Expertos emiten recomendaciones al Gobierno federal

Piden endurecer plan para contener virus

Uso obligatorio de cubrebocas, manejo de oxímetros en casa y atención ambulatoria, algunas de las sugerencias; reconocen que respuesta fue limitada por rezagos del sistema de salud

covid
Aumentan los casos de COVID-19 en la entidad.Foto: Especial.
Por:
  • Sergio Ramírez

Expertos de 29 instituciones, organizaciones y centros especializados recomendaron a las autoridades de salud de México mejorar el manejo de la pandemia de Covid, a través del uso obligatorio de cubrebocas en el país desde el más alto nivel, detección oportuna de casos con aumento de pruebas rápidas gratuitas, modificar el modelo de comunicación desgastado, así como mejorar el sistema de semaforización epidemiológica.

En los resolutivos del Seminario Reflexiones sobre la Respuesta de México ante la pandemia de Covid-19 y sugerencias para enfrentar los próximos retos, los especialistas plantearon también quedarse en casa (tanto como sea posible), evitar o reducir el tiempo en lugares cerrados y mal ventilados, la sana distancia y el lavado de manos.

Promover la cultura del uso del oxímetro y la probable atención ambulatoria de pacientes con oxígeno en casa, generar más instalaciones de confinamiento para personas que no requieren hospitalización y dotar a esta población de oxígeno o sitios para su contención y cuidado, con el fin de disminuir la saturación de hospitales.

Los expertos de la UNAM, Colegio de México, Cepal, The World Bank, Instituto Nacional de Geriatría, entre otros, se pronunciaron por aumentar el número de unidades de transporte público para disminuir la densidad de pasajeros en su interior, normas regulatorias para espacios públicos en términos de adecuada ventilación.

Otras sugerencias son promover y supervisar el escalonamiento de los horarios en los lugares de trabajo donde sea posible, distribuir permanentemente cubrebocas en el transporte público y vigilar su correcto uso, emitir recomendaciones a los médicos para evitar la polifarmacia, e implementar uso de medidores de dióxido de carbono en hospitales.

La distinción entre áreas Covid y no Covid es ilusoria y favorece una falsa sensación de seguridad, misma que se asocia a una mayor transmisión en personal de salud

Samuel Ponce de León, Coordinador del Programa Universitario de Investigación en Salud de la UNAM

En su análisis, los especialistas consideraron oportuno reorganizar el modelo de comunicación para fortalecer los mensajes de autocuidado, distanciamiento, la solidaridad y responsabilidad social mediante el autoaislamiento ante la aparición de síntomas, que sean claros e inequívocos.

“Se requiere reforzar las acciones desde la vocería del Gobierno para desincentivar la aglomeración de personas, ya sea por compras, celebraciones civiles o religiosas (...) Algunos miembros del panel insisten en reforzar el mensaje del uso del cubrebocas desde la cúpula del Estado”, señalan.

Samuel Ponce de León, coordinador del Programa Universitario de Investigación en Salud, de la UNAM, destacó la necesidad de prohibir las celebraciones con grupos numerosos con supervisión y multas, cuarentena obligatoria de infectados y contactos cercanos, pruebas diagnósticas semanales en personal de salud en servicios clínicos.

“Actualmente, la distinción entre áreas Covid y no Covid es ilusoria y favorece una falsa sensación de seguridad, misma que se asocia a una mayor transmisión en personal de salud fuera de áreas Covid. La semaforización por alcaldías en la zona conurbada es irreal”, afirmó.

Gráfico

Los expertos advirtieron que el Sistema Estadístico y Epidemiológico de las Defunciones tiene un rezago importante en la captura de la información sobre fallecimientos, lo cual dificulta contar de manera oportuna la mortalidad por Covid-19.

“El retraso en la captura es una limitante importante que ha dificultado contar con información completa y oportuna sobre mortalidad y sus causas, información necesaria para una mejor gestión de la pandemia”, señalaron los ponentes.

Reconocieron que la respuesta de México ante la aparición del virus SARS-CoV-2 se vio seriamente limitada, en parte, por los rezagos crónicos en la cobertura, calidad, infraestructura y recursos humanos de su sistema de salud.

“A partir de 2009, cuando el presupuesto para la vigilancia epidemiológica era de 1354 millones de pesos, estos recursos disminuyeron paulatinamente hasta 2020, cuando el monto aprobado fuer de 533 millones de pesos, es decir, la pandemia llegó a un país con gran debilidad en su sistema de vigilancia”.

Los especialistas lamentaron que en México la crisis sanitaria haya sido empleada para avanzar agendas e intereses políticos, culpando a funcionarios en particular.

  • El dato: La Organización Mundial de la Salud recomienda a los pacientes que hayan superado la enfermedad realizarse mediciones frecuentes de oxígeno en la sangre y llevar una bitácora.