Hay dirigencias acéfalas o hasta tres las reclaman

Cruje Morena en 15 estados

Llegan a designación de candidatos entre pleitos internos; Delgado, obligado a operar con enviados

Morena
Banderas del partido Movimiento Regeneración Nacional.Foto: Especial
Por:
  • Antonio López

Con dirigencias bicéfalas y delegados enviados por el líder nacional Mario Delgado para asumir las funciones de presidente estatal, Morena se encuentra dividido en las 15 entidades en las que se renovarán gubernaturas el próximo 6 de junio.

En esos estados hay un total de 29 liderazgos, de los cuales 15 son los delegados, mientras que 14 se asumen como dirigentes en 11 entidades: seis en Baja California, San Luis Potosí y Campeche (dos por entidad), y ocho en Baja California Sur, Chihuahua, Colima, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, Sonora y Zacatecas.

Ejemplo de esto es Baja California, donde César Castro se convirtió en presidente de Morena en el estado a través de una asamblea celebrada el 24 de septiembre de 2020; sin embargo, meses más tarde la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) invalidó los acuerdos y ratificó a Ismael Burgueño en ese cargo. Pese a ello, ambos personajes se asumen en la dirigencia, pugna a la que se sumó el senador Ricardo Velázquez Meza, elegido por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) como delegado.

Casos similares ocurren en San Luis Potosí, donde la pelea por la presidencia local del partido está entre Sergio Serrano Soriano, apoyado por la militancia local, y Antonio Lorca Valle, avalado por el CEN, además de la senadora Lilia Margarita Valdés Martínez, quien es delegada.

Mientras que en Campeche, José Ramón Magaña Martínez y Patricia León López se han adjudicado el cargo de dirigentes locales, una disputa a la que se suma Erick Alejandro Reyes León, designado por Mario Delgado como delegado en funciones de presidente.

Y es que desde noviembre de 2020 Morena designó a delegados estatales para “resolver los conflictos internos, lograr consensos y conciliación”, sin embargo, lejos de esto han acentuado la división.

En estados como Michoacán, Tlaxcala, Sinaloa y Guerrero, Morena no tienen dirigencia, luego de que la militancia desconoció a los enviados de Delgado; en Baja California, San Luis Potosí y Campeche hay crispación interna, pues en cada una de estas entidades ya había dos liderazgos que se asumían como dirigentes.

Asimismo, de las ocho entidades en donde sí hay dirigencia (Baja California Sur, Chihuahua, Colima, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, Sonora y Zacatecas), cuatro han rechazado los procesos en los que fueron seleccionados las y los candidatos a gobernadores, o bien, objetaron la celebración de alianzas.

Un caso es el de Nayarit, donde Daniel Carrillo Arce no ha reconocido la victoria de Miguel Ángel Navarro como candidato del partido a la gubernatura, y tampoco la alianza “Juntos Haremos Historia en Nayarit”, entre Morena, PT y PVEM. Por ese motivo, Delgado Carrillo envió a la entidad al senador Radamés Salazar Solorio, quien concretó la coalición en calidad de delegado con funciones de presidente.

Gráfico

En Nuevo León, la dirigente estatal Bertha Puga apoyaba abiertamente a Mario Fernández Quiroga, miembro fundador de Morena, para ser candidato a la gubernatura, sin embargo, tras la elección de Clara Luz Flores llegó a la entidad el senador Julio Ramón Menchaca Salazar, en calidad de delegado en funciones de presidente.

En Querétaro, el presidente del Consejo Estatal, Ángel Balderas Puga, sigue sin dar crédito al resultado de la encuesta que le dio la candidatura a la magistrada en retiro, Celia Maya. El delegado mediador en esa entidad, es el diputado federal, Miguel Ángel Chico Herrera.

Por ese motivo, Delgado Carrillo también envió delegados en funciones de presidente, lo que ha crispado más el ambiente interno.

En Zacatecas, el dirigente local, Fernando Arteaga Gaytán, manifestó abiertamente su rechazo al acuerdo anunciado por la presidencia nacional de hacer alianza político electoral con los partidos Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal) “debido a sus antecedentes de políticas de derecha”.

Para solucionar las discrepancias, el CEN nombró a Adela Piña Bernal, quien avaló la coalición que ahora representa a David Monreal, pero que no ha logrado alinear a Arteaga Gaytán.

En otras entidades como Colima, la dirigencia estatal ya se alineó a la nacional, pero la militancia sigue inconforme. El pasado 10 de enero, Delgado fue obligado a salir huyendo del comité en ese estado, al ser agredido a huevazos junto con la candidata Indira Vizcaíno, por parte de morenistas quienes rechazan a la aspirante a ser gobernadora. Casi dos meses después, el 7 de marzo, volvió para participar en el arranque de campañan, con un protocolo más cuidado.

  • El dato: La CNHJ de Morena llamó a velar por la correcta ejecución de los procesos internos de selección de candidatos, durante la XVI Sesión Extraordinaria que celebró el pasado domingo.