Tercer Tribunal Colegiado

Magistradas amparan a Kamel Nacif; Lydia Cacho acusa soborno

La periodista señala a Selina Avante y Graciela Bonilla de proteger al empresario acusado de tortura; éstas argumentan que en llamada no hay precisión de nombres; la escritora va por revisión ante el CJF; mensaje favorece la impunidad, advierte Artículo 19; juez da amparo a César Duarte; a un paso de salir libre: defensa

Kamel Nacif
El empresario Kamel Nacif en imagen de archivo.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • La Razón Online

Magistradas del Tercer Tribunal Colegiado en Quintana Roo otorgaron un amparo al empresario textil Kamel Nacif, para deslindarlo de toda responsabilidad en el delito de tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho, ya que no encontraron pruebas fehacientes sobre esta imputación.

Con esta decisión se echa abajo la orden de aprehensión girada por un juez federal en contra de Kamel Nacif, también llamado "rey de la mezclilla", respecto a los hechos del 16 y 17 de diciembre de 2005 cuando Lydia Cacho fue detenida y torturada; señalaron que no guardan relación con la publicación del libro "Los Demonios del Edén".

La resolución judicial abriría la puerta para que otros implicados en el caso de Cacho Ribeiro puedan obtener su libertad como el exgobernador de Puebla, Mario Marín Torres, además del exjefe de la Policía Ministerial de ese estado, Hugo Adolfo Karam. 

Luego de 16 años de buscar justicia en los gobiernos del PAN y PRI por violación y tortura, ahora con la Cuarta Transformación le dan un duro revés a la periodista Lydia Cacho las magistradas Selina Ahidé Avante Juárez y Graciela Bonilla González.

Ambas votaron a favor de conceder el amparo 143/2021 en favor de Nacif Borge, al determinar que “ante la falta de precisión de algún nombre, no puede concluirse que, entre todas las mujeres del mundo, los que intervinieron en la llamada se referían en específico a la sujeto pasivo (Lydia Cacho)”.

Abundaron que no hay prueba fehaciente sobre la existencia de una orden para torturar a la periodista por publicar el libro y que, todo lo sucedido y evidenciado por ella, se reduce a la responsabilidad de los dos policías que detuvieron a la periodista.

Las magistradas opinaron que es poco relevante que automóviles propiedad de Nacif acompañaran de forma ilegal a los policías judiciales durante el traslado de Lydia Cacho en el trayecto de Puebla-Cancún-Puebla.

Gráfico

El magistrado Jorge Mercado Mejía votó en contra del proyecto tras rechazar los argumentos de sus pares de que las vejaciones sufridas por Cacho no tienen relación con su ejercicio periodístico, a pesar de las grabaciones sobre el caso y otras evidencias incluidas en la averiguación previa iniciada hace 16 años.

En abril pasado, el Segundo Tribunal Unitario de Quintana Roo negó un amparo a Kamel Nacif, por lo que solicitó un recurso de revisión que fue resuelto el 15 de julio pasado por el Tercer Tribunal Colegiado, para deslindarlo de cualquier responsabilidad en el caso de tortura a Cacho Ribeiro.

En respuesta inmediata, la periodista Lydia Cacho acusó que las magistradas Selina Ahidé Avante y Graciela Carrasco, del Tercer Tribunal Colegiado de Quintana Roo, recibieron un soborno para fallar en favor del empresario libanés Kamel Nacif; por ello, anunció que solicitará al Consejo de la Judicatura Federal (CJF) una revisión del caso.

“Tenemos información muy delicada en el sentido de que hubo recepción de recursos económicos por parte de las magistradas”, denunció en conferencia de prensa convocada de manera urgente, tras el fallo favorable al llamado “rey de la mezclilla”.

Aseguró que el amparo concedido a Kamel Nacif es obra de la corrupción, pues agregó que ambas magistradas “son afines al PRI” y guardan una relación con el exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo.

Cacho Ribeiro comentó que con esta decisión está claro que quien manda en el Poder Judicial de la Federación, en la Fiscalía General de la República y el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, es el crimen organizado.

“La delincuencia organizada está operando en la FGR, en el Poder Judicial y al interior de la llamada Cuarta Transformación, por eso nos regresaron a los argumentos falsos de la corrupción sobre mi caso”, insistió.

EGC