Hay 1 muerto y 17 heridos en Xochimehuacan

Toma clandestina de gas explota en Puebla; pinchazos aumentan 9 veces

Tomas ilegales pasan de 222 en 2018 a 2,071 en 2020, según instituto de vinculación municipal; esa entidad concentró 79%

Bomberos y rescatistas laboran cerca de la zona en llamas, ayer, en Puebla.
Bomberos y rescatistas laboran cerca de la zona en llamas, ayer, en Puebla.Foto: AP
Por:
  • Roberto Cortez

Tras las explosiones por una toma clandestina de gas LP en la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacan, Puebla, dos hombres, uno de ellos, alumbra y graba el camino con su celular para buscar posibles víctimas entre un paraje de hierba salpicada con piedras y restos de ropa calcinada.

Unos metros adelante, hay dos mujeres y un hombre sentados sobre rocas que minutos antes formaban paredes. Todos tienen severas quemaduras en cuerpo, cabello y rostro, “estamos encueradas y quemadas”, alcanzan a decir mientras tratan de cubrirse con los jirones de tela, una de ellas lo logra con una sábana. Al fondo, las llamaradas alcanzan varios metros.

“¡Llévelas, despacio!... despacio, con tu ropa (cúbrelas)”, dice el hombre que toma el video a uno de sus compañeros que auxilia a las víctimas, una de ellas, a pesar de las huellas que dejó el fuego en su cuerpo, logra incorporarse y dar unos pasos, la otra, dice que no puede caminar, por lo que luego de varios minutos logran ser trasladas para recibir atención médica. Las imágenes de este video, tuvieron difusión con la cuenta @itzivalencia, de la conductora de televisión Itzel Valencia Alarid.

.Gráfico: La Razón de México

En el Hospital de Zona Norte del Gobierno del Estado, está El Gemelo, un adolescente víctima de la explosión con las manos vendadas y el cabello achicharrado; es un sobreviviente de la declarada “Zona Cero”, donde hubo un muerto y 11 heridos (hasta el corte de anoche), y espera a sus familiares. No tiene dónde quedarse y un vecino le ofrece alojamiento; también aguarda en las carpas instaladas afuera del nosocomio con la intención de obtener información sobre su familia.

Entre ellos comentan que el otro gemelo fue internado de emergencia en la Unidad de Quemados del Hospital General del Niño Poblano, donde serán atendidos los tres menores lesionados, luego del siniestro ocurrido alrededor de las 02:00 horas de este domingo, tras formarse una nube blanca de gas, cuya expansión y entrada en contacto con puntos de calor provocó tres explosiones, de acuerdo con el gobernador, Miguel Barbosa.

El Gemelo abraza a unas personas que llegan de último momento y les ofrece entrar al hospital con el argumento de sentir molestias por las vendas; tuvo quemaduras en manos y una pierna, aparentemente no tan graves como para dejarlo postrado.

El secretario de Salud estatal, José Antonio Martínez, precisó que las personas internadas tienen quemaduras de segundo y tercer grado entre un 15 y 75 por ciento del cuerpo, de los cuales tres de ellos fueron intubados.

La lluvia se desata en la zona y las personas que llevan varias horas haciendo guardia, se retiran; regresan a revisar el estado de sus viviendas que dejaron desde la madrugada. Datos preliminares indican que al menos 54 casas resultaron dañadas y unas dos mil personas fueron desalojadas.

“Es una zona conocida porque hay mucho huachicol”, narra un vecino, quien se reserva sus datos. El fuego se originó en una toma clandestina de gas LP, que generó tres explosiones; la mayoría de vecinos alcanzaron a salir.

“Nos sacaron a las tres de la mañana. Olía mucho a gas antes de las explosiones, fueron tres, y nos subieron al cerro”, explicó un vecino.

Durante la madrugada, el 911 recibió las primeras llamadas por la fuga de gas en la avenida Gasoducto, esquina con avenida Ferrocarril, por lo que Protección Civil (PC) de Puebla acudió para evacuar a la población de un kilómetro a la redonda.

“Después de los desalojos vino la explosión; sin la coordinación, la tragedia hubiera sido de enormes proporciones”, aclaró el gobernador Barbosa Huerta.

Javier González de Villar, director de Pemex Logística, explicó que en el predio se encontraba una pipa de gas y 25 cilindros de 20 kilos que estaban siendo cargados.

En la capital poblana fueron habilitados tres albergues en San Felipe Hueyotlipan, en el Auditorio de Villa Frontera y en el Templo Mormón de Boulevard Norte.

Hasta el tercer punto fueron llegando personas, alimentos y algunos enseres donados por la comunidad religiosa. Personal del Ejército, Guardia Nacional y Gobierno del estado coordinaron esfuerzos para atender al menos a 60 familias.

Después de la lluvia, una familia llegó al albergue para solicitar refugio. “Nos salimos bien temprano, como a las dos de la mañana, y caminamos sin rumbo por el monte”, relató uno de los habitantes de la localidad.

Narró que en el sitio donde rentan pasa un tubo de gas a ras del piso; por ello, al notar el fuerte olor huyeron del lugar.

“Estuvimos en el Hospital de Traumatología y de ahí nos desalojaron”, explicó uno de los solicitantes de refugio. Las personas se mostraban renuentes a dar sus nombres, por temor.

Los 37 pacientes evacuados del Hospital General de Traumatología y Ortopedia regresaron, luego de que se descartaron daños mayores tras la caída de plafones y daños en ventanas en ese nosocomio, también afectado por la onda explosiva.

Durante la tarde, PC de Puebla exhortó a la población a no acercarse a la zona, ya que el acceso se mantendrá restringido en tanto no se descarten los riesgos de más derrumbes en las viviendas y posibles incendios.

El alcalde, Eduardo Rivera, recorrió la zona afectada y aseguró que las personas que fueron evacuadas no regresarán a sus casas hasta que los peritajes determinen si pueden volver a ser habitadas.

“Los riesgos de derrumbes y cables pueden ser también motivo de un accidente grave y hasta que no esté autorizado por las áreas técnicas se va a permitir el acceso a la población”, dijo.

Por la noche se informó que personal de Seguridad Pública, Pemex, PC y Bomberos cerraron la válvula y controlaron la fuga de gas LP, sin embargo, para los 11 heridos comienza otro infierno: el de sobrevivir a quemaduras graves.

Ejército Mexicano aplica plan de ayuda a población

Personal del Ejército Mexicano implementó el Plan DN-III-E en su fase de auxilio por las afectaciones derivadas de una explosión ocasionada por gas LP en San Pablo Xochimehuacan, municipio de Puebla.

De acuerdo con información de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), se evacuó a cerca de dos mil personas y se establecieron dos albergues provisionales para los afectados. En el operativo se desplegaron 400 elementos, que se coordinaron con Protección Civil de Puebla, bomberos y paramédicos, así como personal especialista y de seguridad de Petróleos Mexicanos (Pemex).

La dependencia informó que 300 militares integrantes de la Fuerza de Apoyo en Caso de Desastre salieron de la Ciudad de México al lugar de los hechos, con el fin de brindar apoyo con personal y equipo especializado, ya que entre sus tareas se encuentran la de búsqueda, rescate y salvamento.

Hasta el momento, se han llevado a cabo reconocimientos, acordonamientos del área, remoción de escombros, localización de personas y recorridos de seguridad para evitar actos de pillaje.