Pandemia de Covid-19

Piden alejar a los menores de noticias lamentables

La experta en educación considera que se tiene que trabajar en los niños para hacerlos fuertes; señala que se debe entrenar el dominio de los protocolos

Una familia caminando por la calle de Madero en el Centro Histórico de la CDMX
Una familia caminando por la calle de Madero en el Centro Histórico de la CDMXFoto: Especial
Por:
  • Karla Mora

Con la pandemia de Covid-19, los niños han perdido su entorno escolar, su relación con compañeros, padecen obesidad, falta de atención, pérdida de hábitos de trabajo, de horarios, periodos de angustia y ansiedad, y mucha violencia intrafamiliar, consideró Patricia Hernández Laborde, directora del Instituto de Enseñanza Actualizada, plantel ubicado en La Condesa, Ciudad de México.

En entrevista con La Razón, señaló que si bien el virus y la contingencia sanitaria obligaron al confinamiento, hay que trabajar en los menores para hacerlos fuertes emocional y orgánicamente, y la única forma de lograrlo es recuperando sus espacios, para que el organismo desarrolle sus propios anticuerpos y se defienda.

.Gráfico: La Razón de México

“Hay que distraer a los niños de noticias lamentables de los medios, porque viven para saber cuántos contagios y muertos hubo, aunado a los fallecimientos y contagios de sus familiares y conocidos cercanos.

“¿Qué voy a hacer en mi escuela? Cumplir, enseñar y vigilar que cada uno de los protocolos se cumplan, enseñarlos logrando el dominio y automatización de los mismos; esto sólo se puede lograr viviendo la experiencia y repitiendo los protocolos”, mencionó.

Hernández Laborde detalló que en el plantel donde es directora, en este regreso a clases presenciales se manejará un sistema de trabajo mixto, es decir, habrá clases presenciales para los alumnos cuyos padres decidan enviarlos a la escuela y trabajo en línea para los que no vayan a las aulas. La escuela estará abierta para que los menores acudan los días que sus padres determinen.

La directora comentó que el profesorado se sentará al frente para dar indicaciones, probablemente alguna explicación en pizarrón, pero de ninguna manera se permitirán acercamientos de los niños, además de que los docentes no podrán caminar entre pupitres, como antes se acostumbraba.

Señaló que, en caso de detectar un caso del virus, se aislará al niño, se avisará al padre y se les exigirá una prueba Covid.

“Se avisa al resto del grupo, para estar en observación en lo que nos informan los padres del afectado. Si no es Covid, se reintegra a la escuela y si es, el grupo se va a casa por 14 días y se estará trabajando en línea”, dijo.