Respetémonos todos, plantea en análisis de la glosa

Adán Augusto López: México no merece un clima de crispación

El secretario de Gobernación dice a senadores que entre todos deben construir acuerdos para articular un mejor país; ofrece puertas abiertas; rechaza a panista detector de mentiras; soy parte de un gobierno que no acepta regalos ni canonjías, revira; nadie es dueño de la verdad absoluta, señala

segob
El secretario de Gobernación, ayer en el Senado; junto a él, Monreal.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Magali Juárez

El titular de la Secretario de Gobernación (Segob), Adán Augusto López Hernández, consideró que México no merece un clima de crispación, por lo que dijo que entre todos los actores políticos y sociales se deben construir acuerdos para construir una mejor nación.

Al comparecer ante el Senado de la República como parte de la glosa del III Informe de Gobierno, el encargado de la política interna del país escuchó los reclamos de los partidos de oposición respecto a los pendientes del Gobierno federal en materia de seguridad, migración, desaparecidos, negociación política y calidad de vida, entre otros.

El funcionario federal atendió las críticas que le hizo la vicecoordinadora de senadores del PAN, Kenia López Rabadán, quien incluso le regaló un detector de mentiras, “porque usted y yo sabemos que el Presidente le va a mentir. Se lo regalo para que no lo engañe como engañó a los 30 millones de mexicanos que confiaron en él”.

Como respuesta, López Hernández puntualizó: “este es un Gobierno distinto, y con todo respeto le digo a la senadora López Rabadán que agradezco mucho el regalo, pero yo soy parte de un Gobierno que no acepta regalos y no acepta canonjías”.

El país no se merece un clima de crispación, pero es responsabilidad de todos que construyamos los consensos, los acuerdos necesarios, tenemos que ver más allá de nuestros respectivos espacios de responsabilidad

Adán Augusto López Hernández, Secretario de Gobernación

Ante los señalamientos de la legisladora panista, enfatizó que no comparte su visión respecto al Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, porque aseveró que “estamos, como dice ya sabes quien, a la mitad de un camino de rescate”.

Recordó que el 64 por ciento de la población aprueba el trabajo del titular del Ejecutivo federal, por lo que consideró que si la oposición busca cambiar esto, tiene una oportunidad con un ejercicio inédito como la revocación de mandato.

“Ahí tendrán ustedes la oportunidad, no creo que vayan a tener éxito, pero, ahí tienen la oportunidad para que ustedes, en el ejercicio de ese derecho, pues puedan ganar la revocación de mandato y, pues ahí se terminaría eso que usted describe como una pesadilla y yo diría que es la verdadera transformación del país que dio inicio”, le dijo a López Rabadán.

La panista Kenia López le ofreció al secretario un detector de mentiras que éste rechazó.Foto: Cuartoscuro

Durante su mensaje ante el pleno senatorial, el tabasqueño admitió que a su antecesora, la actual presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara alta, Olga Sánchez Cordero, le tocaron años complicados, porque los ciudadanos otorgaron un bono democrático al Gobierno federal y confiaron en el proyecto de la Cuarta Transformación.

López Hernández dijo que ahora a él le corresponde continuar con esta labor y manifestó su disposición de construir acuerdos con todos para articular un mejor país, en el que nadie es dueño de “la verdad absoluta”.

Ahí tendrán ustedes la oportunidad, no creo que vayan a tener éxito, pues puedan ganar la revocación de mandato y, pues ahí se terminaría eso que usted describe como una pesadilla y yo diría que es la verdadera transformación

Adán Augusto López Hernández, Secretario de Gobernación

“El país no se merece un clima de crispación, pero es responsabilidad de todos que construyamos los consensos, los acuerdos necesarios, tenemos que ver más allá de nuestros respectivos espacios de responsabilidad y hacer un ejercicio de construcción de acuerdos, de consensos entre todos. Ninguno de nosotros es dueño de la verdad absoluta, toca pues a todos llegar a construir un mejor México, ése es nuestro compromiso con el Presidente de la República”, remarcó.

El gobernador con licencia de Tabasco prometió que durante su gestión la Secretaría de Gobernación será una dependencia de “puertas abiertas”, en la que se garantizará el respeto a todos los actores políticos y sociales.

“Vamos a poner todo nuestro empeño con el desempeño de esta tarea, que se continúe fortaleciendo la Cuarta Transformación del país y respetémonos entre todos. Tenemos derecho a ser escuchados, atendidos con respeto y pues es parte de la tarea que nos va a tocar hacer, nos dejó evidentemente la vara muy alta la ministra Sánchez Cordero.

“Pero vamos a honrar nuestro compromiso, decirles que así como en la anterior etapa pues también ahora van a estar abiertas las puertas de la Secretaría de Gobernación. Tenemos en serio, entre todos, a veces que dejar de lado nuestras diferencias ideológicas, que desde luego existen, pero tenemos entre todos que tratar de articular un mejor país”, declaró.

Luego de que escuchó las posturas de los legisladores de las diferentes bancadas, que principalmente de la oposición, como Movimiento Ciudadano, le demandó que se portara a la altura de su cargo, el encargado de la política interior del país reiteró su respeto a todas las fuerzas políticas.

“La verdad les quiero agradecer mucho las expresiones respetuosas de todos, el respeto a las diferencias, y terminaría diciéndoles una frase que estuve buscando para la ocasión, reiterándoles, nosotros los respetamos a todos y hacemos nuestra esta expresión: ‘a cada agravio vamos entre todos a responder con una idea, a cada infundio respondamos todos con una propuesta, y a cada descalificación respondamos todos con una sonrisa’”, expresó.

Durante la comparecencia del secretario de Gobernación, los panistas exhibieron pancartas por los migrantes y los desaparecidos, lo que fue calificado por los senadores de Morena como “participaciones con show”.

  • El dato: La oposición reclamó por 3 años de un gobierno carente de operación política, sin diálogo con partidos y actores y en confrontación.