Inicia vacunación del sector salud

La vacuna, un regalo para combatir al enemigo invisible de la pandemia

María Irene Ramírez que se desempeña como enfermera es la primera persona en recibir la vacuna contra el COVID-19 en México

Módulos de vacunación
Módulos de vacunación en la Ciudad de México.Otilia Carvajal
Por:

La vacuna de Pfizer llegó en nochebuena como un regalo para el personal médico de México que ha estado en la primera línea de una batalla de 10 meses contra "un enemigo invisible", el Covid-19.

El nombre de María Irene Ramírez, enfermera especialista, trascenderá como el de la primera mexicana que fue vacunada contra el virus SARS-CoV-2.

"Me da pauta para seguir ahora con más seguridad y con más bríos para seguir al frente de esta guerra de un enemigo invisible", expresó la enfermera del Hospital Rubén Leñero minutos antes de suministrarle el biológico.

La Plaza Cívica del Hospital General de México en la capital se transformó para dar inicio al plan de vacunación contra Covid-19 que no se detendrá, al menos, hasta inicios de 2022.

María Irene de 59 años está a cargo de la unidad de terapia intensiva del nosocomio ubicado en la alcaldía Miguel Hidalgo. Reconoció que estaba nerviosa, pero muy feliz. "Es el mejor regalo que pude recibir en 2020", dijo.

Vacunación
Personal de salud, los primeros en recibir la vacuna de Pfizer.

Entre aplausos los presentes celebraron la aplicación de la primera de 34.4 millones de vacunas de Pfizer en el país. No tomó más de 10 segundos, no hubo quejas o reacción adversa inmediata, era una buena noticia después de los estragos ocasionados por la epidemia.

La segunda vacuna fue para el doctor Fernando Molinar de 70 años, también del Hospital Rubén Leñero.

"No pudo haber mejor regalo navideño el día de hoy. Hemos vivido todos los médicos y el equipo de salud con muchísimo temor, hemos dado lo mejor que tenemos, hemos tenido una vida muy difícil en estos 10 meses", manifestó el jefe de la terapia intensiva del nosocomio.

A lo largo de la plaza del hospital se instalaron 10 módulos, cada uno con una mesa, una hielera y atendidos por un grupo mixto de personal de salud militar y civil.

El personal que porta su uniforme blanco ya tiene una mesa asignada para recibir el inmunizador. Todos respetan las medidas: sana distancia, uso de cubrebocas, caretas o goggles. A fin de cuentas, profesionales de la salud que han repetido estos pasos todos los días de su labor.

Otras 975 vacunas también llegaron al estado de Querétaro, donde la primera en recibirla fue la enfermera quirúrgica María Rosario Lora López.

María Rosario, quien tiene más de 26 años de trayectoria, recibió el inmunizador en las instalaciones de la 17/a Zona Militar en presencia del gobernador del estado, Francisco Domínguez y el titular del IMSS, Zoé Robledo Aburto.

Mientras continúa la vacunación, con una sonrisa, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud se acercó a los medios a mostrar una de las dosis que será aplicada a la población.

El recipiente mide apenas unos centímetros, tan delicado que solamente lo sostuvo con la punta de sus dedos. Levantó su pulgar en señal de una conquista ganada contra la pandemia.

Vacunación
.Otilia Carvajal

De manera simultánea en el Estado de México, Daniel Díaz Domínguez, médico cirujano fue el primero en la región en recibir una de las casi tres mil dosis que arribaron ayer.

Daniel es jefe asistente interno del Hospital Militar de la zona, el cual se dedica 100 por ciento a la atención de pacientes con la enfermedad. Allí asistieron el mandatario estatal, Alfredo del Mazo y el director del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda. 

Personal expuesto al Covid-19, los primeros en vacunarse

La primera etapa del plan de vacunación abarca a todo el personal de salud en la atención de Covid-19. Principalmente hay médicos y enfermeras, pero también los camilleros, asistentes médicos, residentes y químicos laboratoristas hacen frente a la pandemia.

Una de estas trabajadoras de la salud es Luz Vicencio, química del Hospital Central Norte de Pemex. Ella forma parte del primer escalón de la cadena de profesionales que atienden a pacientes con Covid-19.

Ayer, a Luz le ofrecieron la oportunidad de acudir al arranque de la vacunación. Aceptó sin dudarlo, era el momento que miles de trabajadores de la salud estaban esperando.

"Le tomamos muestras a los pacientes tanto para PRC como de sangre. Nos toca ver cómo se ponen, cómo evolucionan, también nos toca muchas veces que fallecen. Preferimos tomar precauciones", expresó la mujer de 30 años a La Razón.

Con una sonrisa que podía apreciarse a pesar del cubrebocas dijo que estaba muy feliz por ser de las primeras en tener la protección contra el virus. "Como dijo la enfermera (María Irene Ramírez), es como un regalo de Navidad", agregó.

Luz está sentada, con sana distancia, junto con otras 40 personas en un pasillo techado dentro del Hospital General, al lado de la Plaza Cívica donde la aplicación no se detiene ni un minuto.

Módulo de vacunación y área de espera después de la aplicación de la vacuna, donde deben permanecer 30 minutos.Otilia Carvajal

Son el personal de salud que ya recibió la vacuna. Deben esperar media hora, por precaución, para detectar alguna reacción alérgica al biológico.

Aseguró que no se siente mal ni tiene ningún síntoma. "Han dolido más otras vacunas", bromeó.

Al fondo del pasillo, una brigada de vacunación toma los signos vitales de las personas que ya fueron vacunadas para descartar una anomalía.

En sólo 60 segundos las enfermeras realizaron el procedimiento. Una le colocó el aparato de la presión en el brazo izquierdo; mientras esto ocurría, la otra enfermera puso un oxímetro en su dedo pulgar para asegurarse que su nivel de oxigenación es correcto. Saldo blanco, ningún signo de alarma.

Durante este jueves serán inmunizados más de mil 400 trabajadores de la salud en Ciudad de México, Estado de México y Querétaro que deberán volver el 14 de enero, en 21 días, para su segunda dosis.

Así inicia el camino para proteger a la población mexicana luego de que la pandemia ha cobrado ya 120 mil 311 vidas.