En San Lázaro

Con votación dividida, diputados avalan en lo general consumo lúdico de marihuana

Luego de tres horas de haber iniciado el debate, legisladores avanzan en el Pleno la aprobación del consumo lúdico de la mariguana; comienza análisis en lo particular con 215 reservas

7
Discusión en San Lázaro.Foto: Archivo.
Por:
  • Antonio López

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general el dictamen que regula el consumo lúdico de la marihuana.

Se avaló por 316 votos a favor por parte de Morena, PVEM, PRD, MC y algunos legisladores del PT y el PES, 129 en contra del PRI y el PAN, así como 23 abstenciones.

El proyecto, que permite a las personas mayores de 18 años consumir marihuana de manera legal, confrontó a los legisladores.

De Morena, principales promotores de la iniciativa, mostraron pancartas con la leyenda “Cannabis legal”.

El legislador Arturo Roberto Hernández, aseguró que con la nueva ley se acabará con la perniciosa práctica del prohibicionismo, “para que quienes decidan hacer uso del cannabis no tengan que recurrir al mercado legal para adquirirlo”.

Mientras que Simey Olvera, de la misma bancada, aseveró: “No sean mochos, no se limiten, fúmense un cigarrito, porque la mota legal eleva la moral

En respuesta, Cynthia López, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) sacó una bolsa en cuyo interior había 28 “churros de oregano” de un gramo cada, para mostrar el número de cigarrillos de marihuana que podrán comprar los jóvenes.

“Y si los hacen de medio gramo podrá consumir 56 churros en cada tienda. Yo nada más les digo algo, el día de mañana sus hijos estén consumiendo les dirán “si tú la legalizaste cuando eras diputado, papá y mamá””, aseveró.

Los diputados del Partido del Trabajo, aliados de Morena, se dividieron:

Mientras que el diputado Francisco Favela pidió como legislador y como médico ampliar la edad para consumir de manera legal hasta los 25 años, “ya que diversos estudios de la neurociencia nos indican que la madures neuronal del cerebro tiene lugar a esta edad”.

Luis Enrique Martínez, de la misma bancada, llamó a avalar el proyecto.

“Cuántos de los que están aquí no han disfrutado de una copa de vino, de una cerveza, cuántos son fumadores de tabaco, ambos fueron considerados ilegales, y hoy su uso normalizado y aceptado socialmente”, declaró.

En su oportunidad, Jaime Ramírez Barba, del Partido Acción Nacional denunció a Morena por aprovechar una corrección legislativa “simple y sencilla” que solicitó la Suprema Corte para ir mucho más allá.

“Como se dice: agarró por su cuenta la parranda, creando una ley que tiene muchísimos más intereses, y que estoy cierto, dañará a la salud humana”, demandó.

¿Qué autoriza el plan del consumo lúdido de la marihuana?

El dictamen autoriza poseer hasta 28 gramos de cannabis, así como permitir el cultivo de hasta seis plantas en sus domicilios u ocho en caso de que habite más de un consumidor.

Sobre ese apartado, la diputada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, señaló que la minuta “pretende que con ampliar los gramos se resuelve el problema, pero en los hechos se sigue penalizando el consumo”, mientras que Adriana Paulina Teissier, del Partido Encuentro Social, cuestionó:

“Se sigue penalizando, llevar un gramo más de los permitido derivará en una multa, o qué ¿cada policía sacará una báscula para pesarlo?, o como ocurre actualmente, ¿se recurrirá a la extorsión, amenaza y violación a los derechos humanos?”.

La iniciativa, que será devuelta al senado al haber sido modificados 53 de los 64 artículos, dio marcha atrás a la creación del Instituto Mexicano de la Cannabis, y establece que sea el Consejo Nacional contra las Adicciones (Conadic) el que atienda el tema; también se cambió el concepto de “consumo abusivo” por “consumo problemático”; y se determinó que la Conadic sea la autorizada para emitir licencias para cultivar, comercializar y vender marihuana.

Al respecto, Frida Esparza, del PRD, sostuvo que los permisos y licencias debieron quedar a cargo del Instituto que se había ordenado crear desde el Senado, “pero con el objeto de no destinar recursos para este fin, ahora confieren esas funciones a la Conadic”.

Sobre el mismo tema, Mariana Rodríguez Mier y Terán, del PRI, solicitó una moción suspensiva por considerar que el dictamen carece estrategias para que las comunidades sean incluidas en la cadena productiva, “lo que favorecerá a las empresas transnacionales”.

Respecto de las sanciones, se plantea castigar a aquellos que comercialicen la marihuana sin autorización, que va desde una pena de tres años de prisión cuando la cantidad sea entre 200 gramos y 5.6 kilogramos, pero de ser superior a ésta, serían de cinco a quince años.

También establece sancionar la posesión con fines de comerciar el cannabis, con prisión de tres a siete años, cuando la cantidad de que se trate sea superior a 5.6 kilos e inferior a catorce kilos.

Finalmente, establece sanciones a la posesión simple con prisión de diez meses a tres años, cuando la cantidad de que se trate sea superior a 5.6 kilos e inferior a 14 kilos.

Tras su aprobación en lo general, inició el debate en lo particular con 215 reservas.

fgr