Modelo educativo no considera a particulares, advierten

Marco curricular de SEP, con “retos de ser plural”

Consejero de la CNEP señala que es necesario dar certeza y claridad para concretar propuestas; esperan materiales piloto para el rediseño de los 18 libros de texto

El plan estudios contempla cuatro campos formativos.
El plan estudios contempla cuatro campos formativos.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Daniela Wachauf .

Francisco Abel Nava Díaz, consejero de la Confederación Nacional de Escuelas Particulares (CNEP) comentó a La Razón que el documento del marco curricular presenta retos, uno de ellos es incluir a la pluralidad de escuelas ya que parece hace referencia a un solo tipo de escuela y no considera las particulares.

“Los desafíos son: incluir a la pluralidad de escuelas, el texto parece hacer referencia a un solo tipo de escuela, las de financiamiento por parte del estado, y no considera otros tipos como son las particulares, responder al qué y al cómo de su implementación en el aula”, dijo.

El Consejero señaló que se debe avanzar en las certezas y la claridad de los caminos para concretar las propuestas, reconocer otros saberes más allá de los comunitarios como son los científicos.

Y cómo dialogarán entre unos y otros, formar a los docentes para lograr los propósitos planteados, equilibrar las responsabilidades que se le están otorgando o sumando a las comunidades educativas.

Así como armonizar los proyectos comunitarios y colectivos con los proyectos personales, generar políticas educativas que trasciendan a los planes sexenales, y no diluir (o que pierdan relevancia) en el tiempo los ejes transversales.

Abundó que la CNEP ha colaborado con el Departamento de Educación de la Ibero en el análisis del nuevo marco curricular y presenta oportunidades, así como nuevos retos.

Nava Díaz destacó que a grandes rasgos el documento está conformado por los fundamentos filosóficos y epistemológicos, la estructura curricular y la didáctica.

Indicó que el marco curricular propone la interculturalidad crítica basada en las epistemologías con el valor de la comunidad y manifiesta un esfuerzo de transición de una estructura curricular de asignaturas a la de campos formativos y fases de aprendizaje.

“Promueve el desarrollo del pensamiento crítico y la integración de temas relevantes como la educación socioemocional, la diversidad, la inclusión y la interculturalidad hacia una dignificación de la diferencia”, señala.

Respecto al rediseño de 18 libros de texto refirió que no cuenta con los borradores o materiales piloto y están a la espera de los documentos consolidados tanto del modelo educativo del marco curricular como de la propuesta del plan y programas de estudios basado en fases y saberes.

“Creemos que consolidar dichos documentos es relevante para que se logren libros de texto gratuito o los recursos didácticos equivalentes, congruentes con la propuesta presentada”, apuntó.

El martes pasado La Razón informó que Ángel Díaz Barriga, investigador emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) refirió que el marco curricular y plan de estudios 2022 de la escuela básica intenta que los docentes y la sociedad cambien la manera de ver la escuela.

“Un cambio de esta magnitud quizá nos lleve más de una generación para lograrlo porque cuando se fundó la escuela en el siglo XIX fue para enseñar materias, el marco curricular se dedica a criticar al neoliberalismo. No todo lo que se hizo fue neoliberal, si por neoliberal entiendo atender las demandas del mercado, como por ejemplo el programa carrera magisterial es un programa neoliberal”.