Cuadro médico para bebés

¿Cómo y dónde vacunar a tu recién nacido durante la pandemia por COVID-19?

La llegada del COVID-19 obligó a las autoridades a cambiar la logística de vacunación en todo el país

16
Las vacunas a los menores se les deben de aplicar desde los primeros días del su nacimiento.Foto: Archivo.
Por:
  • Antonio López

Aún con la pandemia y el llamado de las autoridades a quedarse en casa, es posible aplicar las vacunas a tus hijos de forma segura.

La llegada del COVID-19 obligó a las autoridades a cambiar la logística de vacunación en todo el país. Desde abril del año pasado, la Secretaría de Salud implementó clínicas y hospitales “no Covid”, que son a las que usted puede acudir con su bebé sin que haya riesgos de contagio.

Lo que debe de hacer es ir a la clínica que le corresponde, ya sea del IMSS, ISSSTE, o cualquier otra institución, para que ahí le indiquen si cuentan con las vacunas, o bien, ser canalizados a otra clínica u hospital.

Lo anterior es importante, ya que incluso antes de llegada la pandemia, México registró un déficit en la cobertura de vacunación, problema que se ha complicado con la presencia del Covid-19. Actualmente la vacuna contra la tuberculosis BCG está agotada a nivel nacional, mientras que la triple bacteriana DTP, y el biológico contra el sarampión, están escasas.

En el caso del Seguro Social, se puso a disposición el teléfono 800 681 2525 donde puede agendar una cita de manera rápida y sin filas, además de consultar la disponibilidad de vacunas en las diversas clínicas.

Qué vacunas deben ponerse

Es necesario que los recién nacidos cuenten con al menos siete vacunas, que permiten protegerlos contra enfermedades graves que se pueden contraer durante la etapa infantil.

Durante el primero y segundo mes de nacimiento, se recomienda aplicar la segunda dosis de la vacuna contra la hepatitis B (VHB), ya que de manera universal la primera se pone al nacimiento.

A partir de los dos meses, es necesario aplicar la DTP contra la difteria, el tétanos, y la tosferina; también se debe colocar la vacuna contra la Haemophilus influenzae tipo B; la VPI para contrarrestar la poliomelitis; la PCV contra el neumococo; la BCG para evitar tipos graves de tuberculosis; así como la vacuna contra el rotavirus RV.

En algunos casos, los menores con alto riesgo de desarrollar una meningitis bacteriana podrían recibir la vacuna antimeningocócica, sin embargo, esa es decisión del médico dependiendo de los estudios que se le hayan realizado al bebé.

Todas las vacunas pueden provocar reacciones que se consideran normales, como fiebre e irritabilidad.

También es importante destacar que el sector salud proporciona todas las vacunas antes mencionadas de manera completamente gratis, se sea o no derechohabiente.

Así que ya lo sabes, vacunar a tu recién nacido es seguro durante la pandemia de la COVID-19. Asegúrate de estar al día con sus vacunas, revisa su carnet de vacunación o contacta al servicio de salud que te corresponde para preguntar si le falta alguna dosis.

Solo una persona podrá ingresar con el menor al centro de salud para sus vacunas, y además debe de acudir protegida usando cubrebocas o mascarilla.