy no lo hacen”, dijo en entrevista con La Razón.

Castañeda destacó que debido a que cada vez más personas tienen menos acceso a los servicios de salud, acuden a los servicios privados, lo que representa un gasto extra y excesivo. “Esta debilitación del sistema público de salud termina afectando a las personas con mayores carencias porque no cuentan con más opciones”.

Resaltó también que tras la pandemia, varias personas perdieron su empleo, por lo que dejaron de ser atendidas por alguna institución de seguridad social, lo que otorgaría el derecho a migrar al nuevo sistema de salud, “pero ante la falta de claridad se encuentran sin ningún servicio”.

“Este tipo de cambios, del Seguro Popular al Insabi, el no pensar en un programa de manera ordenada, transiciones claras, con reglas claras, termina afectando más a quien menos tiene, sobre todo cuando se trata de programas sociales”, resaltó.

Es el caso de Martha, ama de casa de 45 años. Cuando su hija tuvo complicaciones por unos quistes en el ovario acudieron al servicio médico gratuito que ofrece la Vocacional 7 (CECyT) del IPN. Ella admitió que no estaba enterada de la transición del Seguro Popular al Insabi.

“No sé qué sea eso (Insabi), no me enteré, tampoco mi familia. Donde vivo somos 10 familias y nos corremos la voz, pero de eso no nos enteramos”, confió a La Razón.

.Gráfico: La Razón de México

José Alfredo, de 82 años, estaba asegurado por parte de su esposa, pero cuando ella se quedó sin empleo él también perdió los servicios de salud y después la pandemia le imposibilitó salir. “No lo tramité (Insabi) por el Covid, porque luego no funcionan muchos servicios, no atienden rápido y también para cuidarme”, cuenta.

Carmen, estudiante universitaria de 23 años, confió que no había escuchado del Insabi y que desconocía de la transición del Seguro Popular, pero “no cuento con ningún seguro, debería tenerlo por la escuela, actualmente estudio Administración. No, no había escuchado del Insabi”.

En su último informe, el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) reportó que más 35 millones de personas carecen de algún servicio de salud. De acuerdo con ese reporte, hay 12 por ciento más personas sin acceso a servicios de salud, en comparación con 2018.