Jueves 3.12.2020 - 10:22

Informe de directora del Consejo

A IP, 41 mmdp de fideicomisos de Conacyt durante gobierno de EPN

Los recursos estaban destinados para desarrollo científico, tecnológico y de innovación; en 2017 y 2018 el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología no asignó recursos para ciencia básica

conacyt-fideicomisos
Presentación de la titular del Conacyt en la conferencia de prensa matutina.Foto: Especial
Por:

Durante la administración de Enrique Peña Nieto, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) transfirió a empresas privadas nacionales y extranjeras más de 41 mil 600 millones de pesos que estaban destinados para el desarrollo científico, tecnológico y de innovación.

María Elena Álvarez-Buylla, directora general de Conacyt, reveló lo anterior en la conferencia de prensa mañanera, en la primera parte de la investigación a los fideicomisos correspondientes a ciencia y tecnología, y que fueron eliminados este miércoles por el Congreso de la Unión.

La funcionaria agregó que sólo a través de fideicomisos se transfirieron 15 mil 438 millones de pesos a grupos privados, aunado a transferencias del Programa de Estímulos a la Innovación (PEI), por 26 mil 140 millones de pesos, que en suma total fue de 41 mil 624 millones de pesos.

Algunas de las empresas beneficiarias, durante el periodo que va del 2013 al 2018, por un monto de 891 millones de pesos fueron Intel, Bayer, Mabe, IBM, Monsanto, Bimbo, Kimberly Clark, Whirpool, Volkswagen, Honeywall, Femsa Logística y Bimbo.

“Esto quiere decir que globalmente en el sexenio pasado 44 por ciento de todos los recursos gestionados desde Conacyt, supuestamente para desarrollo científico, tecnológico y de innovación, fueron transferidos al sector privado y el resto al público”, explicó Álvarez-Buylla.

Detalló que tan solo la administración de fideicomisos al pagar cuotas a bancos, a despachos, nóminas, ha implicado un costo de administración y de operación de más de 500 millones de pesos; sin embargo, esto no se refleja con los apoyos para la ciencia y la tecnología.

"Esto es sorprendente porque en 2017 y 2018 el Conacyt no asignó un solo peso para ciencia básica y muchos investigadores quedamos sin apoyo de investigación, y cuando veo este gasto para mantener estos gastos de fideicomisos es obvio que en aras de la transparencia es una buena noticia que se vayan a cerrar".

Álvarez-Buylla dio a conocer también que se detectaron irregularidades los fideicomisos energéticos, donde destaca la transferencia de 9 mil 493 millones de pesos al Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) en los periodos asociados a la Reforma Energética.

Subrayó que estos recursos se distribuyeron en 39 proyectos y con costos excesivos; además, 23 por ciento de los proyectos fueron transferidos a empresas o centros de investigación extranjeros; no obstante, cuatro de éstos estaban con Recomendación de Terminación Anticipada por irregularidades.

La titular del Conacyt aclaró que entre los recursos entregados están los destinados, por ejemplo, al CICESE y a la UNAM, los cuales demostraron “resultados valiosos”, por lo que los apoyos continuarán.

Apuntó que existen 46 edificios que funcionan como “elefantes blancos”, los cuales se encuentran “inconclusos, muy elegantes, pero sin equipamiento o subutilizados”.