Durante seis días han afectado a la nación

Aviones europeos apoyan a Turquía a socavar llamas

La Unión Europea envió tres aviones de extinción de incendios para ayudar a Turquía a atacar los incendios

Aviones europeos apoyan a Turquía a socavar llamas
Aviones europeos apoyan a Turquía a socavar llamasFoto: Especial
Por:
  • agencias I

La Unión Europea envió tres aviones de extinción de incendios para ayudar a Turquía a atacar los incendios que desde hace seis días han afectado el sureste de la nación.

En el marco del Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea, dos aviones Canadair de España y uno de Croacia fueron enviados para ayudar al país gobernado por Recep Tayyip Erdogan.

“La UE es completamente solidaria con Turquía en este periodo tan difícil. (...) Nuestros pensamientos están con el pueblo turco, que perdió a seres queridos, y con los valientes socorristas que dan el máximo para luchar contra los mortales incendios”, afirmó el pasado domingo el Comisario europeo para la gestión de crisis, Janez Lenarcic, en un comunicado.

La Dirección de Bosques, un organismo público turco, informó ayer que de los 130 incendios que se declararon en todo el país en seis días, siete siguen activos.

Además, las autoridades indicaron que el fuego ya causó la muerte de ocho personas.

El alcalde de Bodrum, Ahmet Aras, informó que frente al avance del fuego que amenaza su ciudad, Antalya y Marmaris (suroeste), cientos de turistas y de residentes fueron evacuados hace dos días de sus casas y hoteles.

Señaló que más de mil 100 personas fueron también movidas en barco, ante la gravedad de hacerlo por carretera.

Voluntarios de las demarcaciones afectadas se han acercado a ayudar a los más de cuatro mil bomberos desplegados sobre el terreno para combatir los incendios.

En la ciudad de Marmaris, los civiles también se desplegaron y comenzaron a distribuir agua, comida, cremas contra las quemaduras y ropa ignífuga a quienes se encargan de socavar el fuego.

En tanto, otros voluntarios ponen de su esfuerzo humano.

“Muchos habitantes de Marmaris, como yo, no podemos dormir tranquilamente con estos incendios. Tenemos que impedir que arda nuestro futuro”, dijo un voluntario a medios locales que se encontraban en el lugar.