Para cumplir su pliego petitorio

Se reúnen madres de víctimas en Segob

La Secretaría de Gobernación y madres de personas buscan destrabar el conflicto que mantiene tomadas las instalaciones de la CNDH en CDMX

CNDH
Mujeres afuera de las inmediaciones de la CNDH en CDMX..Foto: Cuartoscuro.
Por:

La Secretaría de Gobernación (Segob) y madres de personas desaparecidas se reunieron en la primera mesa permanente de atención, que busca destrabar el conflicto que mantiene tomadas las instalaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de la Ciudad de México.

Como se acordó el 9 de septiembre pasado, los colectivos y madres, gestionaron ante la dependencia atención y apoyo para cumplir su pliego petitorio, que en resumen, se basa en buscar a sus familiares y llevar a los responsables ante la justicia.

En el encuentro a puerta cerrada, participan, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra; la presidente de Inmujeres, Nadine Gasman y la titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), Fabiola Alanís.

Al inicio, Olga Sánchez Cordero, dijo que las dependencias se encuentran comprometidas en ayudarlas, además, de lamentar que haya tenido que llegar hasta la Segob para atender su caso, cuando es responsabilidad de las Fiscalías de los estados.

Es un tema del Estado mexicano. Repudiamos y rechazamos cualquier cantidad de abusos de poder y violencia en contra de las mujeres, pues las estamos viviendo todos los días. Estamos conscientes del dolor y tristeza que tienen y la fuerza que tienen para seguir adelante, al estar aquí y luchar por sus causas, dijo.

La encargada de la política interior del país, aseguró que se está trabajando para dar una respuesta para erradicar las violencias contra las mujeres; aunque dejó en claro que no son Ministerios Públicos, pero que ayudarán a destrabar procesos.

En este contexto, familiares de víctimas protestan afuera de la Secretaría de Gobernación ya que el acceso se limitó a 13 personas, por lo que exigieron entrar al diálogo.

Marcela Alemán, quien fue la madre que se amarró a una silla en la CNDH ahora se amarró en la entrada de la dependencia.

Otra de las madres que no pudo ingresar fue Erika Martínez, madre de una víctima de abuso sexual, argumentando que no estaba en una lista. Ella también formó parte de la toma de las instalaciones desde un inicio.

Las autoridades sólo recibieron a algunas integrantes del Frente Nacional Ni Una Menos, entre las que están su vocera Yesenia Zamudio, cuya hija fue víctima de feminicidio hace cinco años.

Con información de Jorge Butrón y Otilia Carvajal.

ntb