Alonso Ancira

Juez ampara a Alonso Ancira para que no le quiten sus propiedades

De acuerdo con la resolución del Juez Segundo de Distrito en Materia Penal de la CDMX, las autoridades federales no pueden confiscar las propiedades de Ancira

Ante juez español, Ancira niega delitos de corrupción y lavado; acusa persecución política
Alonso Ancira obtiene amparo para evitar que se confisquen sus propiedadesFoto de archivo
Por:

Alonso Ancira Elizondo, exdueño de Altos Hornos de México (AHMSA) recibió una suspensión de plano para que las autoridades federales no puedan confiscar sus propiedades, de acuerdo con la resolución del Juez Segundo de Distrito en Materia Penal de la Ciudad de México, Antonio González García.

Al resolver el amparo 43/2020, el juez notificó a la Fiscalía General de la República (FGR) y al Ministerio Público su determinación, pero ambos se inconformaron y presentaron sendas quejas, que fueron declaradas infundadas, por lo que resolvió amparar a Ancira Elizondo, únicamente para que sus bienes no sean asegurados por las autoridades.

Por su parte, la defensa del exdueño de AHMSA también promovió dos demandas de garantías que fueron admitidas a trámite y que debían resolverse el próximo 19 de febrero, pero el juez argumentó que debido a la situación provocada por la pandemia por COVID-19, los plazos para que la autoridad responda sobre estos asuntos se recorrieron.

Ancira se quejó de que hace unos días se presentaron en su domicilio personas que se identificaron como agentes federales y bajo el argumento de que se encontraba bajo proceso asegurarían los bienes de su propiedad.

Sin embargo, el juez dejó en claro que si el aseguramiento de bienes de Ancira Elizondo se produce por un mandato judicial, el amparo perderá su efectividad, solo impide que el acto, de la confiscación, se realice mediante actos violentos.

Alonso Ancira se encuentra internado en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México donde enfrenta un proceso por operaciones con recursos de procedencia ilícita. 

El exdueño de AHMSA presumiblemente en 2013 habría entregado sobornos al exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya a cambio de una operación financiera para venderle a la Empresa Productiva del Estado la planta de fertilizantes Agronitrogenados, ubicada en el complejo de Pajaritos, en Coatzacoalcos, Veracruz.