Insisten OTAN y GB en enviar armas

Anticipan larga guerra; Zelenski descarta ceder

Aliados reiteran que el mejor apoyo es el armamento para garantizar la resistencia de los combatientes; piden a Putin no escalar a conflicto nuclear; el presidente de Ucrania advierte que no se entregará ningún territorio

Dos mujeres  caminan entre zonas bombardeadas en ciudades al este de Ucrania, ayer.
Dos mujeres caminan entre zonas bombardeadas en ciudades al este de Ucrania, ayer.Foto: AP
Por:
  • La Razón Online

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) reiteró el llamado a suministrar armas a Ucrania, pues la guerra con Rusia se prolongará “años”, mientras que el presidente Volodimir Zelenski rechazó cualquier tipo de concesión territorial al invasor que avanza en Donbás, pues el mar Negro es y “será ucraniano”.

El líder del organismo, Jens Stoltenberg, sostuvo a las naciones que integran la alianza estratégica “debemos prepararnos (la guerra) podría tomar años”, al ser cuestionado por el diario alemán Bild sobre si será un largo conflicto y advirtió al mandatario ruso, Vladimir Putin, que dicha situación no debe escalar a una guerra nuclear, pues algo así “nunca se debe librar”.

A unas semanas de la Cumbre de la OTAN en Madrid, en la que se espera la participación de Zelenski y posibles entregas de armamento, apuntó que de este apoyo depende el avance de los combatientes y la situación mundial, pues en pocos meses esta crisis ya provocó aumentos en el precio de la energía y de los alimentos, hecho que continuará por años, elevando el riesgo de hambruna en varias naciones.

Debemos prepararnos (la guerra entre Rusia y Ucrania) podría tomar años...

Jens Stoltenberg
Secretario general de la OTAN

Y reiteró que en respaldo a quienes llevan 115 días defendiendo “valientemente” su país urge seguir enviando equipo, pues con “armas más modernas puede expulsar a las tropas de (Vladimir) Putin”, en referencia a lo ocurrido en Járkov y Kiev hace unas semanas. Agregó que, pese a los fuertes combates, los defensores siguen luchando como al inicio y diario “pagan con muchas vidas” ante lo que denominó como una “brutal” invasión.

Asimismo, Stoltenberg refirió que Rusia pasó de ser un socio importante en la región a “una amenaza a la seguridad, la paz y la estabilidad”.

Tras sus declaraciones, el gobierno británico hizo eco de estos llamados para seguir nutriendo militarmente a las tropas locales. El primer ministro, Boris

Johnson, coincidió que es posible que esta situación se prolongue por años, sin dar un estimado, por lo que consideró que la mejor ayuda es dar más armas para responder a un ejército que aún cuenta con capacidad armamentista.

Y es que, pese a la resistencia mostrada por los soldados ucranianos, se teme que los ocupantes sigan expandiendo su zona de poder e intenten retornar a Járkov, en donde ayer destruyeron equipo recién enviado por países de Occidente, con el objetivo de instalar otras bases en ese punto y reforzar el corredor que buscan tomar desde la frontera y por toda la zona sur de la nación invadida, por lo que siguen los ataques aéreos en Severodonetsk y Lisichansk, que han dado evidencia de poderío ante el rival en las últimas semanas.

Tenemos que armarnos de valor para una guerra larga

Boris Johnson
Primer ministro británico

Los de Putin han logrado adentrarse en Donbás, con miras a tomar el control total de la zona separatista, gracias al apoyo de líderes prorrusos; sin embargo, Zelenski dijo que, pese a ligeros avances, no les entregarán ningún territorio, pues Ucrania seguirá siendo de ellos, incluyendo Donetsk y Lugansk, mientras que el gobernador de esta última zona, Sergi Haidai, calificó de mentira las versiones de que los rusos ya controlan toda la ciudad; aunque reconoció que sí hay una amplia zona bajo su mando, recordó que aún tiene buenas posiciones y la mejor muestra es que los rusos están lanzando todas sus reservas.

El presidente agregó que no permitirán que Rusia les arrebate lo que es suyo, pues “no le daremos el sur a nadie y el mar será ucraniano”, lo que recuerda que hace ocho años Rusia les quitó Crimea, hecho por el que las diferencias entre ambos gobiernos se acrecentaron desde 2014 y esta semana se intensificó la embestida por la espera de la decisión de la Unión Europea (UE) para adherir a Ucrania al bloque regional.

Y reiteró que sus soldados siguen luchando por replegar a estos invasores y mantener el suministro de granos y cereales a otras naciones, pese a los obstáculos de los rusos en los puertos de la región y la desaparición o deportación forzada de cientos de ucranianos, con quienes se perdió contacto en los últimos días.