El presidente del PAN

Marko Cortés: Bloqueo a entidades para adquirir vacuna contra COVID es mezquino y criminal

Exigió al gobierno federal adoptar un modelo profesional, con el fin de que llegue a toda la población a través del Sistema Nacional de Vacunación

Marko Cortes
Marko Cortés, presidente del PAN. FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COMFoto: Cuartoscuro.
Por:
  • La Razón Online

El presidente nacional del Partido Acción Nacional, Marko Cortés Mendoza, calificó como mezquino y criminal el bloqueo a las entidades federativas para que adquieran la vacuna con sus propios medios, pues también son autoridades sanitarias. Insistió en que “el proceso de vacunación del gobierno morenista es lento, ineficiente, claramente político y se presta a la manipulación”.

Acusó que la aplicación de la vacuna contra el SARS-COV-2 se realiza con un claro sesgo político y de propaganda gubernamental, centralizando las decisiones del proceso y sin involucrar a los gobiernos estatales.

 Cortés Mendoza exigió al gobierno federal que deje de dar un manejo político, centralista y electorero de la vacuna, y adoptar un modelo profesional, con criterios científicos, con el fin de que llegue a toda la población a través del Sistema Nacional de Vacunación, que incluya a los Sistemas Estatales de salud, sin condicionamientos ni limitación alguna.

“Le pedimos al gobierno morenista que transparente cómo será la distribución de las vacunas entre la población más vulnerable de los estados. Todavía estamos a tiempo de evitar más dolor y más muertes. Nuestros gobiernos están preparados y tienen los recursos económicos para comprar y aplicar las vacunas en sus estados. Entre más colaboración haya, más pronto saldremos de la crisis sanitaria”, insistió Cortés Mendoza.

A través de un comunicado de prensa, el líder panista aseguró que hay oferta suficiente de la vacuna en el mercado internacional, pero aun así en México el personal médico y la población más vulnerable sigue desprotegida por la falta de capacidad, seriedad y buena planeación del gobierno.

“Cómo en todos los demás temas el proceso de vacunación inició con mucho ruido y muy pocas nueces, dejando claro con el show que hicieron al arribo y aplicación de las primeras tres mil dosis de la vacuna, que les interesa más hacer publicidad gubernamental que realmente lograr inmunizar a quienes así lo deseen, porque a ese paso y con ese número de dosis les tomaría varios años llegar a todos los mexicanos”, dijo Cortés Mendoza.

Agregó que la administración federal pretende usar el tema “con fines electoreros para tratar de cubrir su desprestigio ante la sociedad por su pésimo manejo de la pandemia que ha enlutado a más de 120 mil hogares”.

Marko Cortés enfatizó que el primer embarque de vacunas que llegó a nuestro país fue de tan solo tres mil de las 250 mil vacunas anunciadas inicialmente en el “Plan Rector”, lo que evidencia una nueva falla de planeación por parte del gobierno.

“O Pfizer no cumplió lo ofrecido o el gobierno miente otra vez acerca de las metas. Las primeras dosis que llegaron a México solo sirvieron para 1,500 de los 750 mil médicos y enfermeras. En un segundo embarque llegaron 42,900 dosis con lo que alcanza para poco más de 20 mil personas, por lo que en los hechos el personal médico y los más vulnerables seguirán desprotegidos por el gobierno federal”, criticó.